miércoles, 29 de junio de 2011

Poniéndole el freno al canon



Finalmente se postergó el debate en el recinto de la ley del canon digital previsto para hoy, una ley que grabaría prácticamente a todos los insumos digitales desde CDs y DVDs, grabadoras de discos compactos hasta discos rígidos y cámaras digitales con el fin, según sus autores, de proteger los derechos de autor de los artistas cuyas obras se pueen reproducir indiscriminadamente por estos medios.

El Senador Miguel Angel Pichetto autor de la iniciativa que también lleva la firma de Rubén Guistiniani, anunciaba con el tweet de más arriba la suspensión de su tratamiento en el recinto a raíz de la gran ola de rechazo a la iniciativa en las redes sociales.

La ley grabaría de esta forma a los insumos:

  • Grabadora de discos compactos y/o versátiles y/o Blu-ray: (CD/DVD/Blu-ray): 10%
  • Discos compactos y/o versátiles y/o Blu-ray, regrabables o no regrabables (CDR/CDRW/DVR/DVDRW/Blu-ray): 75%
  • Memorias USB y otras tarjetas de memoria no integradas en otros dispositivos: 5%
  • Discos duros integrados o no en un equipo, idóneos para la reproducción o almacenamiento de videogramas y fonogramas: 10%
  • Equipos decodificadores de señales de televisión, idóneos para la reproducción o almacenamiento de videogramas y fonogramas: 10%
  • Dispositivos reproductores de fonogramas, videogramas o de otros contenidos sonoros, visuales o audiovisuales en formato comprimido: 10%
  • Teléfonos móviles con funcionalidad de reproducción de fonogramas en formato comprimido: 1%

Los encargados de cobrar el llamado "canón digital" serían la Sociedad General de Autores de la Argentina (ARGENTORES), Asociación Argentina de Intérpretes (AADI), Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes (SAGAI) y Directores Argentinos Cinematográficos (DAC). También recibirán fondos la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF) y la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (SADAIC) que participaron en la elaboración del proyecto.

Pichetto defiende su proyecto diciendo que "no es un impuesto sino una compensación de derechos" punto bastante discutible porque se va a cobrar universalmente a quien use esos medios para reproducir obras protegidas por derechos de autor como a aquellos que no y el producto de este canon sería distribuido por las asociaciones arriba mencionadas y distribuidas no se sabe según que criterio entre sus afliados.

En España una ley similar del año 2002 fracasó rotundamente y fue derogada en el año 2008 pues solo servía para encarecer la tecnología y el argumento de "combatir la piratería" era falso pues nada tiene que ver con el cobro de un canon. Que Pichetto reconozca que "es una compensación " es asumir que esto tendra efecto cero sobre la piratería.

Con Gerardo Fernandez mantuvimos un amable debate acerca del asunto en Twitter con él defendiendo que se debe establecer algún mecanismo que proteja a los artistas del lucro pirata con su obra, cosa muy loable pero que no comparto que se deba hacer de esta forma mediante un impuesto a los insumos tecnológicos.

El debate seguirá y esperemos que como Pichetto dijo en otro tweet:



*Gerardo Fernandez en Tirando al medio aporta al debate de este proyecto de ley aca con muy buenos comentarios.

** Almita postea aca en su blog Estufados un magnífico post con mucha información acerca del tema

14 comentarios:

sotopaiba dijo...

Felicito a Pichetto o a quien haya tomado la decicion de tirarse para atras con esto.

ram dijo...

Que la "protección al artista" venga de quienes los contratan que suele ser una miseria lo que les pagan de "regalías".
Y que no jodan las empresas con la "piratería" - Sony, por ejemplo, que quieren cobrar por la música, las películas y además son fabricantes y desarrolladores de toda la parafernalia tecnológica para que use la "piratería". Atienden en todos mostradores, que se dejen de joder

Pyro dijo...

Inye, aca derrapo mal Pichetto..

Le dio a la clase media una causa de la cual agarrarse e indignarse totalmente ANTES DE LAS ELECCIONES

Esto, sea como sea, es falta de vision politica

Lo valoro a Michelangello, pero en esta se equivoco feo y cedio a las corporaciones... un chirlo por ahi

Mauri K dijo...

El concepto de pirateria esta mal aplicado, acá lo que hay q discutir es la legalización del copy paste y nada mas, que es una manera de difundir el trabajo de los artistas y los creadores y las ganancias deberían pensarlas desde ahí. A mayor difusión corresponde mayor cantidad de publico y por lo tanto mayor cantidad de conciertos y de medios que hacer resonar el trabajo, en le caso de los musicos.

Por otro lado ninguna copia tiene la jerarquia de un original, pero es una alternativa para el consumidor para acceder a un producto que de otro modo le estaría vedado.

Carlos dijo...

Che quién garpa lo que producimos por acá.
En sadaic los unicos que se forran son ME Wlash y Ariel Ramirez, el musicucho no cobra un sope

Anónimo dijo...

Pyro es proletario o un clase media esclarecido.

Nunca un clase media común y corriente.

Néstor Sbariggi dijo...

Mauri K: Desde el principio se reconoce que esto no combate a la piratería porque se lo llama "canon compensatorio" , de que otra cosa puede ser compensatorio sino de la piratería.

Porque exista la piratería no hay que encarecer los insumos tecnológicos para crear una inmensa "caja compensadora" que ni se sabe siquiera si va a compensar a quienes se ven afectados por la piratería.

La industria a cuyas cámaras estaría destinado parte del canon debería generar alternativas de lucro con sus productos y no esperar un subsidio que venga por parte de quies consumen tecnología.

Como decís, los artistas también se han beneficiado con la tecnología que ha permitido la difusión de su trabajo a un público más amplio, claro que hay que ver si esto compensa lo que pierden por no percibir nada del consumo de su arte.

Pyro: La ley como está es absolutamente indefendible y es un formidable tiro en el pie en época de campaña, más hoy en día en donde buena parte del debate político pasa por la red.

Saludos

Francisco dijo...

La ley no es buena. De todos modos iba a ser tratada y -tenemos que esperar- que nuestros legisladores sepan enderezar el debate.

Porque lo que no está mal -y Pichetto no es santo de mi devoción- es abrir el debate. Y ese objetivo fue logrado.

Hay industrias que se van a adaptar y hay otras que van a desaparecer. A mi me preocupa el cine y las editoriales. La televisión, la música van a salvarse. Es que un músico no vive exclusivamente de la venta de discos. Les dejo un artículo que escribí sobre un musico que se adaptó a la red y que el año pasado ganó U$S500.000

http://medent.wordpress.com/2011/06/02/jonathan-coulton-el-musico-que-abraza-la-red/

Anyuletta dijo...

Qué importante esto, che.

Nahuel Coca dijo...

Se estaba quedando corto Pichetto! Porque las impresoras sirven para imprimir los libros piratas... impuestos para mouses y teclados que sirven para comandar las compus piratas. Impuestos para los microprocesadores que calculan la piratería.
Este proyecto demuestra que los asesores de Pichetto en estos temas apenas si saben usar el mouse, o son más viejos que la Aurora.
La mal llamada "Piratería" no es otra cosa que el control de los usuarios de medios de transferencia y reproducción digitales POR DERECHO, y no el derecho de medios de producción cultural. Las discográficas, las editoriales, los estudios de cine, se forran los bolsillos y le dan a los artistas el 10% de lo que declaran haber vendido sin que éstos puedan verificarlo, como pasa actualmente con los libros.
Artistas internacionales están cambiando este paradigma, principalmente los que tienen espaldas para ser los primeros. Madonna mandó a su casa a Sony después de 20 años de contrato, ahora se produce y regala sus discos, y factura 100 palitos por año en sus giras, que antes también manejaba Sony. Radiohead te regala el disco! Si querés pagarles podés, le donás lo que consideres. Resulta que a la banda le llega más guita que antes, y a los países donde más discos se bajan, van y la rompen.
Los tiempos cambiaron y es imposible impedir el derecho de los usuarios de grabar a la compu un disco que compraron, pasarlo a una, dos o trescientas personas, grabarlo en un dvd legal con una grabadora legal (marca Sony, la misma empresa que combate después la piratería...), subirlo a tu cuenta de hosting, mandarlo con tu cuenta de mail...
En lugar de no dar lugar al reclamo privado y dejar que cambie el modelo de mercado - modelo que todavía está definiéndose, pero que apunta a la semi-gratuicidad (discos y pelis por dos mangos; alquiler a precios irrisorios de música y video por un tiempo determinado,) o a la gratuicidad total bancada por publicidad.
Por otra parte, si quisieran impedir la copia múltiple de DVDs tendrían que, simplemente, prohibir la venta de torres duplicadoras, que son las vacas lecheras de los manteros. Nadie te copia los dvds de a uno, sino de a 20, y las torres se venden libremente por Mercado Libre (buscar Torre duplicadora o copiadora).
Resulta en Europa que la piratería es una excusa para intervenir Internet y coartar la libertad de los usuarios, tanto en el mail como en las redes sociales. Sarkozy llama a la movilización social anti ajuste coordinada con ayuda de Internet, "anarquía social" y pide rápida intervención de la red así como pide bombas para Libia.
Mientras tanto Taringa sigue censurado, toda la red está sufriendo las movidas de la industria que le quitan la libertad de uso que corresponde a los usuarios de cualquier medio de comunicación, cuando ya existían restricciones y sanciones a algunos abusos (pornografía infantil) como existen desde siempre para el correo privado.
¿Cómo hará Teresa Parodi, entonces? Juntaría mucha más guita si tuviera una página web de donde bajar su disco de manera legal pagando poca guita (¿pretenden los artistas que paguemos 50 mangos por 11 canciones?), a la vez que establece comunicación con quienes la escuchan invitándo a seguirla en redes sociales. El impedimento principal es la falta de un sistema de cobro fácil y práctico, como es PayPal. Mercado Pago pretende ser algo así, pero no termina de serlo.
En fin, no se puede ir como un Quijote en contra de los usos culturales y de una industria que cambia año a año, mientras va buscando modelos de negocio que le permitan subsistir (y a los artistas) no sea cosa que éstos se rebelen y dejen a las discográficas en los libros de historias. Como pasa muchas veces, nosotros agarramos ideas cuando en otros países se demuestran inservibles.

Elías Mandeb dijo...

Ante todo, me congratulo de que vos y otros tantos compañeros entiendan que el señalar como errónea o desacertada una idea emanada de militantes de nuestro Proyecto no implica pasarse a las filas de la oposición o "hacerle el juego a Clarín". Los debates en Twitter al respecto parecían un diálogo de sordos donde se nos tiraba con todos los hombres de paja posibles.

El etiquetar la erogación como "canon compensatorio" y no como "impuesto" empeora su percepción porque da la idea de que nosotros los usuarios de soportes de información digital estamos produciendo un daño a los creadores de contenidos (artísticos, porque nosotros los programadores no vamos a ser "compensados" en nada) por el que deben ser reasarcidos (OT: Si a los empresarios se les cobrar "multa a las ganancias" en vez de "impuesto a las ganancias" tendrían justa razón para enojarse) y eso es falso por varias razones:
1) No todos los soportes digitales que compramos van a contener material artístico protegido con derecho de autor. Pueden contener fotos personales, programas libres, programas privativos por cuyo derecho de autor no será compensado el programador, música de un grupo que se autoedita para vender en las puertas de sus recitales (que no va a cobrar nada por ello pero va a pagar un canon para mantener a los titulares de los derechos de Jazzy Mel), música de autores extranjeros no afiliados a las respectivas gestoras que estarían en la misma situación que los independientes locales, música libre, música clásica sin titualares de derecho de autor... o incluso música con derechos de autor pero de la que SADAIC no tendrá modo de saber cuál es, así que no tendrán modo de saber si tienen que compenzar a Zamba Quipildor o a los que hoy administren las cosas de Ceratti.
2) La copia privada muchas veces no perjudica al artista, así que no hay razones para compensarlo. Parten de la falaz asunción de que el público compraría todos los CDs que graba o pagarái por escuchar toda la música que escucha sin pagar si no fuera porque tiene los medios para no hacerlo y es falso ¿Cuánas veces escuchamos algo "para ver qué onda" y después lo borramos? En ese caso no nos estamos ahorrando nada porque no hubiéramos comprado el CD de todos modos. La situación intermedia (muy habitual) es la de consumidores que estarían dispuestos a pagar por música pero no a los costos actuales.
En otros casos, no sólo no se perjudica al artista sino que se lo beneficia con difusión al regalar un CD grabado, pasarlo en una fiesta "humilde", o escucharlo en el auto con la ventana baja.
Por todo eso, creo que los artistas independientes que se prendieron en este reclamo por lelatad corporativa deberían revisar su postura y no atacar a sus seguidores cuando los halagan por medio de la copia privada.

Néstor Sbariggi dijo...

Elias Mandeb: Comparto. En el freno a esta ley tuvo muchísmo que ver la reacción de compañeros (y no) que postearon argumentos en contra. Fue en base a esos argumentos que se decidió pararla.

Saludos

Elías Mandeb dijo...

Por supuesto. La gran macana es que ahora la derecha-oposición tiende a presentar este resultado como una "derrota" de los "crispados K" frente a las huestes libertarias y no es el caso. Hay que hacer de la libertad de circulación otra bandera del Movimiento Nacional y Popular, no confundirse, no dejar que nos construyan enemigos.
En cuanto a qué hacer "a cambio", primero habría que dejar claro que con la copia privada no estamos jodiendo a nadie, y la otra sería establecer que si hay que subsidiar a los artistas (no me opongo en principio, no soy liberal para temer a las palabras "subsidio" e "impuesto") tiene que darse en el marco de los presupuestos generales y no caer toda la carga fiscal sobre los usuarios de un solo producto.

Néstor Sbariggi dijo...

Elías: Que libertarios si la paramos nosotros?

El Estado subsidia ciertas actividades artísticas como el cine por ejemplo. Igual me parece un total despropósito crear un "subsidio universal" para artistas o algo así, creo que el negocio de la música sobretodo cambió para siempre y tendrán que adaptarse, es el progreso; esto es como cuando los tejedores de Alemania rompian los telares industriales. Quizás suene duro pero lo veo así.

Saludos