miércoles, 18 de mayo de 2011

Impugnaciones y victimizaciones



La fórmula era repetida. Ante una iniciativa del oficialismo como la Ley de SCA o la recuperación de los fondos previsionales aparecían en todas las pantallas 2 o 3 tipos con chapa de "constitucionalistas" a explicar que el Gobierno estaba a punto de vulnerar la CN llevando adelante iniciativas que terminaron siendo parte de los grandes éxitos de la administración nacional.

La judicialización de la política no es patrimonio de nadie y ahora no es la oposición quien esgrime argumentos constitucionales sino Eduardo Barcesat, un abogado al que se lo asocia al kirchnerismo que realizará una impugnación de la candidatura de Mauricio Macri ni bien el JG formalice su postulación en la Justicia Electoral debido a su procesamiento en la Justicia entre otras causas por el tema de las escuchas ilegales llevado adelante por la organización montada por el agente Ciro James:

“La Constitución porteña en su art 57 dice que nadie puede ser designado en la función pública cuando se encuentra procesado por un delito doloso en perjuicio de la administración pública”.

"Está procesado por un juez, la Cámara Federal confirmó el procesamiento, la Cámara de Apelaciones también lo confirmó y después Macri intentó apelar a Casación, pero desistió, seguramente bien asesorado, porque no iba a prosperar".

"No se trata de la remoción, no planteamos un juicio político, se trata de que no puede proponerse para un cargo nuevo estando procesado", señaló el constitucionalista, quien remarcó que "el caso de espionaje es un delito doloso y cometido desde un aparato estatal y en perjuicio del mismo".

Macri y los suyos se defendieron interpretando que "esto no es un nombramiento sino que el cargo lo obtendría a través de una elección" y que "Barcesat está haciendo política" con esta impugnación.

Justamente, sin minimizar la gravedad de los cargos que a Macri se le imputan creemos que la pelea al macrismo se la debe dar en el campo político. Tomar como eje esta situación es proporcionarle a Macri la posibilidad de jugar al juego que más le gusta y sabe jugar: la victimización en manos del oficialismo nacional. La aparente ventaja de esto es que el candidato cuestionado podría dedicar buena parte de su esfuerzo en la campaña explicando una situación complicada.

Pero con un Macri que tiene un alto porcentaje de imagen negativa que podría complicarle el ballottage se debería comprender que el camino para que Macri vuelva al llano es escencialmente político.

Acerca del tema judicial ya hablará la Justicia.


12 comentarios:

Anónimo dijo...

Conviene recordar y divulgar fuertemente que Eduardo Barcesat estuvo entre los varios que denunciaron en Tribunales las candidaturas testimoniales de Néstor Kirchner, Daniel Scioli y Sergio Massa en 2009. Datito, así, al pasar.

Abrazo, Inge. Soy Pablo, de Segundas Lecturas, no me loguea, no sé por qué.

Lic. Baleno dijo...

Es un vicio del progresismo (en este caso Cerruti fue la inventora de la tesis) querer solucionar los problemas corriendolos a un costado. Alejen ese problema de mi gestion! Le sirven en bandeja la victimizacion a macri ademas de hacerlo con argumentos pueriles (Macri no va a ser "designado" en todo caso va a ser "electo").

Fede M dijo...

Estoy de acuerdo con Lic.Baleno en que no hay q judicializar.
Por cierto, quién fue el de las denuncias en la elección pasada por lo de la efedrina de De Narvaez?

Norberto dijo...

Tambien, no siendo abogado y mucho menos constitucionalista, presentarse a un cargo electivo no significa ganarlo, por lo que creo que no se puede impugnar la candidatura, ademas si fuese reelegido, con no asumir hasta librarse de su procesamiento quedaría saldada la cuestión.
Apreciando muchisimo al Dr. Barcesat, estoy completamente de acuerdo que se debe victimizarlo, porque es justamente la herramienta que mecesita, dado que otra cosa aparte de negociados, no sabe hacer.
Si creo que se debe denunciar la licitación de las netbooks, cosa que ya han hecho, por el perjuicio en contra de la CABA y la salud mental de los niños eso significa, para tener herramientas en caso de ganar, y para tratar de detener esa enormidad en caso de perder.
Nunca menos y abrazos

El Repúblico Javier dijo...

Totalemnete de Acuerdo Néstor.
Judicializar la eleción es errar el foco: no hay que pensar como constititucionalistas sino como polìticos.
A Macri hay que ganarle con votos no con "el manual".

Ayer escribì esto al respecto y provocó cierto revuelo http://losrepublicos.blogspot.com/2011/05/inkorregibles-vuelve-la-gran-vargas.html

Jorge Devincenzi dijo...

La impugnación recién se puede presentar cuando se lo proclama jefe de gob. Y después quién lo saca?

Claudio dijo...

Se puede hacer la presentación y seguir con la campaña, sin focalizar. Una cosa no quita la otra, como bien dice, para eso está la justicia, sino se puede porque así lo establece la constitución porteña, no se puede.

Ahora, Macri tiene (no) gestión para focalizarse en eso, estamos de acuerdo y hay que ir por ese lado.

Jorge Devincenzi dijo...

No se puede hacer la presentación ahora porque la justicia la puede rechazar por abstracta

Ricardo Moura dijo...

Tras ser electo (si gana, la boca se me'haga'un láu), para asumir debe ser "designado". Pero entonces pasa lo que con Bussi y Patti, que costó horrores revertir. No me vengan con "soluciones políticas"ni semántica cuando un procesado está perfectamente encuadrado en la letra de la ley.
Esta vez NO estoy de acuerdo, inge.

Ricardo dijo...

110% de acuerdo.
Política y nada más que política.
A Macri se le gana demostrando (y vaya si tenemos pruebas) que somos mejores y no en Tribunales.

Pincha Carioca dijo...

Ganarle, en la calle y en las urnas. Lo demás es de llorones. Sacamos a Macri del medio y la dejamos a Michetti o a Pino? Hay que ganarle convenciendo y militando. No es un represor, un torturador. Es un delincuente? la justicia lo determinará, todavía no lo determinó. Por ahora hay qeu ganarle con política.

desvinchado dijo...

Paro todo lo que dicen hay que definir la candidatura en capital. Es el distrito mas difícil y estamos durmiendo!