miércoles, 14 de octubre de 2009

Hoy el post lo hace Teodoro Boot

El amigo Teodoro Boot, compañero de tertulias bien regadas en San Telmo, analiza la contradicción entre la mala onda generalizada en los medios y buena parte de la opinión pública con los indicadores macroeconómicos y las perspectivas de una mejor economía el año que viene. No sabemos si ya fue publicado en algún lado pero aqui lo pegamos


Estoy desconcertadísimo. Mientras freía milanesa de pollo y huevos fritos (no con aceite, sino con un aerosol que sospecho mucho más nocivo) miraba de reojo un programa de TV que reproduce extractos de otros programas. Pasaban una parte del discurso del senador Pichetto que aludía a una entrevista que Ernesto Tenembaum le hizo al economista Javier González Fraga. Trascartón, la entrevista en sí.

Fue notable. González Fraga, que no es justamente oficialista, comentaba de su desconcierto cada vez que salía fuera del país. A su regreso encontraba una enorme contradicción entre los apocalípticos titulares de los diarios y las notas de las secciones de economía y finanzas, que hablan de que la economía argentina marcha muy bien, pues sufrió muy pero muy lateralmente los efectos de la crisis financiera internacional (cuando el mercado "mundial" cae estrepitosamente pues Europa y Estados Unidos ya no compran nada, y encima se derrumban los precios de los commodities, es obvio que el volumen de las exportaciones se va a reducir)

"Sube la bolsa, suben los bonos, el dolar está estable" decía González Fraga, "pero los periodistas tienen que alimentar al público. Es que el empresariado argentino está ávido de malas noticias"

Me quedé con la boca abierta, que más se me abrió al comprobar que Tenembaum no le hacía ninguna pregunta al respecto. Primero me dije: ¡qué mal periodista es este tipo!, porque la pregunta era de cajón. Pensando un poco, llegué a la conclusión de que Tenembaum no podía repreguntar: él también está ávido de malas noticias.

Y no son sólo los empresarios y Tenembaum: la entera clase media está ávida de malas noticias, ansiosa de corroborar que todo es una mierda, especialmente este país.
Y me hago y sigo haciendo la pregunta que Tenembaum no le hizo a González Fraga: ¿Por qué los empresarios están ávidos de malas noticias? ¿Por qué tanta gente está tan ansiosa de que todo les vaya como el reverendo culo?

Y la verdad es que, por más vueltas que le dé, no consigo entenderlo.

Para mí se volvió todo el mundo completamente loco. Mientras los agoreros siguen profetizando un apocalipsis que nunca llega, los diputados opositores dicen que el gobierno vuelve a mentir anunciando para el año que viene un crecimiento del 2.5%. El crecimiento va a ser mucho mayor, aseguran.

Y ya estoy muy viejo para hacerme brasileño. Lo que más me fastidia es llegar a esta edad provecta y volverme cipayo. Encima, de un imperio segundón.

11 comentarios:

El Hippie Viejo dijo...

Estimado Néstor
me dijeron que no se los escucha decir a los brasileños;
"este país es una mierda"
como tan frecuentemente se escucha aquí y más por gente que no sufre apuros económicos.

Es cierto, quieren malas noticias todo el tiempo para andar con cara de culo por la vida, esto lo veo entre quienes me rodean, no es un invento mío.
A mas de uno le dije:
no veas TN, hay otro mundo después de ellos.
Perdón por los exabruptos.

saludos para todos

beatriz m. dijo...

Es cierto, desde hace un mes los titulares de los medios difieren con los tìtulos de los suplementos econòmicos.

Una màs de tantas contradicciones argentinas.

Esta sensaciòn de que estamos inmersos en un balde de mierda uno la puede notar con cualquier hijo de vecino, es lo que necesitan para colonizar nuestras cabezas.

Chile, Uruguay, Brasil, cualquiera viene bien. En la exageraciòn podràn poner mañana que Bolivia y Paraguay nos han superado.

En el debate de la ley de Medios, percibì que se estaba hablando de dos temas diferentes. La oposiciòn no discutìa la ley, golpeaba con sus cliches (el de los medios que van a ser desguasados, ojalà). Y ese golpeteo constante lo ùnico que desea es que la gente baje los brazos, para luego caer en los de los salvadores de "la patria consensuadora".

¿Era Jauretche el que hablaba de la intenciòn de los poderosos de tener pueblos tristes y que nada se consigue si no es con alegrìa?

Por ese lado golpean, un buen muestrario fue el discursete de Tinelli, donde en un cambalache discursivo mezclò, la ley de medios,la selecciòn, la inseguiridad, los `"locos" que estàn en el poder, la violencia callejera pidiendo que seamos solidarios.

El famoso golpeteo, que puede servir para subir un rating al que no le alcanzan las cachas de vedettonas al aire, o para generar climas propicios a la restauraciòn conservadora.

Todo se igual. Todo es tan loco que hasta puede enfermarnos el alma

Andrés dijo...

Buenas inge,

Un argentino-francés, escribiendo hace ya casi una década en otros ámbitos de discusión, mencionó su teoría de que la victimización de la clase media argentina es un patrón de conducta que permite ocultar con cierto éxito el lugar privilegiado que ésta tiene en el país, sobre todo una facilidad para evadir impuestos que no hay en los "países serios".

La justificación permanente de que se está para el culo y a punto de colapsar ayuda a menoscabar cualquier iniciativa que permita, por ejemplo, discutir la carga impositiva de diferentes sectores y mejorar su recaudación.

Permite también justificar cualquier acción ilegal o ilegítima que menoscabe cambios sociales importantes. Por ejemplo, si la gente cree que los K son el matrimonio Ceaucescu, entonces puede justificarse cualquier conspiración o intento de golpe contra el gobierno. Total, si vivimos "gobernados por una manga de delincuentes", entonces todo vale.

Es una teoría un poco exagerada, pero tiene bastante de cierto.

Saludos,

Andrés

Sil dijo...

Hola a todos, yo chicos tengo una teoría muy pero muy primaria en este tema, -aclaro que yo de por si
soy bastante primaria, pero a mi favor digo que soy bastante pendex-
mi teoría es que mucha gente no se prende con lo popular y nacional porque no da status, creen que putear al peronismo o lo que represente al pueblo, no le da el barniz, el toque de elegancia a lo que "ellos" aspiran, y de ahí viene el bardeo a cualquier cosa que les parezca que no es paquete.
también creo que los últimos años
de la vida política - para no extenderme - es como que se ha nivelado para abajo, sino fijénse
en lo que consumen muchísimos tinelli, kilombos entre minas,
ranking de quién se curte a mas.
sin hacerme la puritana nada mas lejos de mi, sin hablar de los kilombetes políticos, las traiciones, los actos de corrupción. los asquerosos vendepatrias que te los venden como
heroes. con sus mas y sus menos. este es mi pensamiento.
obvio no es la totalidad, pero para mi algo de esto es cierto.
Ingeniero como siempre gracias por sus post y Adal un beso grande.

Anónimo dijo...

Inge:
es cierto. Yo estoy viviendo en México y lo que se escucha, lee y conversa sobre Argentina acá no tiene nada que ver con las tapas de los diarios de allá. Acá, cerquita del ojo del huracán, se le ve la cara a la crisis y no es nada bonita. Y se viene la madre de las batallas el año que viene, pues hay cada vez más gente que está cuestionando en serio el manejo macroeconómico (y no solo desde la """"izquierda mexicana""". México "hizo los deberes" y sacrificó en los últimos 10 años crecimiento en aras de controlar la inflación y sanear las finanzas públicas. Se suponía que era una suerte de "ahorro político" y si llegaba a haber una crisis méxico tendría abierta la posibilidad de endeudarse para hacer política contracíclica. Se olvidaron de que los banqueros solo le prestan a quién no necesita y el ajuste fiscal del 2010 va hacer saltar unos cuantos fusibles. Lea en lo de Baleno el post sobre Luz y Fuerza, ahí se discute un posible camino de respuesta gubernamental frente a la crisis. Usarla como ariete para que el Estado siga abriendo nichos de rentabilidad garantizada para los privados.

Andrés:
la teoría que menciona es de lo más interesante, hace bien en no tomársela a la ligera. De algún modo se tiene que aprovechar semejante disonancia cognitiva.

Saludos
Martín

Andrés el Viejo dijo...

Muy bueno el texto de Boot. Y muy interesante la interpretación que cita mi tocayo. Sin embargo, me parece que hay algo más coyuntural en esta avidez por malas noticias.
El empresariado, que ha hecho excelentes negocios y copiosas ganancias en estos años, siempre miraron al gobierno como una molestia (en el mejor de los casos) y como un dolor de muelas (en el peor). Aunque no quieran volver a los tiempos del neoliberalismo salvaje, añoran la posibilidad que les daba de sacar el jugo a los trabajadores sin limitaciones. Añoran los viajes al exterior y las compras de lujos importados. Pasado el momento de la crisis brutal, del colapso económico y del estallido social, ahora quieren "normalidad". No es otra cosa lo que pregonan los políticos y periodistas opositores cuando hablan de moncloas y consensos y diálogos. Menos huelgas, menos manifestaciones, menos amistad con Chávez, menos aumentos del salario mínimo y menos manos metidas en los negocios.
Saludos

Anadri dijo...

Inge.
Andrés tiene mucha razón, pero esto está ocurriendo a un nivel de clase social que no tiene impuestos que evadir. Todos escuchamos en la calle, en los negocios, que "el país está muy mal", "que el país se cae". opino que repiten los titulares y los zócalos, que les crean una realidad virtual, contraria a la realidad concreta. Se quedan con los titulares y no abren los diarios. Les forman una opinión desinformando. Por eso observemos qué sucede cuando la ley SCA esté funcionando, y se puedan escuchar "todas las voces, todas".

un abrazo peronista, hoy y siempre.

Caíto dijo...

Cipayo de un imperio segundón, ingeniero, esas sí que serían malas noticias. Me acuerdo de no hace mucho tiempo atrás cuándo se decía que había tantos ingenieros, arquitectos, manejando taxis. Hoy la demanda de profesionales en ciertos sectores está superando la oferta.

El Hippie Viejo dijo...

Bien por tu mirada, coincido....
es acertadísimo lo que decís SIL!

besos

Adal

Anónimo dijo...

http://www.radionacional.com.ar/audios/alejandro-dolina-en-la-radio-pblica.html
ESTA ES UNA ENTEVISTA QUE LE HACEN A DOLINA EN RADIO NACIONALDONDE DA UNA MIRADA BASTANTE INTERESANTE QUE CONJUGA UN POCO LO QUE OPINAN LOS COMPAÑEROS QUE COMENTAN ESTE POST.
SI ALGUNO LA ESCUCHA ME CUENTA POR FAVOR QUE LE PARECE
SALUDOS
FEDE DESDE ESQUINA-CORRIENTES

Enriq dijo...

Yo creo que la clase media lamenta las buenas noticias porque les hace caer la teoria de que el peronismo es la causa de todos los males del país desde el 45 hasta aca.

Lo que me alarma es que haya tanta gente que prefiera que todo se vaya a la mierda antes que cambiar sus estructuras de pensamiento.