sábado, 23 de mayo de 2015

Hoy el post lo hace Teodoro Boot: Sueños de arena



El detalle oligofrénico

Sueños de arena

Teodoro Boot

Durante cinco años, entre 1899 y 1904, a Isabelle Eberhardt se le dio por recorrer el Magreb a caballo, vestida de tuareg.

El disfraz incluía nombre y apellido: Mahmud Saadi. Más la costumbre de emborracharse, fumar kif y frecuentar los prostíbulos, se dice que no para yacer con mujeres sino para observar a los hombres. Y algo de eso hubo, ya que sus amantes fueron muy numerosos, de todas las razas y creencias: católicos, protestantes, judíos, musulmanes, europeos, árabes, armenios y turcos pasaron por su cama, o su saco de dormir o lo que sea donde se le ocurriera acostarse.


Vagabundo

Cabe pensar que para sus amoríos adoptaría la identidad de Nadia, o de Mariam, o simplemente se conformaría con ser Isabelle, pero nada es seguro: esta extraña mujer seducía completamente a esos extraños hombres que caían rendidos ante su apariencia andrógina. Era, ciertamente, casi un auténtico muchacho, esbelto, de elevada estatura, aires y maneras viriles, manos largas y finas, rostro de pómulos altos, cutis claro y una mirada inquietante.

Había nacido en 1877, en Ginebra, hija de las relaciones extramatrimoniales de una aristócrata alemana con un sacerdote de la iglesia ortodoxa armenia, nihilista, libertario y estrecho amigo de Mikhail Bakunin.

Sus primeros años transcurrieron en un mundo cerrado, marginal, diferente al habitual, donde fue incubando una mórbida pasión romántica por su hermano Agustín. El aislamiento, sumado a su desorden afectivo y sentimental, amenazaba con hacerla estallar. El mundo exterior y particularmente el árabe, la atraía apasionadamente. Así, mientras comenzaba a interesarse en el Islam, trabó una intensa relación epistolar con varios intelectuales árabes, en particular con Abou Nadara, director de una revista parisina, para quien ella era Nicolai Padolonski.

Su gran proyecto: una novela autobiográfica que, ya antes de empezar, tenía nombre: Trimardeur (Vagabundo).


Para abrazar al Profeta

El vagabundeo comenzaría pronto, cuando junto a su madre abandonaran el hogar para instalarse en Bone, al noreste de Argelia. Es entonces que empieza a utilizar otros nombres, costumbre que iba mucho más allá de la adopción de “seudónimos literarios”, pues se conjugaba con su gusto por las ropas masculinas. De igual manera, se hizo habitual en Isabelle el uso del masculino para referirse a sí misma, o mismo.

También su relación con el Islam fue notable, y no bien llegadas a Bone, madre e hija abrazaron la fe del Profeta.

De alguna manera, el desierto exacerbó las contradicciones de su vida y, adoptada ya casi definitivamente una personalidad masculina, trató sin mucho éxito,de procurarse ingresos como corresponsal de algún periódico. La pronta muerte de su madre, junto a la noticia del suicidio de su hermano Vladimir, la sumieron en una profunda depresión, impulsándola a un escape hacia delante: Argel.

Será en Argel donde más se esfuerce por captar el alma de la cultura árabe, confundiéndose, enmascarándose entre las personas y las cosas. Y lo hace como todo en la vida, tan literal e intensamente como le es factible: travestida, por las noches se hunde en la vida marginal de la Casbah, en sus cafés y sus burdeles, donde ebria de alcohol y de hachís seduce a los hombres con su conversación y su perturbadora ambigüedad.

Parece razonable que haya sido raleada de la colectividad europea, pero es bastante sorprendente que, conocida su identidad de mujer, o al menos, sospechada a partir de la cantidad de amantes que tuvo, fuese aceptada por la comunidad árabe como un hombre hecho y derecho. Un contemporáneo europeo dijo de ella: “tomaba más que un legionario, fumaba más kif que un adicto y hacía el amor por el amor a hacer el amor”.

Respecto a sus amantes, no obstante su compulsión a asumir una personalidad masculina y sus frecuentes visitas a los prostíbulos, no se conoce que, en ningún caso, alguno de ellos haya sido mujer. La intensa amistad que la unió a la estudiante de medicina Vera Popova, la única compañía femenina que Isabelle haya aceptado jamás, parece haber tenido otro cariz y fue, en todo caso, compartida con Archivir, un joven diplomático turco de origen armenio, por quien se sintió intensamente atraída no bien lo conoció durante una breve visita a Ginebra.

Archivir fue su amante y su gran amor, pero no le correspondió en igual intensidad, dicen que atraído por una conjura de los jóvenes turcos contra el poder del sultán o simplemente interesado en los jóvenes turcos en general.

Más tarde, Isabelle se dirige a Marsella para reunirse con su hermano Agustín, que acaba de casarse con quien Isabelle llamará, no sin cierto desprecio, “la obrerita”.



La pasión del desierto

El casamiento de su hermano fue un golpe muy duro. "Estoy solo, escribe en su diario, como siempre he estado en todas partes, como lo estaré siempre en el gran universo, maravilloso y decepcionante".

Una vez en Marsella, acepta el encargo de la marquesa Mendes para investigar la muerte de su marido. ¡Volverá a Túnez! Se exalta: “Revestir lo antes posible la personalidad amada que, en realidad es la ‘verdadera’, y volver allá, al África, para reemprender mi vida...”.

Es entonces que Mahmoud Saadi recorrerá el Magreb montado en su caballo Suf, buscando compenetrarse cada vez más con el desierto, con el mundo árabe, con el Islam, a los que ve, todos, indisolublemente unidos, vueltos la misma cosa.

No le será fácil. Las autoridades francesas recelan de esa suiza de origen ruso y apellido alemán que, vestida como hombre y presa de serios apremios económicos, frecuenta exclusivamente los ambientes “indígenas”. Mientras, decidida a llevar su metamorfosis hasta el final, se incorpora a la secta musulmana Qadiri y se une como “escribano” a una caravana al mando del joven califa de Monastir.

En Béhim, un fanático de la secta de los tidjanyas intenta asesinarla y consigue asestarle dos sablazos. Cuando su agresor es juzgado en Constantine, la presencia, hábitos y creencias de Isabelle escandalizan más que el crimen en sí. El veredicto da cuenta de ello al condenar al culpable a trabajos forzados a perpetuidad –que Isabelle contribuirá a que sean reducidos a diez años– y a la víctima, a la expulsión del territorio francés.

Nunca se aclaró si el intento de asesinato fue inducido por una visión angélica –como declaró el agresor– o tramado por las autoridades coloniales, lo que bien podría suponerse en tanto en el juicio fue tratada más como acusada que como víctima.


Extrañas conductas

Vuelta a Marsella contrae matrimonio con el soldado argelino Ehuni Slimène, de quien dirá: “Slimène es el esposo ideal para mí, que estoy fatigado, cansado y harto de la soledad que me rodea”.

La pareja se radica en Tanas, a 200 kilómetros de la capital argelina. Isabelle vuelve a sus hábitos y atavíos masculinos, se mezcla en peleas y borracheras, fuma kif hasta derrumbarse, y mantiene numerosos amoríos.

La conducta de esa insólita mujer provoca los consiguientes escándalos, pero ella, que gracias a su matrimonio ahora es ciudadana, tiene derecho a deambular por las posesiones francesas.

Enferma de malaria, en Ain Sefra es ingresada al hospital, que abandona muy pronto, para descansar en su humilde casa de la parte baja de la ciudad. Pocos días después, una madrugada del 21 de octubre de 1904, la ciudad fue sorprendida por la súbita crecida de los ríos Sefra y Mulen, que la sepultaron en un alud de barro.

El periódico Akhbar da cuenta de la absurda tragedia que se llevó árboles de cuajo, la mayor parte de las casas de la zona baja, la mayoría de los rebaños y veintiséis personas. Entre ellas, Mahmoud Saadi, o Si Mamhoud Esaadi o Mahmoud ben Abdallah Saadi, o Nadia, Mariam, Nicolai Padolonski... o, si se prefiere, Isabelle Eberhardt.

Morir ahogada en el Sahara no es un mal final para la vida contradictoria, apasionada, de esta escritora que no publicó nada en vida y cuyos escritos dispersos en el desierto y cubiertos de lodo, serán rescatados por los soldados del general Lyautey, quien dijo no saber si amar en ella a la mujer de letras, al caballero intrépido o al nómada endurecido.

Parece ser que tampoco el general era de gustos muy ortodoxos.


viernes, 22 de mayo de 2015

Fernando avalado




Nuestro amigo Alfredo Silletta nos manda el link de su última nota en Diagonales en donde cuenta que el intendente de La Matanza y presidente del PJ PBA, Fernando Espinoza obtuvo el aval de la Presidenta para presentarse como precandidato en las PASO del FpV

Era el "3er hombre" mencionado por Daniel Scioli en una interna que parecía agotarse en Anibal Fernandez y Julián Dominguez y hasta ahora se decía que en la conducción se prefería que Fernando se quedase peleando por conservar su distrito, "la 5ta provincia" escencial para cualquier elección.  Hay tres precandidatos con chapa oficial entonces.

Su perseverancia sin embargo le ha dado frutos al obtener este aval y la interna peronista bonaerense se perfila bastante dura con un jugador de su peso territorial, a no ser que se den los rumores de los que hablamos en el post anterior.





Cristina gobernadora?





En medio de una interna bonaerense que aun no termina de acomodarse a la ingeniería electoral propuesta desde la conducción, vuelven a surgir los rumores de una candidatura a gobernadora de Cristina Fernandez, esta sería la mejor carta del oficialismo para ganar en primera vuelta según lo dicen las encuestas que la muestran con su imagen en alza. Un triunfo rotundo en la PBA aseguraría la elección nacional, sería muy dificil de compesar con buenas performances de la oposición en otros distritos. De estos rumores se hacen eco LPO aca e Impulso Baires aca.

Esto significaria un replanteo completo del tablero electoral tanto del oficialismo como en la oposición. Hasta ahora en el FpV hay tres candidatos que ocupan el podio: Dominguez, Anibal y Espinoza a los que hay que sumar la candidatura de Martín Insaurralde que a pesar de lo que decíamos en el post anterior no se ha bajado de la carrera. En la Rosada preferirían a ambos intendentes peleando para retener sus distritos pero hasta ahora se resisten al famoso "baño de humildad" sostenidos en sus aspiraciones, al menos hasta ahora, por el aval implícito de Daniel Scioli seguramente para darle algún margen de negociación en la interna oficialista.  Además serviría para despejar las dudas de aquellos dirigentes que están al borde de pegar el salto hacia el oficialismo y no terminan de concretarlo.

En la oposición en cambio el fantasma de una presentación de Cristina en la provincia se agita para terminar con las idas y vueltas alrededor de la unidad de candidaturas en la provincia para poder enfrentar a un oficialismo que se uniría en bloque detrás de esa candidatura excluyente. Esa hipótesis se refleja en las encuestas encargadas por el FR de las que habíamos hablado en un post anterior, miden a Sergio Massa y al Colo de Narváez en la categoría gobernador contra los precandidatos del oficialismo y especialmente contra Cristina Fernandez.

Como decíamos en el post que le dedicamos hace un tiempo al tema, todo dependerá de la palabra de Cristina. Puede ser solo una amenaza que termine de ordenar la interna o puede ser realidad.

Mientras tanto el rumor crece.




miércoles, 20 de mayo de 2015

Se bajó a pedido de Daniel?




El periodista Diego Shurman largó anoche en su cuenta de Twitter el mensajito que publicamos arriba acerca de la renuncia a la candidatura a la gobernación de uno de los más "duros de bajar" que venía mostrando encuestas con números más que favorables como mensaje de que resistiría la ola de "baños de humildad" pedidos por Cristina para acotar la oferta electoral del FpV.  Como respuesta al pedido, el ex intendente de Lomas y lugarteniente de Insaurralde, Carasatorre había dicho que "el baño de humildad es para los que miden 3 o  4 puntos", no dandose MI por aludido.

Coherente con su declaración de hace un par de días acerca de quienes competirían por la gobernación de la PBA, nómina que excluía explicitamente a Insaurralde, habría sido Daniel Scioli quien quebró la resistencia del lomense. 

Veremos si se confirma.



martes, 19 de mayo de 2015

Hoy el post lo hace Teodoro Boot: El amor tiene cara de mujer



El detalle oligofrénico

El amor tiene cara de mujer

Teodoro Boot

Debido a sus variados ingredientes –un monstruo devorador de muchachas encerrado en un laberinto, un arquitecto que junto a su hijo sale de él valiéndose de unas ingeniosas alas artificiales, un héroe de historieta que mata al monstruo y logra salir del laberinto gracias a un hilo que le da la princesa– la leyenda del Minotauro es tal vez una de las más atractivas, conocidas y vulgarizadas de cuantas componen la mitología griega.


Los dioses no son de palo

El Minotauro –mitad hombre, mitad toro– había nacido en la isla de Creta, donde vivía encerrado por orden del monarca Minos, con quien estaba de alguna manera relacionado.

De alguna inusual manera.

Para ver cómo, resulta necesario remontarnos al origen de Minos, hijo de Europa, hija a su vez del rey de Sidón, la ciudad más importante del Asia Menor. Ocurrió que mientras Europa jugaba en la playa con sus compañeras, el dios Zeus –que todo lo ve, lo oye y lo desea–, excitado ante su belleza, se metamorfoseó en un toro de resplandeciente blancura y cuernos semejantes a un creciente lunar; y fue a tumbarse a los pies de la joven.

Luego del susto inicial, Europa lo acarició y, enternecida por el melifluo animal, se sentó en su grupa, momento en que Zeus aprovechó para ponerse en pie y lanzarse el mar. A pesar de los gritos de la joven, se introdujo en las olas y la transportó hasta Creta, donde se unió reiteradamente a ella junto a una fuente, bajo unos plátanos que en memoria de esos amores obtuvieron el privilegio de no perder jamás sus hojas.

Si bien los estudiosos no lo aclaran, todo hace suponer que a los fines prácticos, el más grande de los dioses habría adoptado una apariencia humana. Prueba de ello sería que del tórrido romance nacerían Minos, Sarpedón y Radamantis, completamente normales, al menos desde el punto de vista fisiológico.

Minos reinó en Creta luego de disputar el trono con sus hermanos, para lo cual afirmó que los dioses se lo habían predestinado y que le concederían cuanto desease. Para probarlo, rogó al dios Poseidón que hiciera salir un toro del mar; en compensación, Minos lo sacrificaría en su honor. Poseidón envió el toro, prodigio que le valió a Minos el poder sin más discusión, pero, considerando que el animal era magnífico, rehusó sacrificarlo, despachándolo a sus rebaños en calidad de reproductor.

Las vacas de Minos saltaron de alegría. Minos, no, pues la venganza del dios sería terrible.


La vendetta

Minos había casado con Pasifae, que ya había dado al rey varios hijos cuando, inducida por Poseidón, comenzó a sentir un amor irresistible por el toro. No sabiendo cómo satisfacer su pasión consultó al ingenioso arquitecto Dédalo, a la sazón huésped en la corte de Minos.

Fue entonces que el artista ateniense construyó el más sofisticado juguete erótico de la Antigüedad: una vaquillona tan perfecta y tan parecida a un animal verdadero, que el toro se dejó engañar. Pasifae se metió dentro del artefacto y así, mientras el toro creía estar montando a una congénere, hacía el amor a la trastornada mujer.

El fruto de la aberrante coyunda fue el Minotauro, monstruo con cabeza de toro y cuerpo humano. O viceversa.

El nombre del Minotauro habría sido Asterión, y se dice que Minos, asustado y avergonzado de su apariencia, encargó a Dédado la construcción de un inmenso palacio, formado por un embrollo tal de salas y corredores que nadie era capaz de encontrar la salida. Excepto el propio constructor, que lo hizo por arriba.

En el laberinto quedó encerrada la bestia y periódicamente Minos le daba en pasto a los siete jóvenes y otras tantas doncellas que la ciudad de Atenas le pagaba como tributo.

Su hazaña reproductiva no impidió a Pasífae ser considerablemente celosa, llegando al extremo de hechizar a su esposo de manera que cada vez que Minos intentaba amar a otras mujeres, las pobres morían devoradas por las serpientes que salían de las ingles del rey. Sin embargo, es justo reconocer que tenía sus razones: Minos era insaciable y andaba siempre a la pesca de nuevos placeres, llegándosele a atribuir la invención de la pederastía: según una tradición, fue Minos el auténtico autor del rapto de Ganímedes, y habría sido amante de Teseo, el héroe ateniense que acabaría con el monstruo.


El bastardo recalcitrante

Ciertas leyendas dan al mito del Minotauro otras explicaciones a partir de la existencia de varios héroes cretenses cuyo nombre fue Tauro, “el toro”.

El más antiguo de ellos habría sido un príncipe de Creta que acaudilló una expedición contra Tiro, una ciudad fenicia cercana a Sidón, trayendo, entre otras cautivas, a la hija del rey del lugar. Este héroe pasa por haber fundado la ciudad cretense de Gortina y ser el padre de Minos. Señalan los escépticos que en las hazañas de este Tauro se originaría el mito del rapto de Europa.

Un segundo Tauro estaría más relacionado con el monstruo propiamente dicho. Se trataba de un general de los ejércitos de Minos, particularmente cruel. Los jóvenes enviados por Atenas no habrían sido inmolados por Minos, sino ofrecidos como premio en los juegos fúnebres celebrados en honor de Androgeo, hijo de Minos que había muerto en el Ática luchando contra un toro.

El primer vencedor de los juegos fue precisamente Tauro, que maltrató con exceso de crueldad a los adolescentes que había ganado. Para vengarse, el ateniense Teseo habría emprendido la expedición a Creta, pero no por su cuenta sino en connivencia con Minos, quien además de facilitarle los medios para el viaje, le entregó la mano de su hija Ariadna. Parece ser que el rey se había disgustado con su general, demasiado solícito con la reina Pasífae, que no era precisamente indiferente a los brutales encantos del soldado.

Una tercera versión pretendía que Tauro fuera un joven muy bello del que Pasífae se había enamorado y con quien concibió un niño en momentos en que Minos, atacado por una enfermedad secreta –ya saben, lo de las serpientes en las ingles–, estaba impedido de procrear. Sin embargo, el rey no se atrevió a dar muerte al niño y lo envió al monte. Ya crecido, el joven, a quien llamaban “Minotauro” por su parecido con Tauro, se negó a obedecer a los pastores que lo habían recibido de Minos, ocultándose en una profunda cueva desde la que pudo rechazar exitosamente a todos los que eran enviados en su busca.

Con el tiempo, la gente del lugar se habituó a llevarle cabras y carneros como alimento y se dice que en ocasiones el propio Minos le suministraba criminales condenados a muerte. En ese concepto habría recibido a Teseo, pero el ateniense llevaba oculta una espada, facilitada por Ariadna, con la que dio muerte al pobre bastardo.


La pura verdad

Según la interpretación más tradicional, a la muerte de su hijo Androgeo, Minos había exigido a los atenienses un tributo, pagadero cada nueve años, de siete jóvenes y siete doncellas, que entregaba al Minotauro, fuera éste un monstruo, un general o un hijo adulterino. Decidido a acabar con el dominio cretense, Teseo se ofreció a formar parte del tributo. Una vez en Creta, sedujo a Ariadna, con cuya ayuda consiguió salir del laberinto luego de matar a la bestia a puñetazos.

Si bien había prometido a Ariadna hacerla su esposa y llevarla a Atenas, la dejó abandonada en el camino en la isla de Naxos, donde la hallaría Dionisio, el más disipado y alcohólico de los dioses. Parece ser que Teseo estaba enamorado de Egle, hija de Panopeo. Sin embargo, dícese que a cambio de ciertos bochornosos favores, Minos le ofreció a su segunda hija, Fedra.

A pesar de que Teseo ya estaba casado con la amazona Antíope, contrajo matrimonio con Fedra, quien le dio dos hijos (Acamante y Demofonte), pero enamorada de su hijastro Hipólito, Fedra desencadenó una tragedia que la llevó al suicidio.

En cuanto a Ariadna, luego de ser abandonada en Naxos, fue la amante predilecta de Dionisio, quien abusó reiteradamente de ella y la hizo muy feliz.

El Minotauro, por su parte, no dejó descendencia: cuanta muchacha le ponían cerca, la devoraba.





lunes, 18 de mayo de 2015

Mide o no mide?




En el medio de tantas versiones, operaciones, negociaciones, rumores de nuevos garrochazos, ultimatums con pedidos de rendición incondicional y demás nos llega la noticia de que en el FR han comenzado a medir a Sergio Massa en la categoría de gobernador de la PBA, una opción que no era ni siquiera considerada por el tigrense y que ante cualquier insinuación respondía que él iba por la presidencia o por nada, que no iba a correr por la gobernación.

Durante el día, las negociaciones entre el PRO y el Colo De Narváez para armar la megaPASO opositora habían llegado a un punto muerto en donde el PRO exigía para seguir charlando que Sergio Massa se bajase de la carrera presidencial, la rendición incondicional de la que veníamos hablando.  El Colorado en su idea de ser el candidato a goberna de todos rechazaba esa posibilidad que incluso no depende de él.

Más tarde el PRO sacó un comunicado en donde dan por terminadas las conversaciones con el FR como vemos aca en Infobae y Sergio Massa tuvo sopresivamente de vocero al Pálido Lavagna desmintiendo cualquier rumor de arrugue:

"Massa no se baja. Está decidido. O se baja Macri o se debe hacer una PASO general. Creemos que frente al avance del Gobierno es necesario una acción de conjunto”.

Pero por las dudas, en este escenario incierto que no se sabe como terminará, el FR ha encargado mediciones de su lider contrastándolo con los precandidatos del FpV e incluso con Cristina Fernandez si se diese el caso de que compita por la provincia.  Nada definitivo, pero en el caso de tener que tomar una decisión tendrán las planillas con la data a mano.

Algo que hace muy poco tiempo ni siquiera consideraban, toda una novedad que puede anticipar un drástico cambio de objetivo si se diese el caso.

Si nos enteramos como viene dando lo publicamos.






Para Daniel quedan tres



Daniel Scioli luego de firmar un convenio con el CEO de FIAT, Cristiano Rattazzi mantuvo un diálogo con la prensa y se refirió a los precandidatos a gobernador de la PBA por el FpV, una nómina que viene achicandose a medida que sus integrantes deciden darse el célebre "baño de humildad" abandonando la carrera. 

Primero se refirió a los precandidatos salidos de su riñón:  Cristina Alvarez Rodriguez y Santiago Montoya descartando sus candidaturas y luego nombró quienes para él son los que en definitiva correrán en las PASO:

“Hace tiempos que hablé con ellos. Ellos priorizan en todo momento nuestro proyecto presidencial y cada uno de ellos está abocado a eso”. “Ya lo hablé con él (Montoya) en su momento, ya se están perfilando quiénes van a ser los candidatos en la Provincia. Los que ustedes han dado a conocer Julián (Domínguez), Aníbal (Fernández), Fernando (Espinoza). No he hablado con Martín de vuelta”. 

Toda una definición con un explícito apoyo a la candidatura de Espinoza con quien se lo ve muy seguido en diversas actividades y bajada de pulgar a la de Martín Insaurralde que el fin de semana venía retomando la campaña para la gobernación promocionando unas encuestas que le daban muy bien.  No se debe perder de vista que DOS es también un precandidato que debe ganar las PASO frente a Randazzo y una alianza con el intendente de La Matanza resulta estratégica para su proyecto presidencial. 

Solo tres entonces para Daniel.



El Colo opera por las megaPASO





El precandidato a gobernador de la PBA por el FR, ,el  Colo De Narváez se ha transformado en el principal operador de una megaPASO opositora que incluya en el acuerdo a derecha entre el PRO, la UCR y la CC al FR de Sergio Massa, compitiendo él por la PBA con el resto de los candidatos opositores. El principal argumento para concretar la alianza es que con dos candidatos opositores principales, más Stolbizer el FpV vuelva muy probablemente a ganar las elecciones nacionales y en la PBA:

"Para ponerle punto final al kirchnerismo, hay que unirse y ganar la elección como lo hicimos en 2009 y 2013. Vamos todos a una primaria donde la gente nos ordena". 

El Colo blanquea en los medios que mantiene conversaciones con el PRO para lograr esta confluencia y parece que estas negociaciones van por cuerda separada  y en paralelo a la linea de negociación que el fin de semana pasada se abrió entre Emilio Monzó y los coroneles de Sergio Massa, los intendentes José Eseverri y Joaquín De la Torre que manuvieron un par de encuentros bien narrados en este análisis de Diego Genoud.  La propuesta del PRO es negociar ir juntos pero dejando afuera a Sergio Massa (el "massismo sin Massa" según Pablo Ibañez) y el FR contraoferta las megaPASO compitiendo el tigrense por el premio mayor con Mauricio Macri, algo que los amarillos no están dispuestos a acordar.  Ni siquiera contemplan la muy mentada bajada de Massa para competir por la PBA, "eso ya fue" dicen los macristas y van por la rendición incondicional.  Tampoco Massa tiene ganas de resignarse a pelear la gobernación, en el caso de bajar su candidatura presidencial no lo haría.

Tal vez el hecho de exigir una decisión tan extrema que saca a Massa de la cancha sea la forma del PRO de rechazar el acuerdo aunque la idea parece ser estirar las charlas todo lo que se pueda y esperar que Massa se siga devaluando con el tiempo y los garrochazos de los dirigentes que lo vienen abandonando y trabajan para lograr un garrochazo mayor: el de De Narváez que lo dejaría al tigrense al borde el KO al perder a su principal candidato en su distrito base y un proveedor de financiamiento que anda bastante escaso.  En el FR aun esperan cortar la sangría y una recuperación del candidato que aun no llega para lograr pelearle a Macri en pie de igualdad.

Esta eventual incorporación del Colo al acuerdo de derecha tiene el aval de Elisa Carrió, no así la de Massa a quien ha fustigado insistentemente por los medios.

A un mes del cierre de listas, la ingeniería electoral opositora se sigue negociando y es muy probable que entonces el panorama termine siendo bastante distinto al actual si alguna de estas negociaciones llega a concretarse.




viernes, 15 de mayo de 2015

El tweet del día: el Cholito Posse se baja




Hace un par de horas el intendente de San Isidro y precandidato a gobernador de la PBA sin espacio definido Gustavo Posse renunció via las redes sociales a su candidatura como lo vemos en el tweet que ilustra el post y en este texto publicado en su muro de Facebook.

Una candidatura que en los últimos tiempos parecía que solo él quería al frustrarse una y otra vez sus intentos de correr con la boleta de Mauricio Macri. En el campo amarillo solo les parecía útil para encajarselo a la UCR y que lo lleven como su candidato adherido a la candidatura nacional de cartón de Ernesto Sanz en esa rara interna a derecha en donde uno es número puesto y el resto de los competidores va al bombo con el final anunciado. Los radicales que lo consideran útil cuando necesitan sus fichas para pelear una interna rechazaban de plano llevarlo como su candidato a gobernador. Y encima no medía nada, cosa que en estos días de pragmatismo electoral es lo peor de lo peor.

Traicionó a todos y todos al final lo rechazaron. Nadie lo quería, no podía terminar de otra manera.