jueves, 4 de junio de 2009

A confesión de parte

Leemos en La Nación el análisis de Joaco, columna en donde el aire triunfalista de hace unos meses ha virado hacia el repoche a una oposición que no pega una a medida que el tiempo se va acabando.

"Una campaña a la medida de Kirchner" es su tìtulo en donde reconoce que la polarización de la campaña en lugar de "unir a la oposición para derrotar a Kirchner" como era el lema poco tiempo atrás ha resultado beneficiosa para el ex presidente:

Kirchner eligió, en efecto, la victimización personal antes que solucionar los problemas comunes de los argentinos. La novedad es que, aun con el mal pronóstico de que perderá el control del Congreso, está pagando en las encuestas un precio demasiado barato. La oposición lo mira sólo a él, y eso le quita a la sociedad un entusiasmo más ambicioso que votar contra alguien. Los propios dirigentes peronistas que ahora se le oponen sólo hablan para mostrar sus distancias con Kirchner. No hablan casi nada de qué es lo que proponen cambiar y para qué. Sólo cabe la inferencia.

Y bueno, podía fallar y falló. Sigamos:

La oposición más frontal también hace de su proverbial antikirchnerismo una bandera electoral casi exclusiva y excluyente. Conocemos, por ejemplo, que la seguridad es la prioridad de Francisco de Narváez y que tiene un plan. Pero ¿cuál es el plan? Estamos notificados de que Mauricio Macri cree en políticas y en estrategias distintas de las de Kirchner. ¿Cuáles son esas estrategias y esas políticas? Sabemos que Elisa Carrió o Julio Cobos cultivan una idea más institucional, moral y consensual de la política. ¿Las propuestas de ellos se agotan sólo en esos valores que deberían ser condiciones elementales de la vida democrática?

Bueno Joaco, tampoco hay que pedir demasiado. El plan de De Narváez no existe. Solo una serie de trucos marketineros de campaña como el mapa del Colo, tenerlo de asesor a Burzaco y otros empresarios de la seguridad o criticar a Stornelli y a Scioli como antes se criticaba a Arslanián y al disciplinado Solá. Que Macri crea en políticas y estrategias es una idea delirante y los panradicales han hablado toda la vida de las instituciones, el diálogo y el consenso y no van a cambiar ahora.

Polarizando, despolarizando, nacionalizando o provincializando. En cualquiera de esos terrenos podría darse esta pelea y creemos que el resultado sería bastante parecido.

8 comentarios:

rinconete dijo...

Hay algo tramposo en eso de presentar a Carrió y Cobos como gente que cultiva una idea ¨más institucional, moral y consensual de la política¨. Es un lugar común, no solo del pensador Morales Solá sino de gente no necesariamente afín a la pitonisa ni al vicepresidente opositor.

Carrió hace y deshace según su estado de ánimo, elije a dedo un nuevo referente económico, cambia de rumbo y cuando las papas queman en su organización y se le agigantan los enanos, inventa otra o intervene el distrito. No hay ninguna diferencia entre ese sistema y el de la mesa chica sin consenso que tanto se le critica a los K.

El vicepresidente opositor es una figura tan poco institucional que no hay en los paises que son comunmente utilizados como referencia por nuestros pensadores locales, nada que se le parezca (¿Alguien imagina a Joe Biden criticando los rescates de empresas decididos por Obama o a Fernandez de la Vega oponiéndose a la política antiterrorista de Zapatero, argumentando que no quieren defraudar a sus hijas o quien sea?)

Jose Barrita dijo...

Pintan mal, las cosas para el mi viejo...pintan mal.

Nunca más justas las palabras de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, no?

Ya se siente el climita de nervios en los medios que hasta hace unas semanas preparaban el brindis para el 28 a la noche. Tengamos calma.

Saludos

wal dijo...

Que problema que tienen!! Parece que no alcanza con marketing y frases vacias y ahora hay que aportar propuestas politicas...pero para eso no se prepararon porque no las tienen.

Sacalos que parece que se estan dando cuenta!!!

Pequeño Ser y Castor dijo...

Hoy extrañamente en la tapa de clarin pusieron una discusion entre michetti y macri....

Sera que ya apuestan a margarita como 2da, viendo que la banda de los tres jinetes del apocalipsis se manda una cagada atras de otra...

Si es asi, me parece que nos conviene.... si sacamos la ambulancia a pasear un rato...

Saludos, Mariano

CASPA DE MALDITOS dijo...

Van abriendo el paraguas. Esperaban día de sol y se les viene la tormenta

Marcelo Falak dijo...

Todo muy sugestivo, ¿no? ¿Cómo se va a evaluar el desempeño del pro peronismo el 29 de junio, en vista del despliegue impresionante de recursos que han hecho?

Andrés el Viejo dijo...

No tienen arraigo en una política realizable alternativa. La vuelta a los noventa es inviable, lo único que pueden balbucear son cambios dentro de la orientación general de la economía y la sociedad (siempre para empeorarla). ¿Qué más quiere Joaquín? No, che, no hablen de eso.
Saludos

Fabio dijo...

La pequeña Lulú debería ser más sincera y mandarse una columna titulada "Mi problema con Kirchner es que le tengo bronca".