miércoles, 28 de octubre de 2009

Consultando al soberano

En el medio de la avanzada del oficialismo, sectores de la oposición proponen para el próximo período paramentario llamar a consulta popular para por ejemplo reformar el Consejo de la Magistratura o la Ley de SCA basándose en el art. 40 de la Constitución Nacional que habilita ese mecanismo para promulgar ciertos proyectos de ley. De esta forma dicen que evitarían el veto presidencial si las iniciativas prosperaran en el Congreso.

El tema se instala cuando el oficialismo manda al Congreso la reforma política y la oposición reclama el 60 % de los cargos en las comisiones parlamentarias de las cámaras. Este control parlamentario, en el caso de lograrse, tendría como límite del veto de Cristina y este sería el método para evitarlo.


A pesar del entusiasmo de algunos dirigentes opositores la consulta popular vinculante, un mecanismo de democracia semi-directa, no es tan sencillo ni puede aplicarse a las leyes que requieran una mayoría especial como vemos aca en La Nación. Requiere de una ley de convocatoria dictada en una sesion especial y con el voto afirmativo de la mitad más uno de los miembros de ambas cámaras.

Y luego los proyectos de ley deberían ser votados afirmativamente por la mayoría del pueblo en elecciones obligatorias.


Más allá de reglamentos y requisitos para la consulta, tal vez no sea mala idea. Tal vez obligaría a discutir política en lugar que los temas giren alrededor de argumentos ad hominem.

O tal vez pidamos demasiado.


* Esta brillante entrada de Lucas Carrasco se ocupa de este tema. Imperdible.

7 comentarios:

Fernando Bonatto dijo...

Ingeniero.Quieren a todo trapo retomar la iniciativa politica y lo hacen a su estilo tremendista y antidemocratico.
Estan poniendo toda la carne al asador, ya se vio a la gente de Castells haciendo saqueos en el Chaco(habria que ver ahi si no hay desidia gubernamental que haya dado pie),tambien estan esas presuntas ONG Organizaciones Nazi Golpistas que plantean la destitucion de Cristina,y las denuncias mediaticas del armamento de los piqueteros.
En fin,las consultas son un arma que quizas se debieran haber utilizado para avanzar.
En otro orden de cosas,lo invito a visitar mi blog,tengo un texto que incluye a la ciudad en que vivi hasta los 30 años y de la que me fui por "razones de salud " en 1977

http://poesiayramosgenerales.blogspot.com/

beatriz m. dijo...

Ya empezaron chingàndola con el Consejo de la Magistratura al que querìan colocar dentro de una ley omnibus y no se puede porque la ley no lo permite.

En realidad, lo que quieren y en el artìculo, lo dicen expresamente es PRESIONAR para que no haya vetos.

El ùnico antecedente de consulta popular fue el del Beagle y estaba muy fresca todavìa, "la guerra que no fue con Chile".

Se imagina Inge, que millones de personas vayan a votar, por lo menos el 35 % del padròn, por artìculitos que impidan ganancias de corporaciones mediàticas o agrarias. Lo veo muy dificil.

Resulta muy gracioso que tipos que no se hablan entre ellos y hasta se desprecian u odian, como Stolbizer-Carriò, Cobos-Carriò, Solà-Macri-De Narvaez, hablen de consenso para exigir el 60 por ciento de los cargos en el Congreso, sumando alegremente a su 45 % ,un 25 por ciento de distintos partidos, centro izquierda, izquierda, alianzas, etc.

Què paciencia, Inge, què paciencia¡¡¡

Anónimo dijo...

hola!, entonces si se podria plebiscitar la ley de SCA?

Anónimo dijo...

Nada mejor para el Gobierno que alguien que lo corra por izquierda. Deberian recordar lo que paso en estos casos. La consulta es un mecanismo que mas alla de su implementacion y reglamentacion es genuinamente democratico. Uruguay las ha utilizado recientemente por ej. estas elecciones. Los intereses reales de la oposicion deberian darse cuenta que esto no les sirve y le van poner los puntos a Lilita y MOralito enseguida. Yo propongo para ahorrar dinero someter a consulta cuando sometan a consulta estas leyes una similar sobre limites a la extranjerizacion de la propiedad de la tierra y otra a un impuesto a los que usan glifosato. Van a ver como la consulta se diluye en 5 min.
Saludos

Andrés el Viejo dijo...

Estos tipos hacen siempre lo mismo. Se les ocurre una idea "genial" y la largan en público antes de averiguar si es factible. Como viven para y por los medios y no para y por obtener resultados, lo importante son los tres minutos en cámaraa y la catarata posterior de rebotes en columnas de diarios, radios y comentaristas televisivos.
Esto parece ir por el mismo camino.
Al margen, a mí la consulta popular no me convence como procedimiento regular de legislación. Su propia naturaleza lo hace más apto para trabar que para construir. Puede ser útil frente a una iniciativa dañina, porque junta a todos los que estén en contra aunque no tengan nada que ver entre ellos. Pero su utilidad no pasa de ahí. Y, por lo mismo, no creo que sea un instrumento pacto para discutir de política.
Saludos

Andrés el Viejo dijo...

Fe de erratas: donde dice "pacto" debe leerse "apto".

Néstor Sbariggi dijo...

Fernando: Pero la iniciativa les dura 10 minutos.

Linda poesía, te agregué en el blogroll.

Beatriz M: Si, metieron en la bolsa a todo el repertorio antes de leer la ley que reglamenta la consulta popular. Esto es ridículo.

"La oposición" no es un bloque sino un archipiélago de bloques y exigen como si lo fueran.

Anónimo: Técnicamente quizás si, ahora tendrían que consensuar entre ellos un proyecto conjunto y que voten la ley de convocatoria la mitad mas uno de ambas cámaras. Dificil no?

Anónimo: Y claro, se les puede dar vuelta la tortilla.

Andrés: Si! como dijera Silvana la del orticón amordazado: "Ya llegó Canal 13?"

Y es cierto, sirve más para oponerse que para aprobar proyectos de ley.

Otro bolazo más.

Saludos