miércoles, 6 de octubre de 2010

Pichetto y el 161



El jefe del bloque de senadores del FpV-PJ, Miguel Angel Pichetto difundió un comunicado acerca del fallo de la CSJN defendiendo la ley de cuya sanción fue uno de sus artífices y cuestionando el "caracter cautelar" de esta Justicia que avasalla al Congreso.


Además dice:


  • “El fallo deja sin sustancia la ley, y la Corte debería haber hecho lo mismo que ya hizo cuando debió resolver la cautelar del caso ‘Thomas, Enrique c/Estado Nacional s/amparo’; si bien la Corte dice que en este caso es diferente, lo cierto es que en ambas cautelares se pedía la nulidad de lo sancionado, con la única diferencia que en uno sobre la totalidad de la Ley, y en otra, sólo un artículo, que además es central para la norma”.
  • “La Corte convalida la medida cautelar que suspende la vigencia del artículo 161, pero sostiene que esto no afecta la aplicación general de la Ley. Este fallo impide la aplicación del artículo verdaderamente antimonopólico de la Ley, que es el que pone límites a la concentración monopólica en el sector de los medios de comunicación”.
  • “El plazo de un año para la desinversión –cuya suspensión ahora avala la Corte-, no es arbitrario, sino que está fundado en antecedentes claves, como el caso de Microsoft que, en Estados Unidos, tuvo el mismo plazo para desapoderarse de determinados bienes. En el caso de Argentina hay dos ejemplos: uno es la compra por parte de Petrobrás de la empresa Pecom, que también tuvo un año para desprenderse de Transener, y el de Brahma-Quilmes, que en el mismo período debió desprenderse de determinadas plantas envasadoras y embotelladoras en distintos puntos del país”.
El documento contrasta con la definición de ayer de Néstor Kirchner considerando al fallo "un paso adelante" aunque también dijo el presidente del PJ que hubiera preferido que la CSJN se expidiese en contra del amparo concedido a Clarín. Y aqui coincidimos con el Anarkoperonista que en este post dice:

Jurídicamente (el fallo) es razonable, políticamente es una turrada, ya que los tiempos políticos -y esto la Corte bien lo sabe- pocas veces coinciden con los plazos dispuestos por el Código Procesal. ¿Es el Fin del Mundo? No. Y poco sentido tendría profundizar hoy el enfrentamiento con la Corte Suprema por una cuestión que, por más que nos duela en el orgullo y se sienta como un cachetazo político, no debería consumir la agenda política oficialista al grado que alcanzamos los últimos meses.



4 comentarios:

El Observador Comprometido dijo...

Ingeniero, por favor basta de llorar sobre la leche derramda.
Si el fallo es juridicamente aceptable, su consideración política es una segunda lectura, pero no lo mas importante.
Por otra parte siempre se supo que esta Ley iba a tener una alto grado de litigiosidad, en parte por voluntad de los actores y porque la misma tenía falencias explotables.
Debemos acostumbrarnos a que la Corte es la ultima interprete de la Ley, y estaría bueno que nos allanaramos a ello.
Nunca hemos respetado la Ley. Siempre se han/ nos hemos cagado en toda norma y hemos amañado cortes adictas.
Esta es una gran oportunidad para hacer algo distinto, algo revolucionario para todos los argentinos: respetar la ley.
Quizas nos vaya un poco mejor que hasta ahora.

manuel el coronel dijo...

Coincido, era lo esperable, y considero que la ley tiene aspectos más importantes que el 161. La aplicación de la ley en su totalidad, sin este artículo, obliga a la desinversión, pues si no lo hiciera, osea, si el Monopolio no tuviera un perjuicio económico con el resto de los artículos, la ley fallaría en su espíritu-

Anónimo dijo...

El fallo era lo esperable. La Corte no iba a romper esa tradición referida a las cautelares. Lo que no tenemos que hacer es dejar de pelearla, hay que seguir diciendo lo que todos sabemos : ese artículo es fundamental para que no existan grupos con posición dominante en el mercado mediático (no solo Clorín, culaquier multimierdo). Así que adelante con los faroles muchachada, que la lucha por la desconcentracion y la pluralidad en los medios continua y faltan muchas batallas por dar.

Saludos,
JP

Anónimo dijo...

No quiero parecer arrogante, esbariyi, pero yo le avisé hace un año cuando la ley acababa de salir del horno que era mala en su redacción y que no soportaba el test de constitucionalidad.

Algunos creyeron que la providencia los iba a ayudar y que a pesar de los defectos la ley iba a caminar igual "porque la razón está de nuestro lado".

Y es suficientemente sabido que hasta las mejores causas (esta podría serlo si no estuviera inspirada en un rencor malsano de Néstor K contra su ex aliado Magnetto) se frustran cuando las lleva adelante los incapaces.

De algo sirvió de todas maneras: el próximo gobierno va a poder usarla para limitar el poder de Clarín.

saludos

lava