martes, 8 de febrero de 2011

De boca en boca II



En el Boca-River jugado en en Mar del Plata, se juntaron en el sector VIP diversas figuras de la política nacional y provincial como Mauricio Macri y su hechicera señora, el intendente Pulti de esa ciudad, ministros de la provincia como Ricardo Casal y se encontraba también un diputado nacional y precandidato a gobernador de la PBA que anda buscando boleta nacional de donde colgarse.

En el entretiempo, varios de estos personajes pasaron a una especie de buffet pegado al sector en donde confraternizaban mientras tomaban algún refrigerio.

El precandidato tuvo la idea de procurarse alguna bebida pero ocurrió que lo mandaron a hacer la cola del buffet como a todo el mundo y se molestó bastante. Tanto que cuando llegó su turno increpó a la empleada preguntándole si no sabían quien era él y como se les ocurre no atenderlo en lugar de hacerlo esperar y demás.

No pidió nada y se fue del estadio.

Habrase visto!



7 comentarios:

Escribidor dijo...

Que feo que le hagan eso a una persona que invierte en el país todo el tiempo! In-JUS-TICIA!In-JUS-TICIA!In-JUS-TICIA!

Guillermo [TcA] dijo...

Vocación y servicio.

magolla dijo...

pobre alicate, es para que se acostumbre a no estar entre los primeros puestos

RARO - PARA-NORMAL dijo...

Señorita no sabe quien soy yo?? el del programa de Tinelli

Nando Bonatto dijo...

El colombiano billeterudo que jura y perjura que billetera mata galan

Ricardo dijo...

Bueno, por lo menos con la bronca no cambió de color: ya estaba colorado desde antes.

Matías dijo...

"Sí, el imitador ese de ShowMatch" estaría para responderle.