viernes, 17 de junio de 2011

El kingmaker según Beatriz Sarlo




Anoche nos juntamos con Rinconete y un grupo de amigos en la cena mensual de la Mesa de Autoayuda K en donde entre empanadas y vino tinto el tema fue como siempre la política y tiré como hipótesis, basándome en lo que se lee en la prensa y demás medios opositores y lo que te dicen sus votantes que estas elecciones traen consigo "el dilema del gorila": si bien toda elección es una opción entre varias alternativas, en esta ninguna de las que hay dentro de la oposición puede entusiasmar seriamente a nadie pero por alguien hay que votar.

Y hoy nos encontramos en La Nación este artículo de Beatriz Sarlo en el que con la excusa de hablar de Francisco De Narváez y su única posibilidad de ser un "kingmaker" por no estar habilitado por la CN de ser candidato a presidente, habla de las distintas vertientes opositoras que competirán en octubre y sobretodo de las dos opciones republicanas que los votantes encontrarán en el cuarto oscuro con una de ellas devenida populista de derecha al ser la elegida por el hacedor de monarcas. No es muy elogiosa que digamos en un texto plagado de adjetivos.

Betty hubiese preferido otra alianza en lugar de las dos que se formaron al partirse lo que quedaba del ACyS, pero:

Por supuesto, se podrá decir que la culpa de todo la tienen Hermes Binner y el Partido Socialista, un hombre y un aparato político lentos y precavidos, desconfiados y llenos de resquemores. Aceptemos por un momento que Ricardo Alfonsín habría preferido esa alianza de centroizquierda con el socialismo y GEN, vuelta imposible porque los tiempos no la permitieron y porque Proyecto Sur pensó que su propia construcción a mediano plazo se salvaba si atraía esos mismos aliados que buscaba el radicalismo (pensamiento que mezcla el principismo y la mezquindad).


Alfonsín y su viraje de la socialdemocracia a la derecha sin escalas también son calificados:

Aceptadas todas estas hipótesis, persiste sin embargo la perplejidad sobre un candidato como Alfonsín, que primero se define como socialdemócrata, para juntarse después con un ladero como De Narváez, uno de cuyos párrafos preferidos es de clara sustancia pospolítica: "Los chicos no nacen Pro, ni radicales, ni kirchneristas, nacen con necesidades". Esta verdad tiene la evidencia del sentido común que borra las distinciones entre progresismo, centro y derecha; sostiene que todas las soluciones son técnicas, gerenciales y administrativas, incubadas en probetas inmunes a las bacterias de la ideología. Más o menos lo que ha dicho siempre Macri, por lo cual no es sorprendente que De Narváez desee su reelección en la ciudad de Buenos Aires. Borrar las diferencias ideológicas implica borrar un ordenamiento de valores; implica también considerar a la sociedad como "la gente", a los ciudadanos como "vecinos". Todo eso integra el arsenal de la des-ideologización de la política, que no es el mejor camino cuando, justamente, la re-ideologización kirchnerista todavía se mantiene en alza. Discutir con el kirchnerismo el campo progresista implica reconocer la existencia de ese campo, no su negación por una circular de los asesores de imagen.

Betty acierta diciendo que luego de aliarse con la antipolítica colombiana, Alfonsín debe dejarse de hablar de "progresismo" porque tiene la batalla perdida de antemano. Por eso alíi en donde se deciden las lineas del discurso el debate vira en torno a "la corrupción", "la institucionalidad" y a la vuelta del "intencionalismo" en el que cae Ricardo Alfonsín en el reportaje de El País para descalificar las políticas del Gobierno Nacional que han sido acertadas.


Todo esto lo sabía Ricardo Alfonsín. Pero sucedieron dos cosas. Por un lado, una parte de la UCR, en especial la que reconoció la precandidatura de Ernesto Sanz, prefería virar el sistema de alianzas y desafiar el espectro de una derrota en octubre moviéndose del centro a la derecha. Por el otro, las elecciones se aproximan y, con ellas, la pulsión de prevalecer: con Binner o sin él, que fue remiso, intolerablemente pausado, a veces taimado.

Otra vez la liga Binner, un hombre al que Sarlo no le ve la pasta de lider y la audacia necesaria para vencer en esta pelea.


Ahora la UCR encabeza otro frente, aunque no lo llame frente. Si De Narváez le proporciona los votos necesarios para desequilibrar en la provincia de Buenos Aires, incluso aunque él mismo no salga elegido gobernador, será el kingmaker . Lo sabe y declara como poseedor de esa llave que podría conducir a la sala de máquinas de la república. De Narváez no estaría en el puesto de mando, pero ¿cómo negarle que sus votos llevaron hasta allí al hipotético capitán?

No hay salvación. Para Betty la UCR tampoco tiene el coraje de aceptar públicamente que han defeccionado frente a un populista que se convertiria en el hacedor de una eventual victoria. La carencia de representación del gorilismo republicano ya sea por abrazarse a un populista de derecha o por carecer de los atributos que hacen falta pinta un escenario de pesadilla en todo el artículo.

Si esa victoria llegase tampoco sería satisfactoria más que en el hecho de haber derrotado electoralmente al kirchnerismo pero sería atrozmente amarga.


16 comentarios:

rib dijo...

Alfonsín Jr. es social-cristiano y no social-demócrata.

http://www.elintransigente.com/notas/2011/4/5/alfonsin-no-trata-ganar-eleccion-gobernar-pais-77733.asp

Ricardo dijo...

Y bueh... Tiene razón la "compañera" Sarlo.
La imagen que acompaña a la nota también es muy sugestiva.

Claudio dijo...

Es muy buena la ilustración, que lástima que no la hizo Sabat.

Anónimo dijo...

Es una especie de Fausto fallido: le vende el alma al diablo a cambio de nada.

Su nombre quedará inscripto en la historia como el de quien terminó de hundir al radicalismo.

De algún modo vino a completar la tarea de su padre.

Tragedia argentina.

saludos

lava

Anónimo dijo...

Ahora copian mi nombre?
nada más se puede esperar de corruptos peronistas
lo de De Narvaez es circunstancial, él perderá la provincia, pero lo usaremos para ganar la nación.
Terminará preso, como Cristinta

saludos

lava

rinconete dijo...

Inye

Muy buena la cena de ayer. Ya la repetiremos.

Creo que, más allá de la dificultad de ganar la elección, la habilidad de Ricardito y su posibilidad de seguir como líder opositor o al menos líder del radicalismo (sin que se lo almuerce un peso pluma como Sanz) va a depender de esos votos ¨extra¨ que le arrimará De Narváez.

Si el resultado es visiblemente mejor que lo que hubiera sido con Binner y si la alianza de Binner se desmorona como opción nacional, Ricardito será un ganador.

Si llega tercero cómodo, va a ser devorado por el partido.

De cualquier modo, usar el Intencionalismo para criticar medidas que el radicalismo siempre soñó en implementar sin jamás animarse a hacerlo es claramente un reconocimiento de derrota: los radicales solo sirven para tener buenas intenciones.

Quienes preferimos las leyes a las intenciones debemos optar por el peronismo.

Saludos,
r.

Anónimo dijo...

Lava: más bien cuiden la Ciudad, que la tienen bien comlicada http://www.lapoliticaonline.com/noticias/val/74324-105/encuesta-macri-gana-el-ballotage-contra-filmus-o-pino-solanas.html

lava

Anónimo dijo...

Si ahora se les cae el relato de Herrera de Noble apropiadora de hijos de desaparecidos, qué van a hacer???

La lloradora profesional del Conurbano perderá su último Gran Rival.

El resultado del BNDG no va a estar antes del Día D (24/6). Debe haber entrado en pánico o en uno de sus bajones bipolares.

Dennis Rodman dijo...

El anónimo de las 15:12, no será Fontevecchia?. Por el nivel de burda soberbia y su capacidad de hacer psicología a distancia, parece serlo.

Dennis Rodman dijo...

Además no nos olvidemos que existe, en grandes líneas, 3 posibilidades en cuanto al análisis de los Noble´s Boys:
1)Que se demuestre que son hijos de desaparecidos
2)Que los análisis den negativos, pero pertenezcan a una familia cuyo adn no está en el banco de datos
3)Que los análisis den negativos y no pertenezcan a familias de desaparecidos

El caso 2 y 3 son imposibles de separar mediante hechos científicos, puede ser una duda que siempre quedará flotando. Por un lado, la duda favorece al acusado, por otro, las adopciones recontra irregulares siguen planteando interrogantes.

Anónimo dijo...

Un genio Dennis, menos mal que vos solito aclaras lo de 2 y 3. Y los últimos tres renglones son apoteóticos: 9 de cada 10 adopciones aun hoy son turbias....

Pero además, parecen Zapata. Se huelen que no son y empiezan con "podrían ser hijos de..." Dejensé de joder un poco

Chiclana dijo...

y vos lava deja de sobarme la chota

Dennis Rodman dijo...

Anónimo de las 17hs. Esas son las opciones, todo debe ser explicitado y los matices existen, sabía usted?
Además cuando me refiero a adopciones irregulares es a irregularidades graves, del estilo " a este bebe me lo encontré en la puerta", superan inconvenientes, rozan el ridículo y el absurdo.
9 de 10 adopciones turbias???. Lo leyó en Libre?, de dónde saca los datos??
Le falta una enormidad para hacerse el soberbio y no dar lástima. Continúe con la psicología a distancia, la va a ir genial.

la señora bibiloni dijo...

Ingeniero, parece que alguno de los asistentes a la cena de la MAK era un espía de Betty y le dio letra. Saludos.

Anónimo dijo...

Están acorralados. Salen a negociar.

NAGUS.info dijo...

Gracias Ingeniero por su participación en la cena de la MAK. Gracias a todos y todas por una gran noche.

Los que alguna vez tratamos de llevar diez vasos de vino con nuestras manos como única herramienta, sabemos que sólo caeremos en acrobacias ridículas hasta que los vasos se estrellen contra el piso. Lo mismo pasa cuando la oposición se resiste a asumir que no existe aritmética posible para ganarle a Cristina, hacen malabares matemáticos que los embarcan en alianzas y discursos que sólo hacen más patética su derrota.
Al hijo de Alfonsín se le puede reconocer una virtud, ganó en su inexistente interna de salita azul y amenazado por encabezar una fórmula cercana al índice Moreau decidió saltar de pecera, huir hacia adelante, colgarse el pin de partido centenario y meterse en la pileta de los tiburones, ilusionado con poseer un apellido ilustre que lo protegería del ridículo. Conclusión, si hace un milagro y sale segundo a veinte puntos, habrá coronado al colombiano como el bautista, el dueño de nombrar al candidato del 2015. Si sale cuarto cómodo y calentito, habrá consagrado al carismático Hermes como el estadista del progresismo, lógico recambio, dejando al gorilaje en la dulce espera del candidato que no nació.
Un visionario Ricardito…

Como bien planteas, el gorila tiene su dilema al igual que lo tiene el progresista. El FPV será votado este año por tantos peronistas como progresistas radicales, socialista, comunistas, trotskistas, etc. (nuestra cena fue un ejemplo de ello). Los gorilas conservadores deberán asumirse de derecha por sobre el antiperonismo, y votar a Duhalde o Ricardito (de Narváez/ Camaño). La diferencia es que los progresistas la votaremos felices y los gorilas haciendo gárgaras.