lunes, 29 de junio de 2015

Más números de Ricardo


Ricardo Rouvier da a conocer sus nuevos números de intención de voto a presidente y vice.  Esta es la ficha técnica:


Del 16 al 29 de junio de 2015 se realizaron 1200 entrevistas en todo el país. Las entrevistas se realizaron en forma telefónicas mediante sistema CATI y se trabajó con una muestra representativa de la población, tomando en cuenta la distribución de los habitantes y la estructura social del área, considerando además las cuotas de edad y sexo del universo poblacional. El diseño muestral fue probabilístico y se consideraron las cuotas de sexo, edad y nivel socioeconómico de la población. El nivel de confianza es de 95,5% y el margen de error es de +/ 2,8 para el total de casos.






- Ya definida una única formula del FpV, Daniel Scioli encabeza la intención de voto para las PASO presidenciales superando el 35%.



- Mauricio Macri se encuentra segundo, a ocho puntos de distancia, aún sin proyectar indecisos. Los otros candidatos de CAMBIEMOS, Sanz y Carrió siguen en niveles muy bajos de intención de voto, con 3,1% y 2,1% respectivamente.


- Massa se ubica tercero, pero lejos, con un 9,8% de menciones y crece De la Sota que logra ubicarse en un 6,2%.


- Margarita Stolbizer sube y consigue acercarse al 5%.




jueves, 25 de junio de 2015

Juntitos en la foto



La foto los muestra sentados uno al lado del otro en La Pampa junto a la fórmula presidencial del FpV pero la interna que los enfrenta en la carrera de obtener la candidatura del FpV a la gobernación bonaerense viene ganando en intensidad y pinta como una pelea de fondo en la interna peronista.

Anibal Fernandez hoy sumó a las quejas de días pasados de operaciones en su contra por parte de su rival Julian Dominguez, la dura acusación de promover que los intendentes que apoyan la fórmula del presidente de la Cámara de Diputados hagan desaparecer las boletas de Fernandez-Sabbatella de los cuartos oscuros:

" Salió antes de ayer una encuesta de Ibarómetro que muestra una diferencia que es bastante grande. Ayer salió una de Aresco, que también muestra una diferencia bastante grande". "¿Cómo lo resuelven ellos? Buscando que los intendentes nos escondan la boleta a nosotros".  "Yo me he reunido con los intendentes de la Primera y de la Tercera (sección electoral), y ellos se niegan hacer eso" 


"Es una deslealtad, es una actitud canallesca a la que quieren llevar a los intendentes, que todos se han manifestado en contra. Pareciera entonces que exhibir la posibilidad de estar con ellos fuera un gesto canallesco de sacarnos la boleta de los cuartos oscuros para que la gente no pueda votar. Es la primera vez que lo escucho y que se ufanen de una cosa de semejante característica"


Tendrá Anibal pruebas para hacer semejante acusación? No hay día en que no aparezca en la prensa algún artículo que se refiera al "malestar" de algunos intendentes en contra del compañero de fórmula de Anibal, justificada en algunos casos como en Ituzaingó, Florencio Varela y Tres de Febrero en donde Nuevo Encuentro les plantea la disputa a los jefes territoriales con listas locales propias pero nos parece que extender ese sentimiento a "los intendentes" es bastante exagerado.

Desde el principio el perfil de la campaña de Julián Dominguez ha sido más territorial que la de Anibal, que aunque ha comenzado a caminar la provincia,   se basa más en su popularidad entre los votantes del FpV y su contnua exposición ante los medios en sus funciones de JGM.  Será tarea de este último armar una red fiscalizadora de los comicios que asegure la presencia de su boleta si el temor es que tengan lugar jugarretas como la denunciada.

Esto recién empieza.




miércoles, 24 de junio de 2015

PBA por Ibarómetro



Luego del cierre de las listas que competirán en las PASO del 9 de agosto comienzan a aparecer los primeros sondeos de opinión que miden a las fórmulas ya cerradas de los frentes. Nos llega entonces  esta encuesta de la consultora Ibarómetro que pone la lupa en la PBA en donde la principal atracción de las primarias es la competencia que se da en el FpV entre las fórmulas Julián Dominguez-Fernando Espinoza y Anibal Fernandez-Martín Sabbatella y es el dato principal de este estudio realizado el 22 de junio.

Pegamos la ficha técnica y los gráficos que consideramos más significativos. Click en las imágenes para ampliar.


Primero evalúa la cercanía con los espacios políticos de los consultados:


Luego evalúa la imagen del Gobierno Nacional y el Provincial  y la expectativa de cambio o continuidad en estas elecciones:







Y finalmente evalúa la intención de voto de las fórmulas presidenciales y provinciales:






Este último gráfico es significativo porque solo incluye a aquellos que se expresaron a favor de la continuidad, es decir que mide la interna en el FpV. Claramente se impone la fórmula Fernandez-Sabbatella excepto en el rubro de cercanía con el candidato presidencial del frente. Se percibe una mayor cercanía de la fórmula autoproclamada "peronista" frente a la fórmula "transversal".   Por otra parte, varios intendentes peronistas y dirigentes de la provincia se han manifestado a favor de la fórmula encabezada por Dominguez por lo que como pintaba desde el principio tendremos una interna picante en la PBA.




viernes, 19 de junio de 2015

Hoy el post lo hace Fabricio Moschettoni: Entre Durán Barba y la “barba” de Alem, la UCR pone la historia y el Pro se la remata en un “todo por dos pesos”




 Mi amigo Fabricio Moschettoni escribe esta nota como viejo militante radical herido por las extrañas alquimias que la dirigencia ha venido haciendo con el partido a lo largo de los años que desembocan en el actual disparate de servirle de carrocería a la candidatura de Mauricio Macri llevando además a la "fórmula del obelisco" en la PBA.


Entre Durán Barba y la “barba” de Alem, la UCR pone la historia y el Pro se la remata en un “todo por dos pesos”


Por Fabricio Moschettoni

*Ex militante radical
*Único responsable del error de haber sido candidato a concejal por Recrear en 2005 (naciente alianza con el Pro).
Semejante pecado cívico no se repara ni siquiera con reconocer ese error fundamental, que en lo personal pago con la autocondena de mirar desde la orilla del camino diez años de transformaciones positivas en el país.


 



La insólita actitud de la UCR dejando pasar una fórmula absolutamente porteña para la Provincia de Buenos Aires es la muestra clara de la decadencia fenomenal por la que atraviesa un partido que perdió el rumbo después de la desaparición física del ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín.

María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo, dos porteños para La Provincia.

La primera, una vecina del barrio de Flores, lugar de emocionante y románticas historias,  y que hay que reconocer que también es cierto que tiene componente bonaerense porque desde allí, en noviembre de 1859, se reintegra la provincia de Buenos Aires a la Confederación, o también esa condición se encuentra porque había inicialmente algunas quintas ocupadas por caudillos que tuvieron predicación intensa en el territorio provincial. ¿Quién sabe que tan cerca del entonces Camino Real del Oeste (hoy Av. Rivadavia) vivía María Eugenia?.

El segundo, Ritondo, en la antigua barriada de “la Nueva Chicago”, luego conocida por Mataderos, nombre popularizado por la actividad de la mayoría de sus pobladores dedicada a la industria de la carne. De barrio trabajador y peronista, el actual legislador porteño no deja de ser, tal como lo dice su afiche de campaña, “un porteño como vos”.

Esa mezcla amarilla rancia, que se autodefine con escalofriantes tildes al llamarse “de la pureza”, es la fórmula para gobernar Buenos Aires que tiene Cambiemos. Sin muchas definiciones, -bien a lo Pro-, María Eugenia y Cristian buscan ganarse los futuros cargos en un gabinete imaginario.

Incluso la candidatura de Cristian es una hipocresía mayor que la de María Eugenia, simplemente porque el actual legislador ya tiene trabajo asegurado en el Gobierno de la Ciudad, -si es que gana Horacio Rodríguez Larreta-, pues será su ministro de Seguridad.

Esta situación embraveció a los radicales, pero ya es tarde.

En la UCR no hay ingenuos. No hay ninguno “de los que mandan” que hacen política desde ayer. No hay nadie que se pueda sorprender. Ninguno desconocía a Macri ni a Durán Barba. Tampoco ninguno desconoce cada momento de la centenaria historia radical, como la gloriosa Revolución del Parque de los 90, en donde militantes dejaban la vida por una causa; o la naciente YPF con Don Hipólito; o la nobleza de un presidente que cayó, entre otras cosas, por una ley de medicamentos, y de otro que fue uno de los artífices de la reconquista democrática y que todos los días de su mandato tuvo que luchar para que intentonas golpistas no triunfaran nuevamente en el país.

La Convención de Gualeguaychú, con el tiempo será recordada como la certificación de una operación en donde el radicalismo inaugura una sociedad poniendo sus principios e historia (personajes intachables como Alem, Hipólito Yrigoyen, Arturo Illia, Ricardo Balbín, Crisólogo Larralde, Raúl Alfonsín, y tantos más) y el Pro se los maquilló con contillón noventista para luego colocarlos en un “todo por dos pesos”.

Si el conjunto de la operación “Cambiemos” era difícil de digerir para una amplia porción de radicales, mucho peor resultó la fórmula a la Gobernación bonaerense. Semejante desprecio a los habitantes de La Provincia no encuentran un calificativo fácilmente, y el grado de caradurez no vislumbra límites.

¿Cambiemos de qué?......¿cambiemos de distrito para ser electos?. Fotos, frases marketineras y un espacio en donde la ideología quedó congelada quien sabe hasta cuando.

¿Cuál es el proyecto colectivo que alumbra el camino de Cambiemos?. ¿Acaso es Fernando Niembro diputado, o esta fórmula a la Gobernación?. ¿Qué tiene que ver el radicalismo con eso?: Nada.

Hay radicales que están enojados, y con razón. Algunos intendentes fueron muy descriptivos en una sola frase. Por ejemplo Miguel Lunghi, radical de Tandil, consideró que a Ritondo “no lo conoce ni el loro”, pero además dijo algo clave: la militancia radical a esa fórmula no la va a trabajar, no la votará.

Igualmente algo me sorprendió, y es la sensación de brazos caídos, de resignación de muchos militantes radicales. Si bien protestan en las charlas de café, en las redes sociales y en el diálogo que uno puede tener telefónicamente, no están activos como antes. Por mucho menos hace exactamente dos años militantes radicales juveniles tomaron el Comité Provincia, de manera pacífica, protestando contra “las proscripciones” que dejó una alianza entre Ricardo Alfonsín y Margarita Stolbizer.
¡ Miren ustedes, un hecho bochornoso de ese momento quedó como algo infantil, como una picardía, ante la alianza bestial de hoy en día!.

Esa sensación de resignación me alarmó más que la realidad en sí mismo. Resignarse a un rejuntado vergonzoso del que muchos hoy se arrepienten, pero ya es tarde.

¿Qué quedará del radicalismo el día después de mañana?...



jueves, 18 de junio de 2015

Adios a Florencio




El giro en la estrategia electoral del FpV había condenado la precandidatura de Florencio Randazzo a la presidencia y Florencio no hizo más que lo que vino diciendo a lo largo de su campaña: "si no soy candidato presidencial no voy  a ser gobernador ni ministro ni nada, me voy a mi casa" y lo hizo.

Una campaña a la que hemos criticado repetidas veces por su recurrencia a la descalificación de quien hoy será quien encabece las boletas del FpV en virtud del giro hacia la unificación decidido por la conducción, una unificación que comenzó con los sucesivos "baños de humildad" de los precandidatos que dejaron solo a dos en carrera y en los papeles a Florencio como el abanderado del kirchnerismo confrontador y defensor de la primacía de la política. Nos sorprendía a la vez que al primar él por sobre el resto de los candidatos "puros" frente a la propuesta conciliadora de Scioli siguiera en esa linea incluso haciendola más virulenta. Es muy probable que se debiese a que Randazzo intuía que este cierre podía darse.

Desde un principio vinimos hablando del "megacierre" que en estas horas se está dando cuyos impulsores querían imponerle a Florencio el destino de la provincia y le fuera ofrecido ayer por Cristina en Olivos en una reunión áspera en donde una y otra vez el Flaco se negó a aceptarlo y pidió tiempo para dar una respuesta definitiva que llegó hoy a través del JGM, Anibal Fernandez.

Queda una gestión impecable al frente del ministrio del Interior y Transporte, su capacidad para hacerse cargo de los temas en donde el Gobierno no encontraba la fórmula para resolverlos con eficiencia y su  voluntad por ser la continuidad de una linea política que expresaba a miles de militantes.

Si esto fue lo mejor o no es opinable, la decisión de seguir o no en estas condiciones es personalísima e instrasferible y sea cual fuere es respetable.

Gracias por todo Flaco, nadie duda que la historia de estos años también la escribiste vos.




miércoles, 17 de junio de 2015

La fórmula sorpresa




No podemos empezar este post sin escribir la palabra sorpresa. En una entrevista a Daniel Scioli que parecía una más, el precandidato presidencial del FpV anuncia que le ha ofrecido la vicepresidencia al Chino Zanini y que ya lo ha charlado con Cristina.  Si como desde el principio se especulaba que el vice de DOS iba a ser un K puro, la elección de Zanini lo confirma ampliamente, no debe haber nadie en el primer plano del poder (quizás podría competirle Julio De Vido) que haya acompañado a Néstor y Cristina desde sus comienzos en Santa Cruz hasta el día de hoy siendo además el arquitecto jurídico del Gobierno, quien le pone el moño a sus iniciativas. Recién escuchábamos a Mario Oporto por radio que decía que esta era "una fórmula anticíclica" , que cuando muchos esperaban que Daniel Scioli fuese acompañado por un moderado marcando el fin de ciclio kirchnerista la conducción sale con alguien fuertemente identificado con este proyecto.

La movida además se dirige sobre todo hacia la interna kirchnerista cuando más allá de los rumores que abundaron estos días todo venía encaminado hacia unas PASO de dos fórmulas nacionales y tres provinciales aunque en este último caso se esperaba que quedasen finalmente dos. La idea parece ser unificar en ambos niveles quedando estos días hasta el cierre de listas para terminar de definir el tablero y tratar de contener a quienes sin dudas quedarán heridos por esta decisión. Cual será el destino de estos compañeros que hasta ahora venían instalando sus candidaturas se develará en estos días.

Claramente se decidió que en un escenario en donde enfrente se trabajó arduamente para unificar una propuesta opositora no se podía ir a disputar adentro en las PASO. La polarización ya instalada debía darse electoralmente en agosto y no esperar hasta las generales de octubre en donde el plan A es ganar en primera vuelta. Es opinable como cualquier decisión que sin duda frustra las legítimas ambiciones de quienes venían preparandose para la disputa interna y además, siendo esto no menor, las esperanzas de los muchos compañeros que esperaban disputarle a Daniel Scioli la continuidad al frente del gobierno. Veremos como se procesa internamente este nuevo escenario.

Ayer martes entonces comienzò la recta final hacia el cierre del sàbado. La seguiremos atentamente.




martes, 16 de junio de 2015

El afiche



El Licenciado Baleno publica en Twitter cual sería el afiche publicitario de la alianza Cambiemos de su fórmula de gobernadora y vice:



Adios a los sueños radicales de ponerle el vice a Mariu, aunque venían fracasando duro y parejo entre los intendentes UCR  que intentaban tentar pues ellos preferían quedarse a pelear la reelección en sus distritos.  Macri se decide por un amarillo puro con un ya lejano pasado peronista que según algunos le podría sumar.

Lo veremos pegado en las paredes de la provincia?



lunes, 15 de junio de 2015

Hoy el post lo hace Teodoro Boot: Una bestia negra





Una bestia negra

Teodoro Boot



Hacia inicios del siglo XIX la situación española era entre patética y explosiva. En el marco en que las ideas de la Ilustración, que al tiempo que habían promovido el proceso de modernización y centralización del poder real durante el reinado de Carlos III, introducían las nociones de libertad individual y derecho constitucional, España asistía a la acelerada descomposición y degeneración individual e institucional de la monarquía.

Hasta aquí, todo podría haber discurrido dentro de una lógica y no, como terminó sucediendo, en varias lógicas simultáneas y contradictorias: un bando de la renovación compuesto por intelectuales y burgueses, llamémosle "liberales", y otro de la reacción, integrado por el clero, la nobleza agraria y los hidalgos de provincias, los "conservadores".



Napoleón mete la cola

Pero las cosas no podían ser tan sencillas. Mientras en la vecina Francia la revolución había acabado con el antiguo régimen, en España un vivillo reemplazaba al pusilánime Carlos IV, tanto en la alcoba de la reina como en el gobierno del reino, ejerciendo el poder de modo arbitrario y personal. Puesto que todo tiene un límite, en 1808 un motín provoca la abdicación del monarca en favor de su hijo Fernando, quien es a su vez apresado y obligado a abdicar por Napoleón Bonaparte.

A partir de ese momento, desconociendo al nuevo monarca (José I) impuesto por Bonaparte, a través de las Juntas y luego de las Cortes de Cádiz y por medio de una Constitución, los españoles se gobiernan a sí mismos, aunque siempre en nombre de Fernando, "el Deseado".

Si bien no faltaron liberales que simpatizaran con los invasores franceses así como más tarde los conservadores serán respaldados por los ejércitos de la Restauración francesa, en líneas generales los españoles lucharán unidos contra Francia. Pero la discordia ya está sembrada y de ahí en más y en líneas generales, habrá dos bandos: el de los constitucionales y el de los absolutistas que, a lo largo de los tiempos y las confusiones venideras se llamarán liberales y conservadores, cristinos y carlistas, republicanos y nacionales.

Adopten la denominación que adopten, siempre se tratará de la difícil búsqueda de una a menudo imposible convivencia entre dos bandos excesivamente opuestos y un poder central en permanente tensión con las tendencias autonomistas.



Hacia el realismo mágico

La situación europea y en particular la española, debían repercutir del otro lado del océano. Y en forma amplificada: a los conflictos que atravesaban a la metrólopi, a la guerra antifrancesa y a la puja entre las ideas liberales y las adscritas al más rancio conservadurismo, en América se sumarían las diferencias de derechos y privilegios entre españoles nativos y españoles americanos, la marginación de los mestizos, la explotación de indios, campesinos y esclavos, los intereses comerciales en unos casos beneficiados y en otros perjudicados por el monopolio, las ansias autonomistas, las intrigas de agentes ingleses, franceses y portugueses interesados en sacar tajada de la debacle española, la reproducción, al interior de las diferentes regiones americanas, del mismo sistema de exacción que había ligado a España con sus dominios de ultramar y la aspiración de las elites nativas a ocupar el lugar de la burocracia colonial en la explotación de los diferentes territorios.

En América, no sólo los liberales no fueron necesariamente independentistas, ni los independentistas necesariamente republicanos, ni los republicanos liberales ni los liberales antiesclavistas o, cuando menos, reformadores sociales, sino que la adscripción de la mayoría de los protagonistas a los distintos bandos e ideas fue variando según los tiempos y las circunstancias.

Tal vez el caso más manifiesto de los inusuales cruces de ideas e intereses sociales haya sido el de la Venezuela de los primeros tiempos de las luchas revolucionarias, en los que el republicano, liberal y aristócrata Simón Bolívar enfrentó al pulpero español José Tomás Boves, proscrito, casado con una mulata, ni monárquico ni republicano, caudillo de los llaneros negros y mestizos que, hasta su muerte en 1814, derrotó, una y otra vez, a los "patriotas", en cuanta batalla se presentara.

El poder español se perpetuaba en Venezuela gracias a los pobres y los esclavos conducidos por un jefe popular, mientras que la independencia, la república y la libertad iban de la mano de los encomenderos y propietarios de esclavos que aspiraban a reemplazar a la burocracia colonial sin que nada cambiara al interior del país.

Mientras vivió Boves y Bolívar (exiliado en Haití) no aceptara los consejos de Alexandre Petión de abolir la esclavitud y la servidumbre indígena, el dominio español se sostendría en los sectores populares, más allá de la adscripción a las ideas liberales o reaccionarias de los distintos dirigentes.

No se trató de una excentricidad venezolana y cualquier repaso a los procesos revolucionarios americanos abundaría en ejemplos de similares (y aparentes) incongruencias. De hecho, será difícil encontrar una personalidad que, a lo largo de los años, se haya mantenido tan irreductiblemente alineada en un bando sin mostrar jamás ninguna fisura en su pensamiento ni la menor vacilación en su línea de acción, como la del recalcitrante Francisco Javier de Elío.



La Primera Junta

Elío era un general veterano de la guerra de Rosellón en la que los ejércitos de la monarquía española aliada a Portugal y Gran Bretaña, combatieron contra las tropas de la flamante República Francesa luego de la ejecución del Luis XIV.

Designado gobernador de Montevideo en 1807, un año después desconoció la autoridad del virrey Santiago de Liniers, a quien veía con sospecha debido a su origen francés. A instancias del intrigante José Manuel Goyeneche, representante de la Junta Suprema de Sevilla, autodesignada gobierno legítimo de España tras la obligada abdicación de Fernando VII, Elío organizó en Montevideo la que sería la auténtica Primera Junta de América, conformada en su totalidad por españoles de ideas absolutistas.

Desde Montevideo, Elío combatiría a la Junta de Buenos Aires, con mayor enjundia desde que la Junta de Cádiz lo designara virrey del Río de la Plata. Desconocido por el cabildo porteño y con la campaña oriental sublevada por Pedro Viera y Venancio Benavides y ya en manos de las fuerzas de José Artigas, el poder de Elío no se extendía más allá de las murallas de Montevideo, desde donde, de todos modos, siguió hostigando permanentemente al gobierno revolucionario.

Llamado de regreso a España, en 1812 fue públicamente amonestado por las Cortes de Cádiz debido a los desaciertos de su gestión, su sistemático ataque a la junta porteña y su acendrado reaccionarismo.



Vivan las cadenas

Cuando Fernando VII fue liberado y regresó a España en 1814, las Cortes decretaron que no se reconocería libre al monarca ni se le prometería obediencia hasta que no prestara juramento a la Constitución liberal sancionada en 1812. Fernando se cuidó de hacerlo, evitando la ruta de Madrid y dirigiéndose a la ciudad de Valencia. Ahí lo esperaba un diputado con un manifiesto firmado por 69 de sus colegas. Se trataba de una monstruosidad que será conocida como Manifiesto de los Persas en razón de que empezaba de la siguiente manera: “Era costumbre en los antiguos persas pasar cinco días en anarquía después del fallecimiento de su rey a fin de que la experiencia de los asesinatos, robos y otras desgracias les obligase a ser más fieles a su sucesor”.

Luego de esta tan sucinta simplificación de los seis años de guerra de independencia y autogobierno español, a Fernando VII poco le restaba para llevar a cabo su golpe de estado y reimplantar el absolutismo, los privilegios del clero y hasta el Santo Oficio: el ejército que, de inmediato, Elío puso entusiastamente a su disposición.

“Vuelva todo al ser y al estado que tenía en 1808” decretó el monarca y de inmediato, Elío se abocó a la persecución y caza de liberales. Todos los diputados que pudieron ser apresados fueron a prisión, se dictaron numerosas y arbitrarias penas de muerte y destierro y las delaciones y venganzas personales no sólo estuvieron a la orden del día sino que fueron ensalzadas por el clero, las autoridades y la prensa absolutista hasta que Fernando fue recibido en Madrid al grito de “Vivan las cadenas”.



La sublevación militar

Pasaron seis años de tan incesantes como fracasadas revoluciones liberales hasta que, por intermedio de la logia de Cádiz, el Director Supremo de las Provincias Unidas Juan Martín de Pueyrredón envió un dinero destinado a sublevar la flota que zarparía hacia el Río de la Plata a fin de sofocar las sublevaciones americanas. El oro americano, la concentración de la flota, las pocas ganas de las tropas y el espíritu liberal de los oficiales coadyuvaron a que el coronel Rafael de Riego se pronunciara a favor de la Constitución y apresara al general en jefe del cuerpo expedicionario, el conde de Bisbal, comandante de la expedición punitiva.

El pronunciamiento de Riego y la marcha de sus tropas por Andalucía, entonando el himno que llevará su nombre, provocarán una seguidilla de sublevaciones liberales a lo largo y ancho de la Península hasta que un atemorizado Fernando VII se verá obligado a jurar la Constitución.

“Marchemos francamente y yo el primero, por la senda constitucional”, anunció el monarca, iniciando así el Trienio Constitucional, en cuyo transcurso Elío fue metido en prisión por el duque de Almodovar para evitar que el pueblo lo ejecutase. Porfiado hasta la insanía, intentó dirigir desde la cárcel un motín absolutista y fue ajusticiado en 1822 por medio del garrote vil.



Una nueva restauración

El período constitucional llegó a su fin luego de una nueva invasión francesa, esta vez de signo contrario y pedida secretamente por Fernando a la Santa Alianza: 95.000 soldados al mando del duque de Angulema cruzan los Pirineos para restaurar el absolutismo en España, lo que tendrá lugar el 31 de agosto de 1823, cuando el ejército liberal sea derrotado en la batalla de Trocadero.

Fernando inaugura la llamada “Década Ominosa” con la ejecución de Riego, ahorcado el 7 de noviembre de 1823 en la Plaza de la Cebada de Madrid.

El nombre de Elío fue rehabilitado por el propio Fernando: el rey que violó sistemáticamente todas y cada una de sus promesas otorgó al hijo de Elío el título de marqués de la Lealtad, mientras el cadáver del recalcitrante general fue exhumado y vuelto a enterrar con todos los honores en la catedral de Valencia.

En 1936, a los sones del himno de Riego, los restos de Elío fueron sacados de la catedral por simpatizantes republicanos que esparcieron sus huesos por el campo. Después de más de cien años, el pueblo español seguía viendo en Elío el símbolo más oprobioso de la reacción y el absolutismo.

Por lo que parece, no le faltaba razón.

El cadáver del Fernando, sin embargo, fue dejado en paz. Señal de que al pueblo, a veces, le falta perspicacia.






viernes, 12 de junio de 2015

Los números de Ricardo



Publicamos la última encuesta fresquita fresquita de Ricardo Rouvier de intención de voto a presidente.


La ficha técnica es la siguiente:

Del 8 al 12 de junio de 2015 se realizaron 1200 entrevistas en todo el país. Las entrevistas se realizaron en forma telefónicas mediante sistema CATI y se trabajó con una muestra representativa de la población, tomando en cuenta la distribución de los habitantes y la estructura social del área, considerando además las cuotas de edad y sexo del universo poblacional. El diseño muestral fue probabilístico y se consideraron las cuotas de sexo, edad y nivel socioeconómico de la población. El nivel de confianza es de 95,5% y el margen de error es de +/ 2,8 para el total de casos



- Macri encabeza hoy la intención de voto, individualmente, para las PASO nacionales de agosto, aunque Scioli está muy cerca.

- Si consideramos los votos por agrupación política o alianzas, observamos que el FPV se ubica primero ya que Randazzo y Scioli suman un 35,3% de intención de voto. La alianza del PRO, con la UCR y CC denominada “CAMBIEMOS” rondaría el 31,9%.

- Se destaca un crecimiento de Florencio Randazzo que logra ubicarse como tercer precandidato más votado con un 12%, ante la caída de Sergio Massa, quien en poco tiempo perdió varios puntos porcentuales en su intención de voto nacional.

- Como vemos la alianza opositora está apoyada casi exclusivamente en los votos de Macri, en cambio, el FpV tiene dos candidatos que suman.