martes, 2 de agosto de 2011

Carriofrase de hoy



Seguramente la frase tiene otro sentido teniendo en cuenta el contexto que fue dicha, pero en forma literal suena espantosa. La pronunció Elisa Carrió ante el acoso de la prensa para que linchara en vivo y en directo al Juez de la CSJN, Eugenio Zaffaroni que se encuentra en el medio de un lío fenomenal con el tema de que supuestamente habrían alquilado 6 departamentos de su propiedad para que en ellos se ejerza la prostitución VIP, escándalo que sale a la luz púbica a partir de una investigación de la cloaca tabloide Libre propiedad de Jorge Fontevecchia.

Lilita quiso estar medida frente a las declaraciones de otros candidatos como Ricardo Alfonsín quien pidió la renuncia del magistrado "por el escándalo, se haya o no cometido delito", todo un demócrata de las formas y las de dirigentes de su partido como Patricia Bullrich y otros guardianes de la moral pública de su bloque de diputados nacionales en un día en el que la oposición compitió a ver quien decía la frase más dura en contra del magistrado.

Carrió en cambio pidió que se sigan los caminos institucionales en el medio de la embestida mediática y política (hasta hubo un tweet de renuncia por parte de una cuenta apócrifa atribuida a Zaffaroni) para quebarar moralmente al juez:


“Yo enjuicié a una Corte, pero no en medio de una campaña. Nosotros pedimos que Zaffaroni vaya a la comisión (de juicio político), pero hace un mes y medio… Después del 14 podemos volver a hacer de todo”

“Demasiado nos costó llegar a tener esta Corte para tirarla por la borda en un campaña”

En realidad, llegado el caso ese sería el procedimiento que se llevará adelante si prospera el pedido de juicio político en la comisión correspondiente porque Zaffaroni ya ha reiterado que no renunciará y está dispuesto a dar las explicaciones del caso:

"No sé si hay delito. Hasta ahora lo que hay es una actividad ilícita de la cual yo soy víctima" le dijo el juez a Radio Nacional.

Veremos como sigue el caso mientras mucha gente se cuelga del escándalo para lograr un poco de cámara o un titular.


11 comentarios:

Daniel dijo...

La frase correcta es:
"Mi hora terminó"

eso que está en el medio; "de decir la verdad" está demás. Ya que lo único que ha dicho siempre esta mujer es un cúmulo de bizarreadas.

rinconete dijo...

Que Ricardito Corazón de Ratón quede menos templado y más oportunista que la propia Mentalista señala el profundo desconcierto político en el que este pobre muchacho ha caído.

Encuentro Latinoamericano dijo...

El flaco este Tognetti recién dijo algo que me parece clave. Esto no es casual, como nada es casual ultimamente, el problema es la ley de medios y el hecho de que la Corte juega ahi. Zaffaroni es, posiblemente, una de las voces mas "progresistas" de la Corte y se puede presuponer que va a estar a favor de la aplicación adecuada y completa de la ley. La voz y voto de Zaffaroni valen oro para Clarín y sus socios satélite como Fontevecchia.
Salutes.

PANCHO dijo...

ricardito hunde lo que queda del radicalismo dia a dia, que nabo!!

Anónimo dijo...

Si llegasen a imponer su candidato a ppresi, qué mejor que tener otro Juez en la Corte.Lola

beatriz m dijo...

Alfonsinito no es abogado, no?. Hasta el mas lego sabe que hay presunción de inocencia. Si esto se lo hacen a un juez de la Corte qué queda para cualquier mortal¡¡¡. Es impresionante el trabajo en tandem y en cadena nacional privada que hacen, al únísono, con el mismo libreto ametrallan al que tienen marcado. Le están pegando a los símbolos culturales de la etapa kirchnerista, y no se andan con chiquitas.

Yaya dijo...

Ayer la morsa Letjman planteaba que en estos casos se invierte la prueba de la prueba, y encima decía que debía hacerlo porque los progresistas los bancan (él incluído), una hijaputez de aquellas.

Seguro que a Biblita se le terminó la hora y eso de que ella enjuició una corte, una desmesura más a la que nos tiene acostumbrado.

Néstor Sbariggi dijo...

Daniel: están intentando otra onda en la CC, menos crispada. A Carrió a veces le sale.

Riconete: En la UCR como es de costumbre le echan la culpa a la influencia de De Narváez que le pidió "ser más enérgico" a ver si sube algún punto. Artemio ya lo tildó como "ancla" a Ricardito.

Encuentro Latinoamericano: Desde su designación (o antes) Se apuntó a Zaffaroni desde la derecha, no extraña esta campaña.

Lola: Tenían otra corte antes, seguro la extrañan.

Beatriz M: Es cierto, esa es la idea. El problema es que encuentren con que dar esa pelea.

Yaya: Reconoce entonces que la pelea es política más que una cruzada por la moral pública.

Saludos

Héctor dijo...

Solo quiero decirles (y es una pregunta que me encantaría hacerle a Zaffaroni) que imaginen por un momento que están Uds. lisos y llanos mortales, en la situación del juez.

Que les encuentran ni uno, ni dos sino varios deptos con prostitutas adentro (máxime cuando desde Presidencia se impulsa una lucha sin cuartel contra la trata) ¿que creen que les pasaría? ¿zafarían? ¿podrían decir que no sabían nada y que son "victimas" de la situación?

De vuelta: Seamos honestos

¿Que se usa políticamente? ¡Obvio!, o no pasaría lo mismo si a Duhalde le encontraran un deposito con 10 tons de cocaina y el alegara: "¡yo solo los alquilé!"

Pero los deptos existen, y Zaffaroni zafa por su peso político.

Nosotros estaríamos en cana esperanso juicio

Lucas dijo...

Coincido con Héctor, si la situación fuera al revés ya se le hubieran abalanzado al opositor que fuera a la yugular. O acaso el oficialismo no ha tramado operetas?
1) Enrique Olivera y su cuenta en el exterior
2) Luis Juez, idem
3) De Narváez y sus vínculos con el tráfico de droga
4) Duhalde y la muerte de Ferreyra
5) El ADN de los Noble Herrera
6) La compra de Papel Prensa bajo tortura a la familia Graiver (todavía estamos esperando el informe clarificador y definitivo de Moreno)
7) Filmus y la campaña sucia de Macri/Durán Barba
Sean honestos con Uds. mismos por lo menos, ya que no logran honestidad intelectual desde el gobierno que tanto defienden
Saludos
Lucas

Anónimo dijo...

Lo de Zaffaroni (que juró por los estatutos del proceso cuando fue juez antes de ahora) se está pareciendo a lo de Hebe.

Un caso más de doble moral.

Si querés ser un libertino está todo bien. Lo que no se puede al mismo tiempo es ser juez (ya vemos, con Oyarbide, lo que puede pasar con un juez presionable). Imaginemos a Zaffaroni ahora teniendo que decidir en una causa sobre trata de personas.

No hay que darle muchas vueltas: lo que se afirma con palabras lo tiene que respaldar la conducta. Y un juez mucho más.

saludos

lava