lunes, 26 de enero de 2015

Hoy el post lo hace Teodoro Boot: El periodista que volvió del frío



Relatos de demencia y misterio

El periodista que volvió del frío

Teodoro Boot


El periodista Damián Pachter afirma que debió abandonar el país por razones de seguridad. Al parecer, viajó en primera instancia a Uruguay, con boleto de regreso para el 2 de febrero, informó Aerolíneas Argentinas, en lo que fue interpretado como un claro acto de acoso e intimidación. Pero luego, o simultáneamente o vaya uno a saber, siguió viaje a Israel, desde donde dio rienda suelta a una profusa locuacidad que, no obstante, si no consigue explicar por qué es más seguro un país en permanente situación de guerra que el siempre plácido y cordial paisito oriental, mucho más difícil de entender es la razón por la que divulgar la fecha de un pasaje de regreso (que, además, por lo que parece, el periodista no estaba dispuesto a utilizar) puede resultar un acto intimidatorio.


De todo lo que dice la mayor parte de la prensa respecto al caso y de todo cuanto dice el propio Pachter, hay en realidad muy poco que no resulte propio de un relato de misterio de Mel Brooks.


Llamada para el muerto


El principal y más inquietante misterio es la razón por la que el periodista habría sido perseguido: "No puedo volver más al país, al menos hasta el final de este Gobierno" tituló el matutino La Nación el domingo 25 de enero, para a continuación explicar: “El periodista que dio la primicia de la muerte del fiscal Alberto Nisman debió dejar el país y buscaría refugio en Israel”.


Más abajo, en la misma nota, el periodista explica: "Mi vida corre peligro y si no me voy sigue corriendo. Lo vinculo con lo de los tuits. Siento que les arruiné algo. Algo cambió", dijo en diálogo con el diario Clarín mientras, convengamos que no muy discretamente, dejaba el país desde el Aeroparque Metropolitano, "No puedo volver más, al menos hasta el final de este Gobierno. Estoy muy marcado", agregó.

La sensación de inseguridad del periodista habría venido, dijo, de que “Estás en el laburo, te das cuenta de algo, un mensaje que llega. Me venían tirando indirectas para rejarme (SIC La Nación) que empezaron luego de que publiqué los tuits con las transcripciones de la denuncia. Luego consulto con fuentes sobre lo que me pasa y confirmo lo que es un mensaje es que me están siguiendo".

Dudamos si atribuir la profunda incoherencia de este párrafo a serias dificultades de lectoescritura del redactor de la Tribuna de Doctrina o a un grave estado de perturbación mental del periodista fugitivo. Como sea, algo está mal ahí, más allá de si a Pechter o Pachter lo querían rejar o rajar o vaya uno a saber qué (este gobierno es capaz de cualquier cosa), como si el párrafo hubiera sido extraído del catálogo traducido en Laponia de un electrodoméstico fabricado en Taiwan. Como sea, su lectura resulta perturbadora y cualquiera se hubiera rejado o rajado al Uruguay, haya o no escrito los tuits que arruinaron algo de alguien.


Por si el lector, desatento o agobiado por el exceso de informaciones indemostrables y contradictorias, no lo recuerda, los tuits en cuestión decían:


A las 11:35 del 18 de enero: “Me acaban de informar sobre un incidente en la casa del Fiscal Alberto Nisman”.


Sasaan...

Y a las 12:08: “Encontraron al fiscal Alberto Nisman en el baño de su casa de Puerto Madero sobre un charco de sangre. No respiraba. Los médicos están allí.”

Sasasasaaaan...

Para concluir, luego de 50 minutos de angustiante suspenso: “Fuentes informan que se trataría de un supuesto suicidio”.

Más allá de que el señor Fuentes, difusor de las más inquietantes noticias, según descubriera Juan Carlos Onetti hace más de cuatro décadas, seguiría vivito y coleando, los tuits serían realmente perturbadores si una conjura gubernamental hubiera pretendido conservar indefinidamente en secreto la muerte del fiscal, quien, en los siniestros planes urdidos en las catacumbas camporistas, sería reemplazado por Aníbal Fernández, sin bigotes. De haber sido así, Pachter tendría serias razones para sentir preocupación, pero ¿qué riesgo entraña haber dado la primicia de una noticia que a los pocos minutos recorrió las redacciones de la mayor parte de los medios de Argentina y el mundo?

El asunto es muy preocupante, pues de ser ese el caso, el de haber dado la primicia, ¿quién es el que persigue a Pachter para rijarlo o rojarlo o vaya uno a saber qué de vaya uno a saber dónde? ¿Crónica TV? ¿CNN internacional? ¿Al Jazeera? ¿Radio Colonia? ¿FM La Tribu?


¿A quién le sopló la primicia Pachter para temer tanto por su vida? ¿O será cierto que el gobierno pretendía ocultar indefinidamente la muerte de Nisman y Pachter le escupió el asado?


Y lo más espantoso: ¿sería capaz de afeitarse el bigote Aníbal Fernández en aras del modelo nacional y popular? ¿Hasta tanto llega el fanatismo k?


Un espía perfecto



Pero si al llegar a este punto el lector se encuentra ya agobiado, eso es porque no leyó el estremecedor relato que el propio Pachter escribó para el periódico Haaretz. Dice el periodista fugitivo:


"Esa semana recibí varios mensajes de una de mis más viejas y mejores fuentes. Me urgía a visitarlo, pero en esos días de locura subestimé su propuesta"
, reconoció, volviendo a mencionar al misterioso señor Fuentes.


"El viernes estaba trabajando en la redacción del Buenos Aires Herald.com cuando un colega de la BBC me dijo que leyera la historia de la agencia estatal de noticias sobre la muerte de Nisman. El artículo tenía serios errores tipográficos pero el mensaje era aún más extraño: citaba un tuit mío que nunca escribí".


Furioso, no se sabe si por el falso tuit, porque Télam desmintió haberlo publicado o por los errores tipográficos, Pachter contó: "Insulté y pensé 'Voy a tuitear y van a ver'.”


¡Tiemblen villanos!


“Pero esperé unos minutos, dice Pachter, para tranquilizarme y darme cuenta que ese tuit era un mensaje encriptado".



Sasaaaan...

"Entonces se lo mostré a un amigo, quien me dijo: 'Andate ya para Retiro y vení a visitarme. Tenés que dejar la ciudad'. Fue alrededor de las 20:30. Tuve mucha suerte. Cuando llegué un colectivo salía en dos minutos. A dónde iba ese colectivo, tampoco lo revelaré jamás"
.


Sasaaan...



"Después de varias horas viajando, llegué a otra terminal de colectivos donde permanecí varias horas. Resultó ser un gran error: creo que fue el lugar donde alguien empezó a observarme. Pero no lo sabía en ese entonces"

Sasasasaaan...

Y tal como aprendió de tanto leer a Le Carré, Pachter explicó: “No me quería quedar mucho tiempo en ningún lugar, así que caminé a una estación de servicios que estaba cerca. Mi amigo me contactó y me dijo: 'Llego en 20 minutos'"


Para amigos como ese... Vean sino:


"Ya habían pasado dos horas desde que me senté cuando una persona muy extraña entró. Tenía puesto jeans, una campera de jean y anteojos Ray-Ban. Lo visualicé enseguida pero me quedé donde estaba. Estaba sentado a dos mesas de distancia”.


Pachter no ha de haber sido el único perspicaz que “visualizó enseguida” a ese extraño agente secreto que, con 38 grados de calor, pretendía pasar desapercibido vistiendo una campera de jean.


¿Pero no va el amigo y acercándose por atrás, le toca el cuello con un dedo?


“Salté como nunca lo había hecho en mi vida", explica Pachter que, también de una extraña manera, pretendía pasar tan desapercibido como el agente secreto.


“Estás un poco nervioso”, le dijo el amigo y agregó: “Te están vigilando, ¿no notaste al agente de inteligencia atrás tuyo?”


A parecer, la pregunta lo libró de la trompada o el tuit que le estaba por dar el cada vez más nervioso Pachter, quien sólo atinó a preguntar "¿El de jeans y Ray-Bans?".


"Sí", dijo el amigo


"¿Qué quiere?", preguntó Pachter.


El amigo no le contestó y le sacó una foto al agente secreto, quien se fue cinco minutos después. Pachner no explicó si en su subrepticia huida el discreto agente secreto se llevó por delante al mozo con una bandeja llena de botellas y vasos, pero revela que "Entonces tuve que considerar cuál era mi mejor opción, porque nunca es buena noticia que un agente argentino de inteligencia te esté siguiendo. No quería tomar un café conmigo, eso seguro ", admitió.


Tratándose de un tipo que andaba con campera de jean en pleno verano, seguro que lo quería invitar a comer una bagna cauda.


Los agentes argentinos de inteligencia son de lo más perversos. Menos mal que Pachter se pudo rejar a tiempo, que sino...









sábado, 17 de enero de 2015

Ahora no solo es Posse



Hemos venido siguiendo el nuevo culebrón bonaerense en donde el Cholito Posse no deja pasar micrófono para bajarle el precio a su aliado y defenestrarlo en todas las formas posibles. Si bien la relación entre ambos siempre tuvo sus altas y bajas, luego de la incorporación al FR del Colorado De Narváez la virulencia del sanisidrense viene creciendo a niveles insoportables para un espacio que tiene como objetivo llevar a su lider a la Rosada este año y viene recibiendo los embates más fuertes, o los que más duelen,  desde las entrañas de su propio armado.

Ahora a estos nubarrones renovadores en la 1ra sección electoral se suma el intendente del distrito más importante de su armado: Jesús Cariglino al que esta nota en Ambito lo da como armador de un espacio en donde confluirían intendentes provenientes del peronismo que venían jugando dentro del FR que pasarían a jugar en favor de la candidatura de Mauricio Macri:

Mauricio Macri ya conversó telefónicamente con Martín Insaurralde. El jefe de Gobierno porteño hará una escapada a Pinamar, corazón político y turístico del Frente Renovador de Sergio Massa durante enero. El objetivo, alejado del descanso que ya logró en la patagónica Villa La Angostura, es inequívoco: fracturar el conurbano bonaerense y arrebatarle al massismo al menos media docena de intendentes peronistas, incluido Martín Insaurralde.

La primera cita del jefe de Gobierno porteño en Pinamar será con un viejo conocido, el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, quien nuncá cortó puentes con el PRO. Cariglino, formalmente enrolado en el massismo, es el vértice de un armado de jefes comunales del peronismo que están recalculando su destino político. Este barón del conurbano, que ejerció su oposición al kirchnerismo aún antes de la conversión de Massa en adversario de la Casa Rosada, logró construir su propia estructura política y, será tentado por Macri por incorporarse al PRO.

Cariglino, quien ya organizó en su municipio reuniones del denominado PRO peronismo, donde también milita Fernando "Chiche" Niembro, es el puente de oro entre el macrismo y el peronismo de la provincia de Buenos Aires que está alineado con Massa. El eventual desembarco de este intendete que apoyó la candidatura presidencial de Eduardo Duhalde contra Cristina de Kirchner en 2011, cuando Massa todavía pertenecía al Frente para la Victoria, podría arrastrar a varios jefes comunales: Luis Acuña, de Hurlingham, Sandro Guzmán, de Escobar, y Federco Achaval, de Pilar, en representación de Humberto Zúccaro, quien se recupera de una enfermedad. 


Uno podrá creer o no en esta nota, pero la cita en Pinamar está firme y el mismo Jesús Cariglino le da luego esta entrevista a Infocielo en donde no desmiente lo publicado por Ambito sino que confirma sus conversaciones con el PRO aunque toma distancia de las declaraciones de Posse y reafirma que continúa en el FR:

En ese contexto, algunas versiones periodísticas apuntan a que Mauricio Macri lo tentará para dar el salto a las filas del PRO, y Cariglino no lo descarta. “Es posible… no es que yo me vaya con el PRO, con el PRO venimos charlando, nunca hemos perdido la charla, yo tengo mucho respeto por Mauricio Macri, pero  estoy trabajando con el Frente Renovador con Sergio Massa”, indicó. Y agregó: “Yo he estado donde he querido estar. Cuando yo no me siento bien en un lugar me voy. Tendría que pasar algo en el FR que me sienta ofendido o se me destrate y ahí yo tengo derecho a elegir. Pero hoy o por hoy yo sigo trabajando como el primer día”.

 No es tiempo tampoco todavía de anunciar fracturas y pases y seguramente hay mucho que conversar para dirigentes que en su momento fueron parte de un incipiente armado amarillo en la PBA y llegadas las instancias de las legislativas no les quedó otra opción que cerrar con Sergio Massa ante el abandono del que hasta ese momento era su lider frente a la estrella ascendente del tigrense.

Mal momento para que afloren dos grietas en la base territorial bonaerense del FR cuando a duras penas tratan de armar algo competitivo fuera de los límites de la PBA para las presidenciales de este año. Massa pasa del armado a la contención de lo que había venido juntando.  Que extraña carambola se dio para que la apretura del frente hacia el Colorado genere que puedan comenzar a alinearse los planetas en la PBA en favor de Mauricio Macri cuando poco y nada el porteño ha venido haciendo en todo este tiempo para lograrlo. 

Continuará.




 

miércoles, 14 de enero de 2015

El otro culebrón bonaerense





"Somos amarillos",  dijo un estrecho colaborador possista ante la pregunta de que rumbo tomarán, en estricto off the record.


Quien haya venido leyendo este blog no le resultará una novedad que el intendente de San Isidro, el Cholito Posse se muestre crítico respecto del rumbo que toma el FR de Sergio Massa y su ferrea oposición a la eventual incorporación del lomense al llamado "club de candidatos" a la gobernación bonaerense del espacio,  calificación disparada luego de que se sume a este club el Colorado De Narváez y su legendaria billetera siendo recibido con los brazos abiertos por el tigrense.

Hace un par de días, el operador del sanisidrense en la Legislatura PBA, el diputado provincial Walter Carusso pegó en su cuenta de Twitter el link a esta nota de La Noticia Web en donde especulan con una eventual partida del massismo de los precandidatos  Darío Giustozzi, Mónica López y Gustavo Posse en el caso de concretarse la incorporacón de MI y luego Carusso agregaría:  “Si Martín Insaurralde viene al massismo, los que respondemos a Gustavo Posse nos vamos del espacio porque políticamente pensamos distinto".




Y hoy Posse aparece en esta nota de Clarín haciendo durísimas declaraciones y bajandole el precio al mínimo al tigrense al pedir que se baje de su candidatura presidencial y acuerde ser el candidato a vicepresidente de Mauricio Macri. Posse relega a Massa al segundo lugar porque:

“En una escala superior juega Scioli, que nos guste o no nos guste es Gobernador hace ocho años. Macri también viene de una escala superior. Tiene un lugar de largada nacional, porque la Ciudad es una gobernación”

La crítica se extiende también a la estrategia de armado del FR luego del triunfo en las legislativas del año pasado:

“Sacamos 43 puntos. Teníamos a Mauricio y sus 18 puntos adentro y lo ningunearon. Teníamos entre 5 y 8 puntos de votantes de Scioli y además está el famoso amesetamiento de Massa que dan todas las encuestas”, calcula.   Al hijo de Melchor Posse no lo entusiasma el desembarco de Francisco de Narváez en el massismo. “No es que nosotros somos súper fuertes en la Provincia. Con este Club de precandidatos, con esta federación de candidatos, tenemos entre 18 y 20 puntos (de intención de voto) y a esta altura se suponía que seríamos entre 70 y 80 intendentes”.

Posse se incorporó al FR en el cierre de listas cuando Mauricio Macri decidió desertar de la competencia en provincia ante la atropellada de Sergio Massa y diluír lo poco que había armado en provincia en el espacio renovador, decisión cuyas consecuencias arrastra hasta hoy al no contar con una base sólida en el primer distrito argentino para su candidatura presidencial.  A pesar que en la nota lo niega, al partir Posse del FR volvería a las huestes amarillas abriendo una grieta en el hasta ahora sólido armado del tigrense en la 1era sección electoral de la PBA.

El salto lo convertiría al sanisidrense en el candidato amarillo bonaerense,  un déficit que genera un agujero en el armado PRO nacional que hasta ahora no han podido llenar.  Incluso hemos hablado en entradas previas que hace un tiempo hubo una movida en la UCR PBA que intentaba alinear buena parte de la dirigencia radical detrás de una candidatura de Posse alentada por el origen y prosapia radical del eventual candidato. La movida se vino desinflando al ritmo de que las dirigencias locales del radicalismo viene cerrando acuerdos con el PRO o el FR en el medio de la absoluta falta de liderazgo y conducción del partido centenario provincial. Cada cual ha venido cerrando lo que puede y como puede.

En el PRO trascendió que lo recibirían al Cholito con los brazos abiertos aunque el Cousin Jorge Macri, único intendente bonaerense de origen PRO puso algunos tibios reparos. Es lógico, Jorge debe andar cansado de que las grandes decisiones partidarias le pasen por arriba de la cabeza sin poder influir en forma alguna.  No sería un gran obstáculo de todas formas.

Como dijimos, el tema de la vuelta de Posse al PRO no es nuevo y surge periódicamente aunque esta vez parece ser más intensa. Será la definitiva?





viernes, 9 de enero de 2015

Eramos pocos...



Se venía anunciando y el hombre no dio tantas vueltas como Insaurralde y seguramente no puso tantas condiciones para incorporarse al Frente Renovador y será uno de sus precandidatos a gobernador.

Luego de la debacle electoral del 2013 en donde no llegó al 5% de los votos y de haber intentado ser el candidato a gobernador de Daniel Scioli al que le aportó buena parte de los cuadros políticos que le quedaban, el Colo De Narváez se decidió dar la pelea dentro del massismo. No llega con mucho más que su figura y su gloria pasada, pero es un dirigente conocido e instalado que con eso solo nada más puede darle pelea a los múltiples precandidatos al sillón de Dardo Rocha del espacio renovador.

Que le aporta entonces el Colorado al massismo? Lo primero es la garantía de una interna competittiva en la PBA en donde si bien en el FR existen un montón de candidaturas la duda es cuantas de ellas tendrán los recursos necesarios para una campaña y la logística para sostener la boleta el día de los comicios.  De Narváez llega al FR diezmado en su estructura pero la leyenda dice que su billetera se banca este desafío y algunos más con lo que el financiamiento de esra nueva aventura estaría garantizado.

Le mete presión además a Martín Insaurralde y sepulta la pretensión del lomense de saltar al massismo con la garantía de correr con cierta ventaja en la dura interna renovadora y le suma a Massa en la pelea de incorporar a su espacio todo lo que sea opositor en la provincia. El perfil del Colorado además refuerza la condición frontalmente opositora del FR, un lugar que algunos evaluaban estaba perdiendo frente a Mauricio Macri.

El Colo entonces encontró su candidato a presidente para las elecciones del 2015, una pelea que muchos pensaban que luego de los sucesivos fracasos electorales y alianzas frustradas dificilmente iba a dar.





miércoles, 7 de enero de 2015

Jugando al borde





Andamos de vacaciones y hemos bajado el ritmo del posteo al mínimo, en un enero político que no deja mucho espacio para la pausa porque, como era previsible, la interna del FpV se calienta y comienza a ocupar todo el espacio y todo indica que lejos de establizarse la cosa irá creciendo.

En medio de su "verano naranja" en la costa, Daniel Scioli no pudo dejar de protagonizar un nuevo episodio de los que nos tiene acostumbrados que tensan la cuerda en la interna oficialista juntandose a confraternizar alegremente con el enemigo del espacio que según él aspira a representar.  Una "sobreactuación" (Carlos Montero dixit) calculada.

La contradicción es más que evidente, es más: es puesta en relieve adrede por el candidato y a partir de allí se disparan una serie de especulaciones y bolazos que podemos escuchar y leer de aquellos que nos  suelen contar "la precisa".

* Scioli no quiere participar de las PASO

* Scioli negocia con Clarín un armado por afuera del FpV, los integrantes de ese espacio varían según quien lo cuente, para eso necesita victimizarse y alegar maltrato.  

* Scioli desconfía que lo dejen afuera de la interna del FpV a último momento y se quede sin competir por la presidencia.

Y demás variantes por el estilo.

Como todo bolazo que merezca al menos cinco minutos de considerarlo, la raíz de todos ellos es algo cierto: Scioli nunca dio muestras de querer competir en una interna sino erigirse como el "candidato natural" a encabezar la boleta peronista, algo que llegaría por convencimiento o resignación ante la falta de otro competidor que asegure la continuidad peronista al frente sel gobierno en el próximo período.  El problema es que lo electoral no es lo único que está en discusión en esta transición sino también la representación de los que apoyan a este proyecto que no ven en Daniel Scioli a un digno sucesor de Néstor y Cristina. Eso solo hace que las candidaturas se discutan en las PASO como un paso previo ineludible.  La esperada  "bendición" de la conducción y la discusión de un megacierre que aborte las internas no llegan y entonces se recurre a una victimización calculada y bastante obvia.

Desde el oficialismo la reacción primera vino por parte del resto de los precandidatos que compiten con el gobernador bonaerense por la misma porción de los votos marcando la contradicción propuesta por Scioli, algunos pocos tratando de poner paños fríos y un estruendoso silencio por buena parte de los jefes territoriales que deberían ser el sustento de la candidatura natural y cuyo apoyo vino trabajando el candidato todo este tiempo.

Así empieza el año electoral y así seguramente continuará.





sábado, 20 de diciembre de 2014

Hoy el post lo hace Teodoro Boot: Obligado y la integración regional



Obligado y la integración regional



Teodoro Boot


Contrariamente a lo que podría pensarse, la ofuscada nota de Luis Alberto Romero (“Delirio nacionalista: el mito del combate de Obligado”) publicada el 9 de diciembre en Clarín y respondida el día 16 en ese mismo diario por Mario Pacho O´Donnell, no reaviva una polémica. Es que sólo una persona mentalmente perturbada puede dedicarse a demostrar que el 20 de noviembre de 1845 la flota anglofrancesa consiguió romper las cadenas que cruzaban el río (no con el objetivo de frenar a los barcos, sino para demorarlos lo suficiente y someterlos al fuego de las rudimentarias baterías costeras) y, hostigada permanentemente desde la costa, remontó el Paraná rumbo a Corrientes y Asunción.


Con el propósito de quitar sentido al Día de la Soberanía, detenerse a discutir si eso ocurrió o no, cuando es público y notorio que así ocurrió, es tan absurdo como cuestionar el calificativo de Libertador o Padre de la Patria con que se conoce a José de San Martín basados en que el único hecho de armas del que en estas tierras participó don José fue un combate insignificante a orillas del Paraná contra un grupo de españoles que había desembarcado para robar gallinas y vacas.

La gente sana y equilibrada no discute esas cosas.

Pero si la nota de Romero no aviva ninguna discusión útil, la respuesta de O´Donnell habilita un abordaje del tema que nos permite remitirnos a la actualidad.


Rosas y “la libre navegación”

Con mucho tino, O´Donnell apunta que lo que se conmemora los 20 de noviembre, aniversario de uno de los muchos combates librados contra la flota conjunta de las dos mayores potencias de la época, debería ser llamado Guerra del Paraná, puesto que de eso se trató, de una guerra por el control del principal de los ríos argentinos. Pero, a la vez, O´Donnell hace una interpretación sesgada del conflicto, ya que no se trata del control del curso de agua por el curso de agua en sí, sino de la apropiación de los impuestos al comercio exterior, en otras palabras, de las rentas de aduana. Y es en este marco en el que debe verse el argumento conceptual del conflicto: la libre navegación de los ríos.


Aclaremos que nadie discutía la libre o no libre navegación del Luján, el Reconquista, el río Quinto o el Carcarañá, sino la del Uruguay y, principalmente, el Paraná.


Cierta simplificación histórica analoga el reclamo por la libre navegación de los ríos con los principios unitarios y su adhesión a los imperios europeos. Sin embargo, quien primero habló entre nosotros de la libre navegación de los ríos fue Artigas, insospechado de cualquier connivencia con ningún imperialismo. Más tarde, el partido unitario hizo suya esa consigna para utilizarla contra Rosas, valiéndose de los reclamos de la mayoría de los caudillos del litoral. Y será finalmente esa conjunción de intereses múltiples y contradictorios (el partido unitario, Inglaterra, Francia, la elite de Montevideo, el Imperio de Brasil y los gobiernos de Entre Ríos, Corrientes y Paraguay), circunstancialmente unidos en el reclamo por la libre navegación, vale decir, por cobrar los tributos al comercio exterior, la que consigue derrotar a Rosas.


A estas alturas nadie, con excepción de Luis Alberto Romero y el coro de viudas del ñoño liberalismo del siglo XIX, puede poner en duda que la defensa del río Paraná y de la integridad territorial argentina contra las potencias europeas fue el momento más glorioso de la vida pública de Juan Manuel de Rosas, hasta el punto de granjearle la general admiración de los americanos de su tiempo. Pero a la vez, fue el núcleo de ese conflicto su principal limitación y debilidad y, a la postre, la razón de su derrota.


Si el río no es libre ¿de quién es? No de Inglaterra y Francia, ya sabemos. ¿Es de la Confederación? ¿De cada estado en igualdad de condiciones o de unos más que otros? ¿Sobre qué bases se establece una confederación en la que unos estados tienen mayores derechos que otros? ¿O no sería que ese río no era libre porque era de Buenos Aires?


Las rentas de aduana

En 1835 y recogiendo los reclamos de la provincia de Corrientes, el gobernador bonaerense Juan Manuel de Rosas redactó un reglamento de Aduana que protegía las producciones de las provincias, pero la aduana, las rentas de la aduana, así como el puerto que tiene la llave del sistema del Plata, siguieron siendo propiedad exclusiva de la provincia de Buenos Aires. En estricta justicia, Corrientes, Asunción, Santa Fe, Concepción del Uruguay o Paysandú podían esgrimir derechos semejantes: que las mercaderías de ultramar llegaran a los distintos puertos, tributando en las aduanas de las respectivas provincias (llamémosles “estados”, para que nadie se sienta menoscabado).


Este es un punto que Rosas no entendió o no pudo resolver, habida cuenta que resolverlo iba en desmedro de los intereses de la provincia que gobernaba: la necesidad de federalizar las rentas aduaneras como instrumento de organización nacional.


Si bien protegidas por el reglamento aduanero de 1835, la mayoría de las provincias (muy especialmente las mediterráneas) se encontraban arruinadas desde la temprana apertura comercial iniciada del virrey Cisneros y defendida con uñas y dientes por la elite comercial porteña, intermediaria en los negocios de importación-exportación. La protección del reglamento de 1835 amparaba la producción regional, pero del tributo aduanero no llegaba nada a ninguna provincia, más que a Buenos Aires.


El inicial reclamo de Artigas de libre navegación de los ríos evoluciona hacia la solución de fondo: derrotar a la burguesía comercial porteña y someter a Buenos Aires a la voluntad de los demás estados provinciales. Solución que, no obstante el triunfo de Cepeda, se vio frustrada por las intrigas de Sarratea y la miopía y falta de estatura política de los dos lugartenientes artiguistas: Francisco Ramírez y Estanislao López.


Durante sesenta años más se prolonga la guerra civil, que no es otra cosa que la lucha por la apropiación de las rentas de aduana y que en el litoral adopta la fórmula de la libre navegación de los ríos, fórmula que llevaba implícita la tendencia a la disgregación.


Organización o segregación

¿De qué podía servirle a Salta o San Juan la libre navegación del Paraná? Las provincias interiores necesitaban imperiosamente la organización nacional. Las del litoral, no. Les bastaba con negociar con Buenos Aires alguna forma de libre navegación. O, en todo caso, segregarse, ya fuera a través de la conformación de una república de la Mesopotamia, la integración paraguayo-correntina o la federación del Uruguay integrada por la Mesopotamia argentina, la Banda Oriental y el estado de Río Grande do Sul.


Es en esa tensión entre las provincias del litoral y las del interior que durante treinta años maniobra Rosas para consolidar la hegemonía bonaerense y, a la vez, conservar la integridad territorial de la confederación, valiéndose de su gran capacidad diplomática y, principalmente, del manejo del puerto y el control de la aduana. Y estaba en esa fortaleza su mayor debilidad, ya que se trataba de una situación altamente inestable que se resolvía o bien con la organización nacional o bien en la desintegración territorial.


De hecho, la organización nacional sólo fue posible después de que Julio A. Roca consumara, al menos en parte y a su manera, uno de los anhelos de Artigas: el sometimiento de Buenos Aires a la voluntad de las demás provincias, en otras palabras, la federalización del puerto, la aduana y la ciudad de Buenos Aires. Fue recién entonces que se extinguieron las tensiones y tentaciones secesionistas, algunas consumadas, otras temporarias y otras en proyecto.


Ese largo conflicto, motivado por la desigualdad de derechos entre estados en teoría equivalentes, fue lo que permitió y alentó la intervención de las potencias europeas. Al respecto vale la pena recordar que la flota anglofrancesa fue de algún modo convocada por Carlos Antonio López desde un Paraguay que, habiendo llegado al límite de sus posibilidades en el tradicional aislamiento de Rodríguez de Francia, se veía estrangulado por Buenos Aires.


Tras la derrota de Artigas, el aislamiento paraguayo, el federalismo defensivo de los caudillos, el "sistema americano" rosista de defensa de la soberanía (el uso del poder económico de Buenos Aires para evitar la disgregación), fueron los distintos caminos adoptados por los distintos pueblos en la defensa de sus intereses. Ninguna de esas opciones dio resultado. No, al menos, los que hubiera tenido una federación de iguales, en la que nadie fuera más que nadie.


En momentos en que por razones geopolíticas y por sentido histórico, Latinoamérica debe marchar más decididamente a la integración, es razonable repasar las causas de anteriores fracasos, el porqué de las traiciones y la razón por la que las disensiones alientan la injerencia de las potencias. De igual modo, los alcances y límites de esa segunda guerra de independencia que fue la resistencia a la invasión anglofrancesa, nos recuerdan que la verdadera integración se lleva a cabo en términos de igualdad y que no hay integración duradera basada en el solo impulso de ningún “tractor”, llámese Brasil, Argentina... o el Buenos Aires de Juan Manuel de Rosas.



viernes, 19 de diciembre de 2014

Apareció!





Luego de meses de instalación en los medios y en buena parte de los sondeos de opinión de la única existencia de tres candidatos a la presidencia vemos en el portal de La Nación que en la promoción de una de las herramientas interactivas a las que nos tienen acostumbrados aparece junto al trío la imagen de Florencio Randazzo.

Florencio fue el primer abanderado en la pelea por que se lo tuviera en cuenta, de allí la virulencia con que se suele expresar respecto del candidato favorito en la interna del FpV y su énfasis en reafirmarse como precandidato frente las especulaciones y operaciones que lo dan bajandose de la pelea y yendo a pelear por la gobernación de la PBA.. Sigue firme en su búsqueda de dar el batacazo en la única interna PASO nacional en donde se discutirá el poder a partir del 2015.

Ayer charlando con un consultor massista me decía al respecto:  "Con Scioli no tenemos drama. Ya le ganamos el año pasado Al que le tengo miedo es a Randazzo. Randazzo te da el DNI y te pone a andar el tren eso en el Conurbano pesa. Si Randazzo acelera y gana las PASO tenemos un problema".

* Gracias El Pulpo Verde


ACTUALIZACION: El "consultor massista" hace su aporte al debate

En mi muro de Facebook había puesto en un estado lo que me había dicho mi amigo el consultor y en la larga tira de comentarios aparece este aporte de Guillermo Bertoldi dandose a conocer y ampliando sus conceptos:




Gracias Guillermo!






jueves, 18 de diciembre de 2014

Despidiendo el año con el Cholito





Vamos a agregar algo a lo que veníamos contando en el post anterior y quizás se entienda mejor el rompecabezas que se está armando en la UCR PBA que repercute en el resto de los espacios opositores, o quizás lo haga más complejo.

La foto fue tomada el martes pasado en Bernal en donde el diputado provincial de la UCR, Fernando Pérez organizó una despedida del año y el invitado central fue el Cholito Posse que allí posa con Pérez a la derecha y a la izquierda lo tenemos al platense Sergio Panella que  viene amenazando desde hace un tiempo con un acuerdo con Mauricio Macri pero que no duda en posar con un precandidato a gobernador del massismo.  Pérez es un aliado de Ricardo Alfonsín y el evento vendría a confirmar el acercamiento de Ricardito al hombre de San Isidro que en la nota linkeada uno de los presentes en off dijo que "va a ser el candidato a gobernador que nejor refleja el espíritu de los radicales de la provincia":


También se lo vio al ex intendente de Tres Lomas, el Mago Espada que allí vemos en la foto de camisa celeste junto a Posse.  Lo llamativo es que Espada viene impulsando un movimiento radical bonaerense para apoyar la candidatura presidencial de Mauricio Macri.

Todo esto, la presencia de radicales como Panella o Espada que venían definiendose a favor de Macri junto con un ricardista como Pérez que le arma un evento al hasta ahora massista Posse  reafirma la idea de que una eventual candidatura a gobernador del Cholito opera como la llave para definir en la PBA el pacman que vienen jugando Massa y Macri en busca de referentes radicales. Esto sin dudas va a influir en forma decisiva en la interna de los espacios a derecha y apalanca la candidatura del sanisidrense que hará jugar en su favor este apoyo radical.

Continuará.