viernes, 21 de agosto de 2009

Ni una cosa ni la otra



La foto de la derecha del tablero de anoche del Senado con los números puestos era casi impensada al dia siguiente del 28J. Una derrota traería en los cálculos de muchos a buena parte de los derrotados a "correr en ayuda de los vencedores" dejando al Gobierno escuálido de apoyo político y obligado a resistir gobernando por decreto en el mejor de los casos o en el peor a adelantar las elecciones.


Estaba también el antecedente de la votación de hace un año del proyecto de retenciones móviles que hacía pensar que ningún proyecto que tuviese que ver con la alícuota a la exporatación de granos podría pasar por el recinto sin ser derrotado.

Sin embargo, anoche el PEN consiguió la aprobación del Senado de la extensión por un año de las facultades delegadas por el Congreso con una amplia mayoría y el voto de solo 3 aliados (uno del MPN y dos del ARI de Tierra del Fuego) manteniendo un bloque unido y logrando que dos senadoras propias que habian votado en contra aquella vez lo hagan por la afirmativa en esta.

En aquella ocasión, cuando el Gobierno no pudo imponer la 125, aún se decía que era hegemónico, manteniendo un conflicto abierto por 4 meses y con el Congreso, esa "escribanía" para la oposición, votandole en contra.

Hoy, luego de haber perdido por poco margen en junio, se decía que solo bastaba que la oposición patease al arco la pelota que estaba picando para la derrota final del oficialismo.


Ni una cosa ni la otra eran ciertas. La polìtica que faltó en aquella oportunidad es el capital que ahora ha conseguido reunir el Gobierno para afrontar un tiempo que será dificil sobre todo luego de la renovación de las cámaras en diciembre y a la vista de aquel tablero se puede decir que el éxito es posible.


* Foto Página 12

14 comentarios:

Marcelo UTN dijo...

La clave fue cambiar a tiempo, pero todavia falta romper un poco mas con la sobervia y abrir un poco mas el juego en la toma de algunas desiciones.
Si se logra, el 28J terminara siendo un hito favorable para el gobierno.
Saludos, Marcelo

Andrés el Viejo dijo...

Discrepo en parte con Marcelo. La clave es ceder lo indispensable y no ceder más de lo necesario. Ese equilibrio es difícil, pero lo único que puede evitar una derrota. Porque una derrota por adoptar la orientación los otros también es una derrota.
Saludos

Gerardo Fernández dijo...

Un párrafo inspirado:

"La polìtica que faltó en aquella oportunidad es el capital que ahora ha conseguido reunir el Gobierno para afrontar un tiempo que será dificil"

Bien ahí, che, vo...

Marcelozonasur dijo...

Bien, regular o mal, queda claro quién HACE y quienes no saben que hacer, sobre todo cuando las corporaciones amenazan.

* Lo de Sanz... decir que la constitución del 49 fue borrada de un plumazo porque fue creada "sin consenso" deberíamos colgarlo en un cuadro... je.

rinconete dijo...

No me queda claro que la soberbia en política sea algo relevante. Ricardo Lagos tiene un ego bastante superior al de Cristina y término su mandato con 80% de aprobación. De la Rua no lo fue y no logró terminarlo. Los medios que hoy describen la soberbia presidencial como uno de los grandes males a combatir son los mismos que la aplaudían en Menem, un político de raza, ya que era sinónimo de gobernabilidad.
Creo que lo relevante es seguir haciendo política y que la agenda no la marquen las corporaciones. Preferiría sin duda que los K agranden la escualida mesa chica y logren ampliar su base de apoyo pero me conformo con que sigan haciendo política. Aún a los ponchazos y con soberbia desatada.

Mery dijo...

Por fin salió con furia el analista político, me encantó.
Puedo decir un par de cosas. pero lo que más me gusta es que le diste profundidad al tema y más líneas, cosa que creo es oportuno. cariños.

Instituto Nacional y Popular dijo...

Bién por los cros. de TDF que lograron el consenso. Saludo.

manolo dijo...

Néstor.

Dos temas para agregar a tu análisis.

1/ Competir, democráticamente, en una sociedad tan movilizada como la Argentina; siempre se corre el riego de perder 1 (UNA) elección.
No somos como Chile, que ahora descubren que los sub. 30 no votan ni quieren votar.
http://www.elpais.com/articulo/internacional/envejecidos/votantes/Chile/elpepuint/20090821elpepuint_3/Tes
Tema que hay que poner sobre el tapete, para que los Compañeros se esclarezcan sobre los riesgos de la antipolítica y la oligarquización de la “clase política”.
No hay que entrar en el juego de los Alberto Fernández, que quieren seducir a quines nunca los votaran.

2/ El equilibrio que dice Andrés, y espero que coincida “con migo o sin migo”, incluye explotar las contradicciones del otro.
El 28J solo fue posible por errores no forzados propios, por eso están tan desarmados, a pesar de haber ganado la calle, la movilización y las elecciones.
Ellos saben que es una falacia hablar del 70%, pero hay que demostrarlo, pensando en el 2011.
Recordemos que no tienen posibilidades, practicas; de imponer un golpe militar, de mercado o mediático; pero tampoco hay que ayudarlos haciendo sectarismo a la Carrio.
Llegar al 2011 con Cristina en el PEN, y lo substancial del rumbo del 2002, es una victoria estratégica.
A cualquiera que quiera invertirlo se le haría cuesta arriba, tendría que suspender las elecciones del 2013, pero ya estaríamos hablando de otro escenario.
Ojo, hay que hablar del 2002 y no del 2003, porque se le regala mucha gente que puso el lomo para evitar el regreso al 76, nos guste o no.
Quedar reducidos a la 1º y 3ª, como cuando se le quebró el espinazo a Menem y López Murphy, solo sirve para resistir no para avanzar.
¿Para que vamos a jugar a perder Santa Cruz, si se puede ganar Catamarca?; ¿se entiende?
No nos rayemos si el Progresismo de la CABA se lilitiza, macartearlos es al pedo; son así, es su Capital Simbólico y/o pertenecía de clase.
Rosquemos en lo que se pueda, igual que con los Radicales; ambos aun sufren del Síndrome de la Alianza, así que le escaparan a cualquier medida que los “comprometa” públicamente frente a su electorado.
¿Para que forzarlos?, estaríamos creando nuevos Cobos.
Porque no nos olvidemos que a Cobos lo “inventamos” nosotros, igual que a Juez et al.
Un abrazo

El Hippie Viejo dijo...

A cincuenta y pico de días de la derrota electoral que sufrimos
me da que estamos más vivos que nunca y eso molesta muchísimo a muchos.

Saludos Ingeniero

Marcelo UTN dijo...

Andrés: Cuando hablo de ceder no lo digo por acercar posiciones con la antipatria, con ellos no retroceder un tranco de pollo.
Hablo de ceder espacios de discución y protagonismo a los no peronistas de este lado de la vereda. Creo que en eso coincidimos.
Rinconete: Yo creo que la sobervia en política es un pecado, creer que solo uno tiene razón y los demas acompañan o se van aporta poco en la construcción de un espacio político.
Insisto, hablo de abrir el juego con los de esta vereda. A Biolccati y sus compañeros, como decia el Gral, ni justicia.
Esta claro?
Saludos, Marcelo

Andrés el Viejo dijo...

Por supuesto que coincidimos, compañero y amigo Manolo. Ceder lo que sea necesario y ni un centímetro más. No es un equilibrio fácil, es navegar entre la tentación de no ceder nada y la de ceder lo sustancial. Pero hay que asumir esa dificultad.
Compañero Marcelo: Con posibles aliados y con enemigos declarados, se puede ceder lo que no quede más remedio que ceder y ponerse firme en lo que no se debe ceder. Esa es mi opinión. Con respecto a Biolcatti y compañía, comparto su hostilidad, pero en toda guerra a veces se debe pactar coyunturalmente con los enemigos.
Saludos

Anónimo dijo...

Andrès no se enoje, pero ceder lo indispensable como serìa???

Si es indispensable y ud lo cede, deja de ser indispensable. POrque si cede lo indispensable ya sòlo le queda lo superfluo. Está?

Otro sì, digo y perdonen mis asociaciones.

El triunfo parlamentario de esta semana me hace acordar a la ofensiva de las Ardenas que encaró Hitler para tratar de salvar lo que ya no podía salvarse.

Una victoria que tal vez alargue la agonía de un final que ya está escrito por la Providencia.

saludoLava (el mìstico)

Santiago dijo...

Lava:
No se si alguna vez jugo usted al fútbol, pero si fuera el caso digame:
En el entretiempo usted se iba al vestuario propio o se metía a opinar en el ajeno, cuando el DT y los jugadores armaban el segundo tiempo?
A mi me parece que su subconsciente esta tratando de ayudar, no?
Largue la cacerola y acérquese, compañero, que aquí somos muy amplios

Anónimo dijo...

Santiago: pero claro que quiero ayudar. Seguro que encuentro en este blog una calidez que no existe en otros lugares. El día que Sbariggi me diga "no te quiero más aquí", ese día me voy.

Fantaseo con asistir en persona a una reunión bloggera peronista. Es más, imagino que deben hacerse muy buenos asados.

Pero como soy un tipo calentón y no me banco mucho las agresiones, por ahí termino a las trompadas.

Entonces mejor así...a la distancia.

saludos cordiales
lava