viernes, 18 de febrero de 2011

Encuentro en La Plata




Un estadio lleno fue testigo en La Plata del encuentro de Cristina Fernandez y Daniel Scioli en el pico de la interna que los enferenta por la estrategia electoral y los roles a jugar por cada uno de ellos de cara a las elecciones de octubre, además de las secuelas del accidente ferroviario en San Miguel en donde la Nación a través del ministro de Planificación, Julio De Vido acusa a la empresa provincial de transporte Ferrobaires de funcionar con trenes en pésimo estado.

El color elegido por el gobernador, un naranja rabioso dominaba la vista por todas partes (hasta las gradas del estadio se volvieron naraja) solo cortado por los colores de las banderas de las agrupaciones que se iban sumando a la fiesta, en su mayor parte movilizadas por los intendentes del Conurbano y con una importante presencia de simpatizantes del intendente local Pablo Bruera.

No hubo discursos así que se trataban a través de la gran pantalla LED de interpretar los gestos de los dos protagonistas para dilucidar "como estaban", cada uno individualmente y entre si. A Cristina se la veía bastante distendida, sonriente y comunicativa con Daniel sin salirse de lo formal. A Scioli se lo vió rígido, parecía preocupado y en muchos momentos, cuando no se percataba del ojo de la cámara sobre él, parecía como si estuviese con su cabeza en otro lugar.

El gran ausente de las pantalla fue Pablo Bruera. No hubo un instante en el que las cámaras lo enfocasen y apenas fue nombrado por el locutor. Hoy, a pesar de los sucesivos acuerdos que ha sellado con Scioli en una relación oscilante, su alineamiento con Sergio Massa los tiene enfrentados y posiblemente sea su candidato a vicegobernador.

No hubo casi consignas y en el caso de haberlas eran tapadas por el sonido y el aplausómetro definitivamente dio por ganadora a Cristina frente a los muy tibios aplausos que recibía el gobernador cuando una y otra vez era nombrado por los parlantes y su imagen aparecía en las pantallas. Tampoco hubo hostilidad hacia nadie, solo se expresaba adhesión aplaudiendo más o menos.



Y el climax político del acto fue la lluvia de papelitos naranja que cayeron sobre los espectadores luego de la interpretación del himno nacional. Su leyenda fue el mensaje oficial en el medio de todos los rumores y especulaciones y con el antecedente de los pasacalles en la AU La Plata-Buenos Aires de los que hablamos en esta entrada y que luego de publicada fueran mandados a quitar por el propio Daniel Scioli.

"Cristina presidenta-Scioli gobernador" es todo un mensaje y el saldo político más importante de esta noche de brillo en La Plata.

* Foto I: La Nación

** Foto II: La Rosca


11 comentarios:

Charlie Boyle dijo...

Una cara de embole tenía Danielito...

Nando Bonatto dijo...

Je,,pese a que alguno la quiso hacer jugar de visitante ,Cristina platense al fin,les gano 7 a 0

Anónimo dijo...

Cristina es tripera amigo.
Inye, buena crónica. Que se comentaba por abajo?

Alejandra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Avallay dijo...

No fui, pero me hice de un gorito y una remera Scioli - Cacho Alvarez. ¿Cotizarán en alza?

Anónimo dijo...

yo voto completa!!!No voto al Colo vía MS...Jamás!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Cachiporra Bonatto: el otro día pusiste lo mismo y se comieron cinco en Brasil.Además de reiterativo, no serás mufa?

Boletero del cine Ocho

Néstor Sbariggi dijo...

Charlie: Yo lo vi preocupado y era su noche esa. La pelea en donde está parado estos días es durísima y hasta creo que está sintiendo la famosa "ingratitud de la política" pero eso último es completamente subjetivo.

Nando: En apareciencia de visitante.

Anónimo: Había una gran expectativa, algunos pensaban que iba a haber discursos. El clima político se distendió con el espectáculo y verlos a Cristina y a Daniel saludando juntos fue positivo.

Avallay: Hummmm...

Anónimo: Yo también.

Saludos

Nando Bonatto dijo...

Boletero del cine ocho...
conoci uno justamente,y si haces referencia al que pienso, del CNU justamente,fuimos amigos en la infancia.

Anónimo dijo...

INGE, YO SENTÍ ALGUNOS SILBIDOS DESDE UNA TRIBUNA MUY K, AL GOBERNA. HUBO MUCHAS COSAS PARA VER, PUES LA VERDAD, HICIERON LO POSIBLE PARA QUE NO SE LE PUDIERA EXPRESAR A CRISTINA TODO LO QUE SU PUEBLO QUERÍA, YA QUE EL SONIDO ERA ABERRANTE Y TAPABA TODO.
HABLANDO DE LOS K, VI UNOS DIRIGIBLES ANUNCIANDO A GUSTAVO OLIVA COMO INTENDENTE PARA LA PLATA. ESO SÍ QUE ES UN NOTICIÓN. SERÍA UNA CANDIDATURA QUE TRASPASARÍA LOS LÍMITES DEL PJ Y DEL KIRCHNERISMO, YA QUE SERÍA MUY APRECIADO POR VASTOS SECTORES DE LA CLASE MEDIA PLATENSE.
ES UN CANDIDATO MUY CRISTINISTA, ACEPTADO POR EL PERONISMO Y ABIERTO HACIA OTROS SECTORES DEL CAMPO NACIONAL Y POPULAR.

Resentido común dijo...

Con todo respeto por Joaquín y Lucía, pero Scioli está mas para Pimpinela! :)
Se aburrió con Fuerza Bruta toda la noche, solamente se lo vió divertido cuando entró el de La Mosca, ahí se le iluminó la cara, no hagamos lecturas políticas de su aburrimiento.
Abrazo