domingo, 7 de noviembre de 2010

La semana después




Apenas 10 días nos separan de la muerte de Néstor Kirchner y en ese tiempo, luego de la multitudinaria despedida al lider peronista naturalmente se produjeron diversos cambios en el escenario político En muchos de los casos no representan una ruptura sino que la muerte de Kirchner actuó como catalizador de situaciones que ya venían incubándose y que ante la desaparición del máximo referente político, a favor y en contra terminaron por aflorar.

En la oposición es notable la crisis del Peronsmo Federal que estuvo al borde de su disolución la semana pasada. El espacio sigue sin liderazgo y con algunos de sus referentes máximos como Felipe Solá y Mario Das Neves que puertas adentro exigen un replanteo profundo de la estrategia llegando hasta la propuesta de Solá de tender puentes hacia el oficialismo para conversar una eventual unificación. La hipótesis de que avanzando el tiempo hacia las elecciones el espacio podría convertirse atractivo para que dirigentes del oficialismo saltaran el cerco buscando nuevos horizontes ha fracasado por completo y sus reuniones al más alto nivel tienen cada vez menos adhesión. Ya ni el Lole Reutemann ni el Colo De Narváez concurren a las cenas federales, el Lole es evidente que no tiene interés alguno en pelear las presidenciales encabezando ese espacio y además debe conversar con el oficialismo acerca de las elecciones de Sante Fe en donde ambos sectores se necesitan mutuamente para darle pelea al socialsmo gobernante y De Narváez no quiere atar su suerte a un candidato presidencial perdedor mal desde el vamos que lo hundiría en su pelea por la gobernación de la PBA.

Los "duros" de este espacio, Eduardo Duhalde y Alberto Rodriguez Saa prevalecieron en el debate interno manteniendo la linea opositora al oficialismo plasmada en un documento que no fue girado a la prensa sino a través de algunos de sus párrafos. Se entiende que estos dirigentes sean los que levanten esta bandera con Duhalde sin retorno alguno al peronismo y con Rodriguez Saa que puede volver a ser candidato testimonial en el 2011 garantizándole el alambrado a su territorio.

Ante esta crisis en la derecha asoman las posibilidades de Mauricio Macri quien a pesar de los consejos de su gurú Durán Barba quien le dijo que sus posibilidades de entrar en un ballotage son poco más que nulas, parece ahora decidido a candidatearse a presidente en lugar de intentar otro periodo al frente de la CABA. Para ello presentaría la semana que viene un proyecto para unificar las elecciones porteñas con las nacionales y beneficiarse con un eventual arrastre desde abajo del voto PRO de la Capital. La decisión no puede demorarse mucho tiempo y eventualmente se podría estirar como máximo al fin del verano. Esto es resistido por su precandidata a JG de la CABA, Gabriela Michetti que prefiere correr sola sin atar su suerte ni siquiera a la del máximo dirigente de su partido. Tampoco el trámite de este proyecto es sencillo porque se requiere de 40 votos en la Legislatura Porteña al modificar el Código Electoral y Macri deberá negociarlo con los bloques opositores pues cuanta solo con 24 votos en el recinto.

Como sea, la derecha no puede darse el lujo de no concurrir a las elecciones presidenciales con un candidato que mida dos dígitos, mientras que los candidatos del PF entran en la categoría "otros" de las encuestas de intención de voto, salvo quizás Eduardo Duhalde y esto obligaría a Mauricio Macri a tener que encabezar esa porción del electorado.

En la UCR se tienen que venir tiempos de definiciones pues es el eje del ACyS y no solamente deberá negociar con sus socios del PS y el GEN el binomio nacional sino también cada uno de los territorios en un calendario que adelanta las elecciones en varias provincias. Tres dilemas tiene la UCR: la PBA, Capital y Santa Fe. Se da la curiosa situación de que en la PBA negociaría con el resto sin tener un candidato propio, por eso estos días se comenzó a hablar de la candidatura del platense alfonsinista Miguel Bazze, un desconocido para la gran mayoría de los bonaerenses. Quien en el espacio republicano tiene mayor conocimiento y ya ha participado en elecciones a gobernador, Margarita Stolbizer emplazó a la UCR a definir su interna nacional antes de hablar de canddatura alguna; no quiere verse metida en el medio de una interna entre Alfonsín y Cobos que apalanquen con ella para hacerle fuerza al otro.

Alfonsín lanzará finalmente en diciembre en un acto callejero en Capital su candidatura nacional y Cobos pareciera estar cada vez más lejos de encabezar el ACyS con su figura cayendo cada vez más en los sondeos de opinión y su "voto positivo" por el 82% a las jubilaciones le dió un rédito neutro. Ante esta situación en su espacio se echan a rodar todo tipo de versiones como bolazos de candidaturas con Roberto Lavagna de vice desmentida públicamente por el Pálido ex ministro en términos categóricos y el rumor de algún acuerdo con el Colo De Narváez para intentar correr en el 2011 por afuera del ACyS, algo que hoy es altamente improbable y solo se fogonea por las conversaciones de algunos de sus operadores como Mario Meoni con el colombiano ante la perspectiva de quedar a la intemperie si su lider no logra vencer en la interna republicana.

Algo que habrá que seguir es la interna en el bloque de diputados nacionales de la UCR que debe cambiar de mando a fin de año pasando de Oscar Aguad a Ricardo Alfonsín como se acordó luego del recambio legislativo. Alfonsín no tiene intenciones de conducir un bloque que no controla y en donde es cuestionado por varios de sus integrantes por su nula actuación legislativa y por ser considerado "blando" frente al oficialismo. Por eso desde su sector se porpone a Ricardo Gil Lavedra como el sucesor de Aguad quien intentará retener la presidencia de la bancada ante el abandono de Ricardito. Tampoco Aguad es un hombre de amplio consenso en el bloque dado el magro resultado legislativo de "la oposición unificada" y en todas estas internas se cruzan los intereses de los diputados en su propio territorio, caso como el de Aguad que pretende ser el candidato radical a la gobernación de Córdoba, una carrera que no le será fácil tampoco.

En el oficialismo el golpe de la pérdida de Néstor Kirchner ha actuado como unificador alrededor de la figura de Cristina avalada por los altísimos números en las encuestas de opinón y de intención de voto, algo impensado dos semanas atrás. La revalorización en la sociedad de estos 7 años de peronismo y una rápida recuperación del centro de la escena de Cristina mostrandose entera, al frente de la gestión y asumiendo el mando de un peronismo al que operadores mediáticos lo daban apresurademente sin rumbo, ha hecho que la especulación alrededor de una eventual candidatura presidencial de Daniel Scioli pasara al archivo, al menos por el momento. La actuación de intendentes como Juan José Mussi definiéndose categóricamente por la candidatura de Cristina en el encuentro del lunes en La Plata marcaron la cancha y rápido de reflejos Scioli se alineó automáticamente con la Casa Rosada y forma parte del dispositivo político cuyo vértice es Cristina quien asume así la conducción territorial partidaria.

No es sencilla la tarea pero este alineamiento ayuda bastante, hay diversos proyectos políticos sobretodo en la PBA en donde se deberá pendular para conducir al conjunto con la cierta posibilidad de la victoria el año que viene como principal aliciente para la unidad. Ayuda también el hecho de que dirigentes que apostaron a la fuerza de De Narváez estén hoy abandonándolo para volver a pensar su futuro peronista dentro del PJ o al menos mantenerse expectates como el caso de Emilio Monzó quien junta sus porotos que luego negociará personalmente. Cristina hizo un llamado a la dirigencia para ampliar la base política y eso debe traducirse en buena onda para aquellos que quieran volver al peronismo en la linea de vaciar desde abajo a la opción disidente.

Y será la gestión además de los armados territoriales fundamentalmente lo que definirá la suerte del oficialismo en este año que queda de gobierno y el éxito o el fracaso electoral. Para ello el oficialismo se juega este miercoles la aprobación del Presupuesto en Diputados con una oposición dividida pero aún no contando con los votos necesarios para que pase al Senado en donde prácticamente ya tiene el número. Se tiene la esperanza que aquellos diputados que responden a partidos en gestión como el PS en Santa Fe apoyen en general al Presupuesto, aunque esto es tema de una dura interna hacia adentro del partido y se aspira a que algunos diputados enrolados en la disidencia peronista también acompañen. Este tema marcará la semana política y lo iremos siguendo en futuras entradas.

A pesar del optimismo en la tristeza de muchos peronistas el desafío es enorme y habrá que estar a la altura de las circunstacias. Tampoco las tendrá fácil la oposición que hizo eje en ser la contracara en estilo del extinto jefe peronista y ahora tendrá que mostrar alguna virtud propia para una eventual gestión y más aún cuando la discusión se ha tornado política, de intereses contrapuestos, polarizada alrededor de cuestiones que hacen a la vida de la ciudadanía por encima de cuestiones de formas que si bien no dejan de tener su importancia muchas veces son el atajo para escamotear la discusión del fondo de los temas. Esa es la gran victoria de Néstor Kirchner al dejar un escenario político mucho mejor al que encontró cuando irrumpió en la escena nacional.



8 comentarios:

Mariano Agrello dijo...

Inye una consulta... ¿Cuando es la fecha limite para presentar candidatos para las internas abiertas?. Porque por lo que se ve, la "oposicion unificada" en el congreso tendrá desde marzo cuando inician las sesiones hasta esa fecha para actuar en conjunto (y esto es la hipotesis de máxima).... así que lo que no hicieron o pudieron (porque se encargan más de romper que de hacer, este año, ya el año que viene ni les da.... o no?). A lo que voy no le queda un año, le quedan uno dos meses a su "intelegentisima" estrategia.

Anónimo dijo...

este panorama lamentable nos dice que solo con cristina podemos seguir ,espero que asi sea,el mejor gobierno de los ultimos 50 años tiene en nuestra presidenta su principal artifice.

Marcelozonasur dijo...

Inge... Y la CC Libertadora? QEPD? Se nos va a deprimir Lilita!!!

Un lujo el post Inge, lo difundo. Jaja Cristina Eternauta, muy bueno.

Néstor Sbariggi dijo...

Mariano: A esa estrategia no le queda más tiempo. De ahora en más tendrán que diferenciarse para ver cuanto se lleva cada cual del voto opositor.

Hay que ver la evolución del gobierno, como se va resolviendo la interna peronista, etc, pero no sería nada raro que de seguir así las cosas sectores opositores se acerquen al oficilismo.

Anónimo: Bueno, por suerte se la reconoce en la conducción.

Marcelo: Hablé de Lilita en el post anterior y de la CC solo hay para destacar que ya las críticas a Carrió no se reservan a hacerlas a sus espaldas sino que ya salen a la superficie, al menos puertas adentro. La idea era romper con el ACyS para valorizarse y colar más nombres a la lista pero si esto se mantiene se van a quedar solos y con una intención de voto horrible.

Saludos

manuel el coronel dijo...

Excelente análisis inyenié.

En números, cuantos intendentes del conurbá hoy son incondicionales?

elojocondientes dijo...

Como siempre, excelente análisis Inge. Abrazos

Anónimo dijo...

Excelente analisis Ingeniero. Una sola cosita, yo como gran cabulero tengo que decirle que la imagen la borraria. Yo fui al luna.

Lobo de Mar dijo...

Brillante analisis. Sólo me permito decir: Guarda con Scioli, su acto me pareció mas una demostración de fuerza que otra cosa y solo gracias a que varios intendentes le pararon la bocha no tuvo el efecto deseado. AGUANTE CRISTINA 2011.

Un abrazo