domingo, 16 de agosto de 2009

Parando la pelota que estaba picando

La mejor semana del Gobierno en mucho tiempo a pesar de haber tenido necesariamente que retroceder respecto del aumento tarifario ante las múltiples reacciones que había provocado y atentaba contra su máxima aspiración de lograr la media sanción en Diputados de la prorroga de las facultades delegadas por el Congreso en el PEN que incluyen fijar las alícuotas de retenciones a la exportación de granos.

Ayudó y mucho la obscena exhibición triunfalista de la corporación rural luego de las elecciones con un Biolcati comportándose como un patrón de estancia exigiéndole a "la oposición" que pateara al arco y que no "la deje picando". La sutileza no es lo suyo como tampoco lo es para Ulises Forte quien es imprescindible para la segunda minoria parlamentaria para que le diga como y cuando votar según se vió en el debate de la emergencia agropecuaria.

Este seguidismo no es gratis. Al plegarse al maximalismo rural y consentir sus bravuconadas, los sectores de oposición más comprometidos con sus reclamos se ven castrados en lo que deberìa ser su oficio: lograr mediante la negociación política arrimar voluntades hacia sus posiciones. Se requiere una cuota de autonomía con un coraje que no estamos seguros que posean.

Si la oposición esperaba que el llamado al diálogo era una declaración de rendición incondicional por parte del Gobierno bien pueden desilusionarse. Buena nota tomo el Gobierno de su tendencia a apalancar en la interna con movidas hacia afuera y el "ir o no ir" al diálogo era demasiado atracivo para que en lugar de una respuesta monolítica aquellos que se sientan cercanos a gobernar en el proximo turno concurran y los que se ven más lejos lo rechacen, ambos con la esperanza de obtener algún rédito. Atrapados en su propio discurso "dialogista" no había más remedio que concurrir tampoco. Hoy, con un oficialismo otra vez en el centro del ring, con aquellos que predijeron que el diálogo solo servía para que el Gobierno "gane tiempo" y una seria amenaza de fractura por las tensiones internas que el tema trajo, la UCR se retira del diálogo aunque la cuña está puesta.


Hay un fantasma que sobrevuela el Congreso. Es la probable entrada de la nueva ley de servicios audiovisuales antes del 10 de diciembre. Ante esto se crispan las posiciones de los sectores interesados, se pegan torpes manotazos como el del mutimedios Clarín en contra del blog que los pone en ridículo y se ataca sin piedad al jefe del bloque del FpV quien en su discurso no estaba sentando una posición individual de David en contra de Goliat sino que hablaba en nombre de la bancada toda. Los heroes individuales son muy lindos para la épica pero poco efectivos para la política que es el arte de unir las voluntades en pos de un objetivo estratégico. Sobre ese supuesto del extravío de Rossi se monta el operativo de demolerlo, cual Senador Laferrere quien en su momento fue abandonado por la UCR cuando planteo una limitación a los medios de comunicación pero en esta oportunidad las cosas parecen ser bien distintas.

El silencio parece ser el camino elegido por los triunfadores del 28J. Ante dos debates fundamentales en Diputados el Colo De Narváez no pronunció palabra alguna. Quien se plantea como "lo nuevo" en la política elige el bajo perfil cuando de debatir en el lugar en donde la voluntad popular lo puso por segunda vez se trata. Lo mismo el Lole Reutemann quien a falta de definiciones sus laderos lo definen como "un tiempista" o Gabriela Michetti que decide su destino (o lo deciden por ella) en silencio. Distinta fue la opción de Pino Solanas, con quien en algun momento el Gobierno fantaseo como un eventual aliado, yendo al Congreso a pedir que su sector votara con Biolcati. Es sabido que el voto a Pino fue esencialmente opositor y a ese mandato responde. Dificil de explicar hubiera sido votar con el Gobierno aunque igualmente lo es pegarse a la SRA.

Tampoco la tienen fácil los peronistas que apostaron al PRO. La frágil armonia del trío se tensa cuando de posicionarse frente a las demandas del campo se trata o también respecto de "jugar adentro o afuera" del PJ. El Momo Venegas lanzó su linea interna con un claro mensaje diferenciado del sector PRO excluyéndolos de la pelea peronista y Felipe Solá el sábado que viene lanza su candidatura presidente en el 2011 en Luján. Mientras tanto, el Colo lo apura a Macri para que se defina acerca de sus pretensiones para ponerle un dique a Felipe en la PBA. Todo indica que se llegará al 10 de diciembre con varios bloques parlamentarios de la "nueva derecha" sin elecciones a la vista que unifiquen el frente atrás de la empresa común.

Todo esto hace pensar que si bien el Gobierno no las tiene fácil, es posible que manteniendo cierta unidad pueda sacar provecho de la fragmentación del arco opositor. Pero es imprescindible que esta relativa estabilización del barco luego de la zozobra no haga perder de vista que es necesario recuperar terreno no solo en el ámbito parlamentario sino también en la ciudadanía y esa es aún una asignatura pendiente.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lo previsto desde que el gobierno adelantó las elecciones. Se sabía que una de las consecuencias de la alternación de las reglas de juego era que durante cinco meses se iba a gobernar con un congreso trucho y deslegitimado.

Las módicas victorias logradas esta semana no serviran de nada. El gobierno sigue enredado en una guerra personal contra los fantasmas (su propia imagen en el espejo), mientras el país va cada vez peor.

Los graves problemas del momento están lejos de encontrar caminos de solución. Al contrario. Las mafias siguen rozagantes (Moyano, los intendentes del Conurba, los amigos empresarios del poder). Y la decadencia cultural de la Argentina se acentúa.

Mientras tanto, aumenta la pobreza y la desocupaciòn. Un programa para combatirla que es un parche y que no es màs que el reconocimiento de lo que antes se negaba. Hay pobres en aumento!!!

Seis años del gobierno que vino a reparar para esto???

No hay casi nada en el horizonte. Los días más oscuros están por venir.

Y Kirchner como un enajenado sobre el tablero de operaciones, fantaseando con los ejércitos que ya no tiene y que no van a acudir para salvar Berlín. Y sus generales que no se atreven a decírselo. El sacrificio del pueblo no le importa: "me votaron en contra, no supieron entender"

saludo

Lava

Andrés el Viejo dijo...

Heil Kirchner! Déjese de joder, Lava. Si es verdaderamente usted, porque me permito dudarlo.
Este comentario es un rejuntado de panfletos que no se basan en hechos, sino en deseos.
Hay que leer a los antikirchneristas Mariano Grondona, Joaquín Morales Solá y Eduardo Van der Kooy. Parece que opinan lo contrario. Muestran una gran preocupación por la capacidad que el Gobierno ha mostrado para sobreponerse al mal resultado de las elecciones y la incapacidad de la oposición para aprovechar ese mismo resultado.
EVDK llega a advertir sobre la peligrosidad de que Kirchner se mire en el espejo del Chávez posterior a su derrota en el referéndum revocatorio. Es decir, agita el fantasma de que Kirchner revierta esa derrota, como lo hizo Chávez.
¿Ocurrirá eso? Ni Lava ni yo lo sabemos. El partido se está jugando.
Sobre la crisis económica. Primero, no hay que ser caradura. Las crisis mundiales de los 90, todas mucho menores que la actual, golpearon a la Argentina mucho más fuerte que ésta. Entonces, la crisis mundial no se puede adjudicar a los K y, en cambio, sí se les puede atribuir que el país la esté soportando mucho mejor.
Saludos

Anónimo dijo...

Che Andrés: yo nunca puse en duda que ud fuera Andrés. A ver...un poco más de consideración. Quién quiere que sea... ANtiPino? Vamos!

Igual, es lo menos importante quien sea yo.

Respecto de mi comentario. Si me permite, voy a conservar mis propias ideas aunque no coincidan con las de JMS o EVderK.

Antes me acusaron de repetir los editoriales de LN...

No le echen la culpa a la crisis. Si mal no recuerdo, Cristina dijo que la crisis no era para nosotros, que era una crisis de los países centrales. QUe acá habíamos bajado la pobreza, la indigencia y resulta que ahora nos desayunamos con que aumentó.

Si no, para qué el plan? Guíense por las cifras del Indec que muestran un pais de las maravillas. Y chau pinela.

Yo digo algo muy sencillo: seis años de gobierno y las causas estructurales de la pobreza no se han siquiera empezado a modificar.

saludo

lava

rinconete dijo...

El gobierno hace política.

Sigue ignorando el dial fino, enamorado de la brocha gorda y las jugadas explosivas. Sigue sin equipos técnicos sólidos y con una mesa chica apenas más grande que una tapita de coca cola.

Pero a mitad del segundo mandato, muy debilitados después de una derrota y con la mayoría de los medios en contra siguen haciendo política.

Lic. Baleno dijo...

Esta muy bien lo que dice rinconete. Agrego que dar marcha atras con lo del gas fue una cosa buenisima del gobierno. Deberia saber dar marcha atras mas seguido.

Fede M dijo...

Lava: Hágase cargo de que lo que Ud defenestra es el único que hace algo por el país. Y hágase cargo de que lo que promueve es un fantoche incorde de figurones con más ego que capacidad política.
La única argamasa que puede juntar a Cobos con Carrió, con Reutemann, Con De Narvaez, con Duhalde, es la necesidad del Establishment cuya fuente de legitimidad es el tachín, tachín mediático. Esa, y no otra, es la azón por la cual la oposición no ha podido hacerse de una legitimidad propia que le de sustento a un proyecto superador del denostado Kirchnerismo. La pregunta ¿A quien le pertenecen los votos de la oposición?
La respuesta siemple y llana: A Clarín. Punto. La gran mayoría fueron votos "no positivos". No fueron "a favor de", fueron en "contra de".
La legitimidad, como el Poder, no es una cosa que pueda ser delegada así como así. Fíjese nomás cómo le ha costado a Cristina (mal que nos pese) capturar siquiera una porción de la legitimidad amasada por Nestor en 4 años y medio. Y eso que es un cuadro político mucho mejor formado. Le pasó a Duhalde con Chiche, a Chacho Álvarez con De la Rúa. A Binner con Giustinani.
La legitimidad (lamentablemente incuestionada) que gozan los medios no es trasladable a los actores políticos que enzalsa. Y ese es su gran error estratégico.
Ni hablar del Universo de incapaces que conforma la Oposición.
Mal que mal, uno nunca se ufana de las defensas (ganadas en porciones homeopáticas a través de alimentos y vida sana) que lo salvan a uno de contraer enfermedades. Sin embargo están ahí, presentes, sosteniendo el cuerpo. De la misma manera, no hay en el Modelo Económico una sola medida que nos haya permitido enfrentar la crisis más devastadora que tenga memoria el mundo de 30 años para acá. Es el conjunto de las políticas K, la miríada de equilibrios (y desequilibrios) internos, las medidas piolas y (también!)las medidas cuestionables; lo que sostiene los colectivos llenos, los negocios abiertos, y los niveles de empleo más o menos estables.
Nada en la oposición hace presumir que puedan presentar una alternativa. Dejan la iniciativa al Destino, al caos del devenir. No es que anuncian un 2001, quieren un 2001, rezan todas las noches por un 2001 devastador que les permita reimplantar de cero el sistema político que el propio 2001 disolvió. Y por eso se matan a los codazos cada vez que el gobierno se corre, y los dejan solos con la iniciativa. Juegan a la Taba. A esperar que al gobierno le caiga culo, al error no forzado. Es una estrategia que permite ganar, a veces, algún partido, vale. Pero es dependiente de que el Otro no esté inspirado, como la semana que pasó. Es una política parasitaria, no más que eso. Da pavura que alguna vez la porquería que usted defiende, decida sobre mi destino como ciudadano habitante de este suelo argentino.

ricardo j. m. dijo...

lava abandone las drogas o empiece a drogarse que esta mas tarado que nunca

Anónimo dijo...

Fede M: no probaste con algún taller literario??

El intento está bueno, pero guarda con la extensión.

Ricardo j, no pierda tiempo con un tarado: yo no lo hago con ud.

saludos a todos

Lava

Fede M dijo...

Gracias Lava, esperaba ansioso su aprobación consagratoria.

Ricardo dijo...

Brillante lo de Fede M.
(Ahí tenés la mía, no me importa si no te importa, je)
Discrepo en una sola cosa: la oposición política no quiere un 2001. No sueña con un 2001. Si llega a caer un 2001 se mueren de un síncope.
Es que ya saben que no están preparadas para gobernar y la experiencia de De la Rua les enseñó que no solo es importante llegar sino mantenerse.
Si hoy renunciara Cristina, ya Cobos habría renunciado ayer y estarían sus pantalones en la lavandería.

Ricardo dijo...

Quería comentar una cosa sobre el post (que está bárbaro):
¿No es que el que se candidatea primero nunca llega?
¿Por qué tanto apuro por lanzarse Solá, Macri, de Narváez?
¿Es que acaso la única manera que tienen de convencer a la tropa es mostrando encuestas de como miden?