sábado, 22 de junio de 2013

Hoy el post lo hace Teodoro Boot: La locura de ser martir



La locura de ser mártir

Por Teodoro Boot

Es notable cómo los distintos grupos de oposición trabajan para el gobierno. Y, desde ya, los kirchneristas, agradecidos. Sirve para compensar lo que a veces hace el gobierno contra sí mismo.

En algún medio, los lectores formaban fila para pegarme por sostener que la jueza Servini de Cubría había hecho un enorme favor al declarar la inconstitucionalidad de la elección popular de los integrantes corporativos del consejo de la magistratura. En el mismo sentido, expreso mi sorpresa ante la lectura que mayoritariamente se hace del fallo de la Corte: contrariamente a lo que se piensa, no ha sido una derrota sino un triunfo, un significativo triunfo político del gobierno y, en particular, de la Presidenta de la Nación.

¿Cómo una “derrota” puede ser un triunfo”? De la misma manera que un triunfo puede ser una derrota: dependiendo de qué implica y que consecuencias tiene. Ahí está el caso de Pirro, rey de Epiro, quien venció a los romanos en la batalla de Asculum a un costo tal de soldados y generales que su triunfo parcial le acarreó su postrera derrota final. El acontecimiento dio origen a la expresión “victoria pírrica”.

Está por verse si los acontecimientos de la semana darán origen a una expresión equivalente, como “derrota cristínica” (de aquí en más, todas las trapisondas de un sistema judicial de naturaleza curial, pertenencia  oligárquica y asociado a los poderes económicos legales e ilegales, remitirán a la reforma impulsada por Cristina Kirchner) pero algo de eso hay hoy mismo: no tiene sentido, ni es lícito, exponerse a una derrota electoral por sostener un “principio” en un lugar o momento secundario de la lucha. 

Para entenderlo, conviene poner las cosas en perspectiva, porque habrá quien diga que la reforma del sistema judicial es un asunto muy importante.
Tranquilos: lo es, lo es.

Sin embargo ¿es el elemento central del proyecto nacional y popular?
Segunda pregunta: ¿cuáles son las condiciones de continuidad del proyecto nacional y popular?

A nuestro juicio, dos: no habiendo otros modos de acceder al manejo de los asuntos públicos, en primer lugar, la preeminencia electoral. Luego, la profundización del modelo. Que, siempre, a nuestro juicio, debe darse en tres planos, necesariamente interrelacionados:
* La mayor soberanía nacional, que pasa por la integración sudamericana en un proyecto emancipador y no de sumisión a los mercados.
* La reconstrucción del poder del Estado y su control sobre los servicios públicos y recursos estratégicos.
* La justicia social, consecuencia de una más justa distribución de los bienes económicos y de la construcción del poder popular.

Pero la condición de posibilidad es, siempre, la preeminencia electoral.
Si esto es así ¿qué sentido habría tenido un “triunfo” del proyecto de elección popular del Consejo de la Magistratura si su consecuencia hubiera sido exponer al gobierno a una segura derrota electoral? ¿Cuál era el futuro de esa reforma si su imposición significaba la derrota electoral del kirchnerismo?

En ese sentido, la reforma, el método elegido para la elección de los consejeros corporativos y, mucho más importante, el momento elegido para ponerlo en práctica, sonaban más a un intento de suicidio que a otra cosa.

La reforma del sistema judicial es necesaria, pero a condición de que sea posible, de que efectivamente se lleve a cabo, y no como consecuencia de la pelea por el cabal cumplimiento de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, definida por algunos como “la madre de todas las batallas”. Éste es un concepto equívoco, que se presta a confusiones. Es la clase de concepto que conviene evitar: puede dar a pensar que de cumplirse acabadamente con la "Ley de Medios" (o, para el caso, con la reforma del Consejo de Magistratura) quedarían resueltos todos los demás problemas. Y que, de no cumplirse, sobrevendría la fin del mundo.
Y en realidad no ocurre ninguna de las dos cosas. 

No existe nada parecido a una “madre de todas las batallas”, pero si una se le aproxima, si una es central, esa es la batalla electoral, ya que es la que acerca o aleja del manejo de algunos de los resortes del poder, y a la que conviene llegar en las mejores condiciones, evitando fundamentalismos absurdos construidos alrededor de épicas de cabotaje.

A partir de la reconstrucción del movimiento nacional de liberación –que no es ninguna fórmula, ni ningún esquema orgánico, sino la nación en su ir siendo– y en el desarrollo de un proyecto nacional –en este caso definido como popular– se van creando nuevas categorías y realidades, un nuevo sistema de relaciones sociales que, tarde o temprano, requiere de una nueva institucionalidad, un distinto marco legal, un sistema jurídico más adecuado y categorías culturales capaces de dar cuenta e ir expresando el estado de esa nueva sociedad en proceso de autoconstrucción.

Cuando, por citar a un Jesús que esta vez no es de Laferrere sino de Nazaretse echa vino nuevo en recipientes viejos, estos recipientes “se rompen, y el vino se derrama”, pero si se echa el vino nuevo en recipientes nuevos, “lo uno y lo otro se conservan juntamente”.

El proyecto nacional y popular comenzado a esbozar en  2003 es un nuevo vino que no puede ser contenido por los recipientes construidos para contener al proyecto de sumisión que eclosionó en el año 2001. El recipiente –el sistema jurídico, político, institucional y cultural– empezó a crujir y es razonable y bueno que así sea: significa que el vino es efectivamente nuevo. 

El actual estado político-jurídico del país –con leyes trabadas por cautelares, y decretos municipales y leyes provinciales que contradicen leyes nacionales (y en consecuencia, la lógica más elemental)– es lógico y era previsible, y si por un lado revela el intento de construir simbólicamente una sensación de caos (que es cómicamente contradictorio con el sumultáneo intento de construir la opción democracia-dictadura), por el otro lado expresa la tensión entre una nueva realidad y el obsoleto sistema jurídico institucional que supuestamente debería servirle de recipiente. 

No se trata de que no existan estos conflictos (¿cómo no habrían de existir?) sino de resolverlos de acuerdo a la conveniencia y necesidades del proyecto en gestación. No es un asunto menor y tiene todos los ingredientes de una tragedia, en tanto es una renuncia a un destino previamente trazado y la elección de otro, pero en ningún caso supone “dejar testimonio”.

Recurrentemente aflora en nuestra historia política la tentación al martirologio, a “morir con las botas puestas”, a sucumbir con las banderas en alto. Por no entrar en los vericuetos de la psiquis, está en nuestro ADN judeocristiano (compartido obviamente por el Islam) e incluso en las juveniles veleidades guevaristas. 

Por eso es necesario cuidarse tanto de él. Cuando la causa no es la causa de ningún dios ni el testimonio de ningún héroe, sino que es la causa del pueblo, el deber no es testimoniar una fe sino obtener el éxito… simplemente porque las vidas de millones de personas dependen de la continuidad de este proyecto en sus aspectos centrales, no de un demencial todo o nada por el modo de elección de los integrantes corporativos a un mamarracho engendrado por un mamarracho mayor: la reforma constitucional de 1994,que no fue otra cosa que el recipiente adecuado para contener el vino de un proyecto de sumisión nacional.
Nuestra pelea es mucho más grande y de más largo aliento.


21 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

Impecable

Andrés dijo...

Teodoro es un maestro a la hora de expresar ciertas cosas.

Saludos,

Andrés

rib dijo...

acaso el tamaño sensasionalista de la tipografía
sea la evidencia de un pobre contenido
pero si lo que quieren es cambiar la
constitución liberal por otra corporativista
necesitarán 2/3 de los votos
eso dijo la corte

http://www.uca.edu.ar/index.php/site/index/es/uca/pastoral-uca/cartelera/jmj-rio-de-janeiro-2013/

la batalla cultural la dará francisco
entre el 22 y el 28 de julio en río
veremos entonces que les dicta
el espíritu santo por su intermedio

Anónimo dijo...

Muy bueno lo suyo Rib!! Frente a una reflexion que no comparte responde con un agravio y no con argumentos diferentes. Es representante de la nueva ola del copy-paste, no se le cae una idea propia.
A ustedes no les queda otra que encomendarse al Espiritu Santo...

Ruben

Cyborg K dijo...

Pragmatismo peroncho

rib dijo...

cual sería el agravio estimado ???
a confesión de parte ...

"está en nuestro ADN judeocristiano (compartido obviamente por el Islam) e incluso en las juveniles veleidades guevaristas"
cita del texto posteado más arriba

éste que escribe
ni espera al hombre nuevo
ni es adicto al opio de los pueblos
saludos

uno dijo...

Ese Rib tiene razón...El, no responde con agravios....¡Solo responde con pelotudeces, que son sus únicos argumentos!...¡Que pobre tipo!.

Anónimo dijo...

"...al ver que su fracaso era notorio y el racimo inalcanzable el zorro se dijo: estan verdes.....

Capitán Medibacha dijo...

De lo mejor y más lúcido que he leído en los últimos tiempos.-

Anónimo dijo...

Teodoro, piensa Ud. muy bien y escribe mejor. Para tenerlo en la mesita de luz. Muchas gracias.

Abrazo
Rojo y Negro

Anónimo dijo...

El agravio estimado Rib es descalificar el comentario de Teodoro diciendo que es pobre sin demostrar con argumentos porque segun sus criterios Teodoro manifiesta en esta nota pobreza intelectual.
Seria interesante que usted escribiera alguna nota de nivel para que pudieramos apreciar su analisis politico. Ud tiene un blog donde se podria leer??

Anónimo dijo...

Muy bueno, lo de Teodoro. Hay que capitalizar esta experiencia (a priori negativa, pero que puede resultar en la comprensión de millones de personas, de que este Poder Judicial, está todavía delineado y al servicio de las más rancias oligarquías y no de los intereses supremos del PUEBLO, o sea de las grandes mayorías). Hay que trabajar para que de esta "pequeña nueva 125", resulte otro triunfo arrasador como el de octubre del 2011.



Jauretcheano

Carlos G. dijo...

Es así, a muchos argentinos, muchas veces, el árbol nos tapa el bosque.
Buen post.

rib dijo...

es calificar de pobre un texto también
calificar de pobre el intelecto de su autor ???
es acaso aquél un texto sagrado ???
cree usted en el "autor" aún ???

es la pobreza un demérito ???

claro que tengo un blog
búsquelo

Politico Aficionado dijo...

Era obvio que la máquina de impedir se iba a defender con uñas y dientes.

Pero como se señala, fue una victoria a lo Pirro: la Corporación Judicial mostró la hilacha y perdió credibilidad. Impecable Zaffaroni.

Anónimo dijo...

A ver muchachos si pueden leer algo de quien opina distinto a Uds. sin recurrir a la eyaculación de insultos precoces.

Este "modelo" , tuvo la oportunidad de cambiar las cosas -por ejemplo-, cuando el socialismo y parte del radicalismo expresaron su intención de apoyar una eventual reforma de la constitución hacia un sistema parlamentario. Pero la misma mezquindad que hace que no "fabriquen" un sucesor para Cristina, es la que hace que no hayan advertido esa oportunidad

En cuanto al texto de Boot, no es más que una pura petición de principios. Una falacia de principio a fin: La imagen del vino y la vasija es de un "ingenio" cuando menos inútil

¿que vino nuevo? La sola intención de acometer contra la institucionalidad vigente, no es garantía de estar del lado popular. Trujillo, Stroessner y Fujimori acometieron en el mismo sentido

El personalismo de este proyecto, que lo hace un barco gobernable por un solo capitán, y la no inclusión (recuerden llevar los datos al indec a la realidad, y caen varios millones de argentinos bajo la línea de pobreza), son indicios de si este "modelo" expresa una superación. No basta con escudarse bajo las teorías de Laclau para revestirse de progresista, o peronista de izquierda. Hay que demostrarlo en los hechos.

Uds. hoy son mágicamente la izquierda, porque no hay nadie a la izquierda de Uds., y muchos a la derecha. Pero el punto de medición se inicia en Puetrto Madero.

Una falacia de cabo a rabo.

Y se cae a pedazos.

Y Uds. lo saben

Anónimo dijo...

Estimado Anónimo de las 11:05, es muy bueno que a diferencia de otros, en lugar de calificar o descalificar, Ud. exponga sus argumentos y posturas. No coincido por cierto, sobre todo con las conclusiones. Pero ese es otro tema. Por ejemplo el tema del liderazgo de este proyecto, es todo un desafio y si uno repasa la historia verifica que no es fácil encontrar continuidad del proyecto transformadores mas allá de los liderazgos personales . Que la "organización venza al tiempo". Pero no le quepa duda que se le va a tratar de encontrar la vuelta con política. Por cierto, lo que si esta en disputa, y eso es poder, es si se profundizan los procesos de igualdad y justicia social o se viene un Termidor que seguro nos dejara tecleando en el aire. Lo importante es que estas cuestiones se materialicen en el campo de la democracia. Eso significa que las corporaciones no saquen los pies del plato y que la oposición juegue donde tiene legitimo espacio para desarrollarse.
Con todo lo que falta, lo que se hizo mal y lo que se sigue haciendo peor pero con este rumbo, rumbo que les jode y me lo confirma la Nación todos los días. Como dijo Rivas, lo que mas me gusta de este gobierno son sus enemigos....

Salute
Rojo y Negro

Anónimo dijo...

Obvio Rojo y Negro. Es parte del cotillón. El gobierno es cuidadoso en elegir enemigos que los mantenga entretenidos....

En cuanto el "les jode", venía ud. respetuoso. Mantengase así, y no me imagine en ningún colectivo. Algunos andamos la vida pensado por nuestra cuenta

Anónimo dijo...

Estimado Anónimo 11:21, preciso la expresión "les jode": Va dirigido a corporaciones o intereses mas o menos conocidos y concretos. No a gente de a pie como entiende es Ud o yo.

Pero sabe que? Seria interesante que incremente y comparta su argumentación, digo para enriquecer el debate.

Por lo menos veo que coincide que todo el debate y la resolución de las controversias actuales (profundas y serias), se realicen en términos democráticos exclusivamente.

Atentamente

Rojo y Negro

Anónimo dijo...

Rojo y Negro

Fui militante de la JG, y luego de la muerte de Peron milite en la UES y en la JP. En el año 77 me tuve que exiliar

Nunca apoyaría la caida de un gobierno (este o cualquiera) por otro método que no sea el democrático

Anónimo dijo...

Estimado Anónimo, gracias por su franqueza, nunca me atrevería a requerir trayectorias para opinar a nadie, lejos estoy de cualquier comisariato político. En mi caso, como todos, no podría tirar ni la primera ni la ultima piedra.

Entonces, lo invito a seguir volcando ideas, enfoques, alternativas y criticas. Si se convence que existen posibilidades (con excito variado) de debate sin descalificación y respeto entonces para algo sirve todo esto.


Atentamente
Rojo y Negro