martes, 19 de mayo de 2009

Encontrando la chicana perfecta

Menudo revuelo causaron las declaraciones del interventor del COMFER Gabriel Mariotto al diario opositor Crítica en donde ante una pregunta admitió haber tenido una FM trucha en 1985 y haber resistido los allanamientos del organismo que hoy preside en contra de las radios comunitarias en aquel entonces.

Esto no iba a ser pasado por alto por quienes resisten al avance de la nueva ley de medios audiovisuales cuya punta de lanza legislativa es la diputada por Clarín Silvana Guidici quien dijo:

Es “preocupante” que el interventor en el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER), Gabriel Mariotto, diga con “tanta liviandad” que administró una llamada FM trucha y recalcó que “desde el Estado no se pueden reivindicar las actividades ilegales".

Como siempre, aquellos que defienden privilegios despojan del contexto histórico a los hechos que sirven para argumentar a su favor. Gabriel se refiere a una época en donde con la salida de la dictadura surgieron miles de radios comunitarias que no encontraban un camino para regularizar su situación legal por la vigencia de la ley de radiodifusión del 79 y la presión de los grandes medios que como hoy se amparaban en esa norma para sacar del aire a las voces alternativas que significaban una competencia comercial.

Así hoy también leemos en Clarín al constitucionalista Gregorio Badeni decir que las declaraciones de Mariotto constituyen una "apología del delito":

"Es incomprensible que una persona que hace gala de haber violado la Ley de Radiodifusión sea designado al frente del organismo, cuyo deber es precisamente evitar el funcionamiento de emisoras radiales clandestinas"

En virtud de las declaraciones de Mariotto, Giudici como presidente de la Comisión de Libertad de Expresión de Diputados citará al funcionario para que las explique frente a la comisión:

"¿A quién hay que creerle: al funcionario que busca remodelar un organismo para presuntamente volverlo más eficiente o al militante de los '80 que invitaba a burlar al COMFER?"

“el mismo funcionario que promueve una Ley que se supone que es para mejorar las condiciones de radiodifusión se burle del tema es una situación delicada, le pido que revise esas declaración y que venga al Congreso"

"Espero que encuentre ahí una buena oportunidad para explicar por qué afirmó con tanta superficialidad que tenía una radio trucha y que burlaba los controles del COMFER".

Giudice y sus patrocinados encontraron una chicana que piensan explotar al máximo.

Todo para escaparle al debate de fondo.

* Sobre este tema hay una excelente entrada del Vocero Mudo aca.

22 comentarios:

Verboamérica dijo...

Verboamérica... yo escuchaba esa radio, FM Ciudades, y también a la Suburbana.. el debo mucho. Tenían los programas más interesantes, mucho debate, mucha gente que tenía cosas para decir... en cierto momento, hubo una embestiga contra ellas y las radios salieron a decir que no eran truchas sino "radios de la democracia". Y tenian razón, de la misma forma que se puede decir que Giudice es de los lobies.

Andrés el Viejo dijo...

Chicana, seguro. Pero, ¿perfecta? Es de cuarta. Un tipo tenía una radio trucha ¡hace 24 años! y ahora es titular del COMFER. Hay que tener el cerebro de Giudici (o eso que tiene debajo del pelo, para ser más preciso) y la mala leche de Badeni para creer que con esa idiotez van a conmover a alguien.
Saludos

Ariel dijo...

Me acuerdo que habia una epica de resistencia asociada a esas radios. Alguien deberia recoldarles a Giudici y otros "campeones de la democracia y la institucionalidad" que en el 85 las FFAA y la iglesia todavia censuraban programas de television. Y que a nadie en los medios se le movio un pelo por eso. Alguien se aceurda de un programa de Pinti que se llamó "El galpón de la Memoria" del cual solo se emitio el primer capitulo? No hubiera estado bueno una tele trucha en ese momento? Ahora, estos tipos se pasan de caraduras... opinar con tanta liviandad sobre un asunto así, sin tomar en cuenta el contexto...

Anónimo dijo...

Ayer los de Telenoche salieron a pegarle a Mariotto porque encabeza una colectora en Lomas.

Meursault dijo...

Y en todo caso, el delito estaría prescripto... a comerla!

Javier dijo...

Y que tiene de malo hacer apologia de actos delictivos en ciertas circunstancias para conseguir un mundo mas justo ?
Como leia en un post , tambien la lucha por la jornada laboral de 8 horas era ilegal , tambien la toma de las fabricas por los obreros cuando lops dueños huian , actos reinvidicables como ceramica Zanon , Grisinopolis , Brukman o el Bauen solo como algunos ejemplos fueron delitos para la ley burguesa . Hoy en dia en europa se secuestran genrentes de empresas para frenar los despidos , y yo hago apologia del ese delito y esoy totalmente de acuerdo y las FM truchas son un caso analogo a esos .

German dijo...

Que desastre. Yo no qué falta de principios se le puede achacar al gobierno, cuando hay señoras de esta calaña cuyo norte en la política es salir a defender los intereses de el grupo mas poderoso de la Argentina. Si a esto le sumo una nota que leí hoy en crítica digital, sobre Ernestina de NOble y Schiaretti, con la oposición que tenemos, tenemos Clarín para 50 años más...

perdon por mi desconfianza, pero despues esto ( http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=23566 ) las esperanzas se me vinieron abajo...

Martín G. dijo...

Esta diputada por la UCR y CLarín se comió un lindo sapito en la Facultad de Derecho cuando un estudiante levantó la mano en una charla -en contra de la Ley de Radiodifusión- y la dejó muy mal parada.

Ante la falta de respuestas frente a la intervención del alumno tuvo que decir que "no tenia tiempo para responder y que se tenia que ir", un desastre.

Militantes de la Franja Morada luego de lo sucedido fueron a "apurar" al estudiante, que simplemente se expresó democráticamente y sin ningún tipo de agravio a la diputada.

Quizás no le gustó a esta defensora del Grupo Clarín que en su jeta le citen a Jauretche para explicarle lo mal que le estaba haciendo al país con sus mentiras.

Néstor Sbariggi dijo...

Verboamérica: Hay que ubicarlo en el contexto histórico. Es ridícula la acusación.

Andrés: El tema es desviar el eje del debate y esto les sirve por un rato. Lo de "perfecta" se refiere a que les viene bárbaro y no es más que eso: una chicana.

Ariel: En ese entonces fue imposible dictar una norma de la democracia a pesar de que habían varios poryectos que se cajonearon. Los radicales que sufrieron a los medios y a Clarín en primer lugar deberían acordarse de eso a no ser que no piensen ser gobierno nunca.

Anónomo: Y eso que tiene que ver? Será por lo "testimonial"?

Meursault: Si, está prescripto. El ataque es "moral".

Javier: el punto numero uno para anular el debate es despojar al hecho de su contexto histórico.

German: Bueno, tampoco son todopoderosos. Sino preguntale a Felipe como le fue con toda la banca del grupo.

Saludos

Néstor Sbariggi dijo...

Martín G: No conocía el episodio. Mirá vos.

saludos

Gorditero dijo...

muy bueno el análisis compa....

guille dijo...

Esto decia la diputada

http://www.pagina12.com.ar/diario/laventana/26-107045-2008-07-08.html

Ahora trabaja para clarinete.

Saludos

sin dioses dijo...

Y ire preso, que armamos una AM trucha durante la dictadur?

A tres puntas dijo...

El argumento para criticar a Mariotto es ridículo. Las organizaciones sin fines de lucro tuvieron prohibido el acceso al espacio radioeléctrico hasta el 2005 justamente por la antidemocrática ley de radiodifusión que heredamos de la dictadura. Tener una radio comunitaria fue un hecho ilegal porque había una ley injusta y discriminatoria que prohibía su existencia. La nueva ley justamente permitirá que las radios comunitarias a partir de ahora no tengan que recurrir a la ilegalidad para tener el derecho a la libre expresión.

Abrazo Ingeniero

Tomás

Anónimo dijo...

Néstor: Yo apuntaba a que de todas las colectoras de la provincia (alrededor de 80, según Markic) se la agarran justo con la de Mariotto.
¿Vos te crees que lo de Telenoche es casual?
¿No estarán buscando un desplazamiento de Mariotto y la imposición de un "hábil componedor"?

Anónimo del 19 de mayo de 2009 10:45

chelus dijo...

Muy buena la radio, FM Ciudades, como tantas otras de esa época en Lomas: Voces, Sensaciones, etc. Muchas de ellas todavía funcionan, lamentablemente, Ciudades dejó de transmitir hace unos años.

Pero lo verde que es este muchacho Mariotto es increíble. Darle pasto a estas fieras que se agarran de donde pueden para pegarle al Gobierno es de una inmadurez terrible, una canchereada incomprensible si no viniera de este personaje que tiene menos calle que Venecia.

Fede M dijo...

Che, eso es todo lo que tienen? Están hasta las bolas... Ni un muerto, ni un paquete con merca, ni siquiera un mail comprometedor. Lo más jodido que tienen es que el guaso, como los hackers, es "experto en la regulación del espacio radiofónico" justamente por haberlo transgredido.
Se va acabar, llega a su fin, la dictadura de Clarín!!!

FERNANDO LUIS dijo...

chelus, yo creo que de verde no tiene un soto, imaginate que pal espacio "progre" es mucho mas potable un defensor de la radios comunitarias que un funcionario del Gobierno "autoritario" de cristina, y por fuera del "espacio progre" no se consigue un apoyo ni ebrio.

Cosas dichas dijo...

Pero lo de Giudici es un oximoron!
Que alguien le explique que existen dos órdenes, uno ontológico y otro deontológico. El arte radica en comprender el primero para que se corresponda con el segundo. Dicho de una manera más simple: si en el 85 nacen surgen voces llamadas "FM truchas" es porque el "deber ser" no les permitía expresarse, lo que sería una importante violación al derecho de la libertad de expresión. Eso lleva a pensar que hay que cambiar la ley y es lo que hacemos!!!!

Saludos

Marcelozonasur dijo...

Vergonzoso decir que lo de Mariotto es apología del delito.

Hay que comunicar estas cosas. Porque desde la vereda de enfrente solo hay vacio... pero no es aprovechado. no digo salir a responder, sino COMUNICAR. Hacer ver lo equivocados y mala leche que son.

Enojarse con la tal Silvana? no, para que? alguién esperaba otra cosa? es radical, no saben de lucha. Para ella, lo de las radios truchas post dictadura fueron delitos, no fueron parte de la lucha.

Mariotto la debe estar descociendo, por eso tanto ataque.

Sil dijo...

Em um programa de cable a la mina esta ya la ubicaron, se encargo la diputada radical K Silvia....
no me acuerdo el apellido. Quedo reducida a la nada.

grace dijo...

Esto lo escribio mi amigo tato, para compartir


Vergüenza perdida

Les pido un favor, denme una manito. Sucede que yo no sé defender, soy regular para atacar y muy empeñoso en el arte afectivo de cuidar y con diferentes resultados. Pero mi defensa es como la de Independiente.

Este lunes le pegaron a un amigo, lo acorralaron con artes mañosos y lo hicieron muñeco de reproches, críticas y agravios, con fundamentos llenos de prejuicios, con la insidia que aceita hoy a la mayoría de los medios de comunicación, especialmente los medios concentrados.

Y la verdad no sé como hacer para presentar una defensa, solo se me ocurren puñetazos al viento. Porque la desvergüenza es inasible y por lo tanto intangible y entonces no se le puede atinar un ataque. Los empleados de Hadad, por ejemplo, señores de diferentes profesiones, de intelectualidad mediocre, de afectaciones falsas y de moral difusa, se escurren en la viscosidad de su propia indecencia cuando uno pretende tomarlos.

La señora Giudici, diputada nacional, como otra muestra, pobre mujer que transita la irresponsabilidad política con la misma inercia que la expone en el caso “Cromagnon” en calidad de desvaída silueta tanto como la punta de lanza legislativa contra la ley de democratización de la palabra pública, laborando aquí a favor de los monopolios. En ambos casos un personaje de medianía absoluta, si es que vale el contrasentido.

El constitucionalista Gregorio Badeni, sosten legal de ADEPA, núcleo reaccionario con formato de organización de prensa, histórico colaboracionista de los golpes militares y defensor a ultranza de la institucionalidad legal de la dictadura en materia de medios, defensor de Antonio Buzzi y de Edgardo Patti, tanto como del orden legal impuesto por la 22285.

Y el “Grupo” que se expone como pista de despegue de estos obuses, con el candor y la inocencia de las madamas, como si se estuviese hablando de un asunto que no lo involucra como factotum y actor principal de los intereses en juego.

Entre todos se han escandalizado públicamente porque un joven militante, intelectual, académico, realizador cinematográfico, amante del tango y del box, peronista cultural y buena persona, relató en el relax de una entrevista que fue, a los 22 años, gerenciador de una radio “trucha”.

El pecado pasó de venial a mortal por decisión de oportunidad y no hay Dios consultado.

Durante más de veinte años los argentinos hicimos crecer un sistema mediático alterno y en contradicción con las malformaciones que la década de los noventa producía fuera de políticas concentradoras y privatizadoras. La palabra pública, igual que los ferrocarriles, las aerolíneas, el gas, la minería y los teléfonos, se enajenaba de su raíz original. Muchos, por aprovechamiento tecnológico, le pusimos el pecho a esa corriente, y construimos un espacio alternativo al hoyo simbólico que se tragaba todo. Lo hicimos con riesgo y con amor, como todas las cosas que tienen bondad de origen. Mientras dábamos esa batalla, los gendarmes del silencio nos denunciaban y perseguían blandiendo nada más y nada menos que la ley de la dictadura, un agravio adicional en medio de la democracia sangradamente recuperada.

Éramos radios truchas.

Ahora, veinte años después, la misma descarada reacción, el mismo oprobioso estigma, pretende pringar la voluntad política de los hombres que empujan la creación de un marco legal de la democracia para la comunicación audiovisual, una ley construida y consensuada, en recabo de la experiencia internacional con vistas a reinstaurar la cuestión de la comunicación en el seno de la cultura.

Es demasiada infamia a la que no se puede devolverle solo silencio,
Una mano entonces les pido, yo que no sé defender, para darle amparo a una vocación legítima y a una necesidad fundante para el orden institucional de la Argentina.
No dejemos sin censura social y sin respuesta a semejante mendacidad.

Ley de medios ya. Tratamiento parlamentario ya. Hablemos para recuperar la voz.