domingo, 30 de agosto de 2009

A paso firme

El Gobierno luego del 28 J recuperó centralidad, marcó agenda y también mostró voluntad negociadora para llevar adelante sus iniciativas parlamentarias. Todo indica que este último punto se reeditará en el inminente tratamiento en comisiones del proyecto de ley de SCA, la "madre de todas las batallas" para unos cuantos de ambos lados de las trincheras. El éxito de la iniciativa dependerá sin embargo en buena medida del alejamiento de las posiciones bélicas que suelen ser seductoras para la épica militante pero poco inclusivas de aquellos que son imprescindibles para que la iniciativa prospere.


En este razonamiento, la inclusión entre las comisiones que revisarán el proyecto y efectuarán modificaciones de la Comisión de Libertad de Expresión presidida por la ferviente opositora a la inciativa Silvana Giudice era algo ineludible. Mal se podría defender un proyecto que se presenta como una ley al servicio de la pluralidad de voces si ante los ojos de la opinion pública se escamotea ese debate en comisión. El oficalismo cuenta con 11 miembros de 23 en esa comisión y la integran posibles aliados como Eduardo Macaluse lo cual podría en los papeles darle la posibilidad al proyecto del ofcialismo de obtener un dictamen de mayoria. Pero también hay que tener en cuenta el poder con el que cuenta la presidencia de la comisión de quien podría esperarse que cajonee el proyecto.

"Estamos analizando la estrategia", afirmaron a LA NACION desde uno de los principales bloques opositores. No dar quórum, abandonar el recinto en el momento de la votación e incluso no prestarse al debate en las cámaras si el oficialismo no acepta modificaciones son algunas de las hipótesis que manejan los jefes de los bloques de la UCR, la Coalición Cívica, Pro y el peronismo disidente.

Era de libro que la oposición y los medios cuestionasen la legitimidad del Congreso con mandato hasta el 10 de diciembre para legislar en el período de espera al recambio, más aún a la luz de los resultados del 28 J. Estaba en el presupuesto del adelantamiento de las elecciones: aunque la legitimidad de esta representación esté garantiada por la CN se habilita ese cuestionamiento. Ahora, ante la necesidad de tratar el proyecto de ley es notable que este sea el principal argumento en su contra. Hasta la Iglesia hizo suyos los argumentos del PRO acerca de tratar la ley luego del recambio de las cámaras. Que la necesidad de cambiar el marco regulatorio de los SCA sea reconocida (al menos en sus declaraciones) hasta por los más acérrimos enemigos del proyecto es una victoria ideológica que debe ser tenida en cuenta por quienes impulsan el proyecto de ley.

En cuanto al frente interno, una certeza que tenemos por aca es que los gobernadores y legisladores de origen peronista no llevarán al límite sus ánimos opositores al punto de hacer peligrar la gobenabilidad del PEN. Esto pudo verse en la sanción de la prórroga de las facultades delegadas por el Congreso al Ejecutivo en donde se aseguró su tratamiento como proyecto de mayoria en el Senado y se aprobó sin mayores contratiempos. La pregunta es si esto mismo se aplica al proyecto de Ley de SCA. O también: la gobernabilidad incluye que se mantenga el status quo o que el PEN avance sobre las posiciones corporativas?

El gobernador de Chubut Mario Das Neves, quien no fue al lanzamiento del jueves último en Casa Rosada, dijo ayer:

"Sin duda, hay que cambiar la ley. Pero algunas definiciones del proyecto no me gustan. Están pensadas para los amigos del poder"

Hasta ahora, a pesar de lo que diga Das Neves, los legisladores que le responden acompañaron todas las iniciativas del oficialismo pero sus palabras se acercan a los argumentos de la oposición.
Ya volveremos sobre esto en próximas entradas.

Esta muestra de coraje por parte de un Gobierno que envia al Congreso en un momento de aparente debilidad en los papeles quizás el proyecto de ley más controvertido por los intereses que toca y el poder de fuego de quienes ven sus intereses afectados, requiere a la vez de la templanza necesaria para afrontar lo que pueda venir de un debate que se plantea de movida incierto y que puede alargarse más allá de los términos más favorables para su aprobación.

Lo cierto es que no se puede cajonear, no se puede ignorar o rechazar de plano este debate por parte de ninguno de los actores involucrados y la sociedad toda. Esto forma parte del haber de los que impulsan esta reforma imprescindible y que no se agotan en las filas del oficialismo.

Esto ya es un gran paso adelante.

12 comentarios:

Pedro dijo...

En caso de que se cajonee, Le juega muy en contra al gobierno mandarlo por decreto? Un proyecto de la democracia tiene mas seriedad que uno de una dictadura.

Saludos
Pedro

Marcelo UTN dijo...

Totalmente de acuerdo Nestor.
Por lo trascendente de esta ley en el mapa político de la Argentina, es que insisto tanto con que el gobierno debe tener una gran voluntad negociadora.
Esta ley NO puede ser del oficialismo!!!
Debe ser aprobada por la mas amplia mayoría posible, incluso si para ello hay que resignar algunas cuestiones.
Parece que todo va en buen camino.
Firmes, atentos y concentrados.
Saludos, Marcelo

Mery dijo...

Genial Inge, estás inspirado. Me gustó mucho es claro, agudo. Además es largo como me gustan.
Esta buenísimo.
cariños mery.

guille dijo...

Si lo cajonean ,conozco un cerrajero.
Saludos.

Andrés el Viejo dijo...

Un buen análisis. Lo del Portugués me parece más ambiguo. No cuestiona la norma en sí ni la oportunidad, sino algunos aspectos que, por supuesto, no detalla.
Su prematura candidatura presidencial lo obliga a hablar de todo y todo el tiempo, pero se reserva la ambigüedad como refugio.
Mendieta ubicó los artículos del Reglamente de la HCDN y el cajoneo es más difícil, salvo que fuera la comisión de inicio, lo que no corresponde.
Saludos

MP dijo...

Va a ahber un intento claro de que el asunto se estire. Eso va de suyo. TAmbién creo que era inveitable el paso del proyecto por Libertad de Expresión. Se va a jugar ahí la carta brava, porque será donde intenten frenarla, no tanto con oposición abierta, sino con detalles que no los hagan quedar como que defienden a los grupos monopólicos. El laburo político de nuestra gente deberá estar allí muy firme.
Un lujo el análisis Néstor, como de costumbre.
Mario

Néstor Sbariggi dijo...

Pedro: Imposible por decreto. Poderse se puede pero su endeblez sería extrema.

Marcelo: Si no es así no hay ley y es cierto, vamos en buen camino. Buenos reflejos al mandar el proyecto a la Comisión de L de E. La intención inicial tengo entendido era no hacerlo.

Mery: Gracias por los elogios.

Beso

Andrés: Al Portugés lo atendemos en breve. No ha sido tan ambiguo esta vez y la oposición lo considera el eslabón más débil por sus aspiraciones y por eso tose en contra del Gobierno y sale en La Nacion o su amigo De Narváez lo chicanea diceindo que diga lo que diga sus legisladores votan con el Gobierno.

Un link a lo de Mendieta: http://mendietaelrenegau.blogspot.com/2009/08/parlamentarismos.html

El reglamento es claro: la comisión que no es la de inicio tiene un plazo de un mes para dar despacho. Sino fueron.

MP: Y si, ante la chicana laburo político y va a ser duro aunque no imposible.

Saludos

rinconete dijo...

Estenssoro de la CC dijo que acompanarian le ley siempre y cuando el oficialismo acepte algunos cambios. Más allá de los cambios que finalmente propongan marca una diferencia con la furia del PRO y con el tono general de la oposición. Veremos...

Anónimo dijo...

Néstor: este concienzudo análisis solamente lo pueden realizar mentes peronistas, con la mirada en el horizonte de la patria y en los temas profundos del pueblo. Pero en frente tenemos a una oposición que es una suma de partes que no llegan a conformar un todo, y que sorprendidos por las medidas del gobierno se unen para decir NO, NO a las propuestas del ejecutivo y NO a que la presidenta ejerza el poder que otorga la Constitución. Reaccionan compulsivamente sin racionalidad ni método. Más aún, cuando creen que ganan, el tiempo deja en evidencia que han perdido. Están tan desorientados que corren y se chocan en los pasillos de las Legislaturas.
En el caso del la Ley de SCA una vez más el gobierno nos va a sorprender gratamente, para la felicidad de los que nos sentimos pueblo.
Anadri

Marcelozonasur dijo...

El oficialismo tiene que encontrar el modo de dar a conocer este tema, no puede ser que de tanto machacar se nombre a la ley "ley de control de medios"!!
Informar, mostrar que no se oculta nada y DESENMASCARAR.
Morgado el otro día un crack, vi los videos, pero no hay otro?

Que Cristina use la cadena nacional una hora, que haga dar una clase a profesores de la UBA, doctores o lo que sea, que sepan del tema.

Ves Clarín y dice "adepa condeno"... y que mierda es adepa? a quién representa? es una camara de EMPRESAS PRIVADAS. No le quito entidad, tienen derecho a opinar. Pero al medio pelo le queda "fuaaaa hasta adepa se opone, por algo debe ser"... Lo mismo que la SIP... la SIP no es la misma que criticaba a Allende por la nacionalización del cobre? entonces?

Esto es una guerra, el tirdente campo-iglesia-militares fue reemplazado por campo-iglesia-corporaciones.

No se va a ganar aprobando la ley, se va a ganar comunicando. Mas que contar los porotos, que busquen el modo de dar a conocer lo bueno de este tema.


Después me parece bárbaro, estamos viviendo la historia pura. Así como 60 años después hablamos de la Constitución del 49, dentro de 60 áños se hablará de la SCA. Cristina se animó... ES ALGO HISTÓRICO. Al menos así me parece. Lo mas probable que pase como con lo otro que recorde, que llegue otro gobierno, la derogue y todo siga como esta... pero se habrá dado la pelea... se tuvo la oportunidad y se la dio, ya es un logro.

El Asesor de Mirtha LEpatrieGRAND dijo...

Coincido. La tónica militante y epica debe atenuarse. Seriamente. A mi me parece que el oficialismo puede hacer varias escalas en la oposición, hasta lograr el tan mentado concenso: primero que nada: negociar con el SI, PSur, Bonasso, Fueguinos, neuquinos, chubutenses. Luego, intentar por dos vias: el PS santafesino, que apoyó la estatización de las AFJP, desoyendo a la Sacerdotiza Ocre; y lograr el apoyo de Stolbizer que, aunque no está en el Congreso aún (solo luego del 10 de diciembre), sería un soporte de cierto peso a la hora de evaluar la legitimidad política de la sancion. Recordemos que esta está peleada con Carrio y que no pertenece al Radicalismo. Y que supo mostrarse favorable a la norma.

el ojo con dientes dijo...

Excelente análisis Inge. Y un dato más ¿quién hubiese pensado hace sólo diez años atrás que hoy en día en este país estaríamos discutiendo, indagando, viendo los vericuetos del tratamiento parlamentario? Digo, no sólo los militantes, en el bar, en la oficina, en los talleres se habla de los mecanismos parlamentarios. Una victoria más y no pequeña.
Un abrazo